San­ti­llán de­nun­ció que hay “co­caí­na en la co­mi­sa­ria”

En un in­só­li­to men­sa­je en su cuen­ta de Fa­ce­book, di­jo que le sor­pren­de que los me­dios “ha­gan eco y di­fun­dan una in­ves­ti­ga­ción so­bre un de­li­to re­pu­dia­ble” de por­no­gra­fía in­fan­til y “na­da di­gan de las cau­sas de dro­ga”, ci­tan­do “en­tre ellas” a la de­pen­den­cia

La Voz del Pueblo - - PORTADA -

Una pu­bli­ca­ción en Fa­ce­book del in­ten­den­te de Adol­fo Gon­za­les Cha­ves por el Fren­te pa­ra la Vic­to­ria, Mar­ce­lo San­ti­llán, ge­ne­ró un fuer­te im­pac­to en la co­mu­ni­dad cha­ven­se, al ha­cer re­fe­ren­cia a la “co­caí­na en la co­mi­sa­ría lo­cal”, que per­te­ne­ce a la Po­li­cía Co­mu­nal de la cual es su je­fe, y acu­sar a la pren­sa de que “no di­gan na­da” en re­la­ción al te­ma, mien­tras se en­car­ga­ban de di­fun­dir “una in­ves­ti­ga­ción de un he­cho re­pu­dia­ble, co­mo es la por­no­gra­fía in­fan­til”.

Tam­bién el in­ten­den­te de Gon­za­les Cha­ves cues­tio­na­ba a los me­dios de no ha­blar tam­po­co de una pre­sun­ta “ame­na­za de muer­te que he re­ci­bi­do”.

Pos­te­rior­men­te San­ti­llán bo­rró es­ta pu­bli­ca­ción de su Fa­ce­book, lue­go de que tu­vie­ra una am­plia re­per­cu­sión en las re­des so­cia­les y con los más va­ria­dos co­men­ta­rios del ca­so, y fun­da­men­tal­men­te so­li­ci­tán­do­le que acla­re al res­pec­to an­te tan gra­ves de­nun­cias.

Tam­po­co San­ti­llán qui­so brin­dar de­cla­ra­ción al­gu­na a LA VOZ DEL PUE­BLO al ser re­que­ri­do pa­ra que ha­bla­ra de las de­nun­cias des­crip­tas, pe­ro aho­ra de­be­rá res­pon­der a un pe­di­do de acla­ra­ción de es­tos te­mas que a tra­vés del Con­ce­jo De­li­be­ran­te pre­sen­ta­ra el blo­que de con­ce­ja­les de la Unión Ve­ci­nal. so­li­ci­tud al De­par­ta­men­to Eje­cu­ti­vo de que “in­for­me al cuer­po en for­ma es­cri­ta “qué quie­re de­cir cuan­do ex­pre­sa pú­bli­ca­men­te en re­des so­cia­les pe­ro na­da di­gan so­bre cau­sas de dro­ga, en­tre ellas de la co­caí­na en la co­mi­sa­ría lo­cal”, en re­fe­ren­cia a los di­chos del in­ten­den­te San­ti­llán.

El ve­ci­na­lis­mo cha­ven­se fun­da­men­ta su pe­di­do de in­for­mes “vis­to la pu­bli­ca­ción rea­li­za­da el día 7 de no­viem­bre por el se­ñor Mar­ce­lo Eduardo San­ti­llán en su Fa­ce­book per­so­nal, y con­si­de­ran­do que di­cha per­so­na es tam­bién in­ten­den­te mu­ni­ci­pal en cum­pli­mien­to de su man­da­to y que nues­tra fuer­za de se­gu­ri­dad se en­cua­dra en lo que se co­no­ce co­mo Po­li­cía Co­mu­nal”, cu­yo “fun­cio­na­mien­to y de­más es­tán a car­go del mu­ni­ci­pio en to­do lo que la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res no cu­bre, que hay ex­pre­sio­nes que de­ben ser acla­ra­das, por la mag­ni­tud de las mis­mas”.

Con­si­de­ran ade­más en las ra­zo­nes por las cua­les el in­ten­den­te San­ti­llán de­be res­pon­der que “no se pue­den plan­tear li­bre­men­te du­das so­bre la po­li­cía lo­cal y de­jar­lo co­mo si fue­ran las ex­pre­sio­nes de un ve­cino co­mún, sin nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad de re­pre­sen­ta­ción”, co­mo así tam­bién alu­den a que “no es la pri­me­ra vez que el se­ñor in­ten­den­te plan­tea du­das so­bre el fla­ge­lo de dro­ga en nues­tra co­mu­ni­dad, co­mo lo hi­cie­ra en el ini­cio de las se­sio­nes or­di­na­rias de es­te cuer­po, y tam­bién en el dis­cur­so del 22 de agos­to en la fies­ta del aniversario lo­cal”.

Asi­mis­mo el blo­que de la Unión Ve­ci­nal sos­tu­vo que “es im­por­tan­te dis­tin­guir en­tre quien la ven­de y/o in­tro­du­ce la mis­ma (por la dro­ga) en nues­tro dis­tri­to y quien es un en­fer­mo, te­nien­do en cla­ro co­mo au­to­ri­da­des a quien de­be­mos de com­ba­tir”.

Aho­ra que­da es­pe­rar la res­pues­ta del in­ten­den­te San­ti­llán a es­te pe­di­do de in­for­mes an­te tan gra­ve acu­sa­ción, y so­bre la cual la co­mu­ni­dad cha­ven­se quie­re sa­ber de qué se tra­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.