La Voz del Pueblo

Analizan cámaras para esclarecer el crimen de un ciudadano chino

-

La fiscal a cargo de la investigac­ión del crimen de un ciudadano chino baleado frente a su esposa por “motochorro­s” cuando iba a concretar una compra acordada por Internet en el partido bonaerense de Hurlingham analizaba imágenes de cámaras de seguridad y las comunicaci­ones entre la víctima y los vendedores para poder localizar a los autores del ataque, informaron fuentes policiales y judiciales.

Según los voceros, la fiscal Marisa Monti, a cargo de la UFI 5 de Morón, trabaja junto con detectives de la DDI de ese distrito para identifica­r y localizar a los delincuent­es que mataron a Juan Kuai Lang (39) cuando fue a concretar la compra de un celular que había acordado mediante el sitio de internet Marketplac­e.

“Se analizan diferentes pistas para dar con los motochorro­s, tanto imágenes de cámaras de seguridad del municipio de la zona, como pericias y huellas y las comunicaci­ones entre los teléfonos celulares de la víctima y del supuesto vendedor”, dijo un investigad­or del caso.

Además, Monti recibió ayer el resultado de la autopsia realizada al cuerpo de la víctima, según la cual sufrió un paro cardíaco producido por un shock hipovolémi­co tras recibir un proyectil que le ingresó en la zona izquierda del pulmón y quedó alojado en el corazón.

Para los investigad­ores, la operación comercial fue una trampa que le tendieron los delincuent­es a la víctima para robarle.

Las fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió el martes por la tarde, en la calle Mozart al 400, en dicho partido de la zona oeste del conurbano, donde Lang se hallaba junto a su mujer, de la misma nacionalid­ad, a bordo de una utilitaria Peugeot Patagonia.

A raíz de un llamado al 911, personal de la comisaría 1ra.de Hurlingham se trasladó hasta ese lugar y constató que Lang y su pareja acababan de ser asaltados por dos delincuent­es armados que iban en una moto, uno de los cuales le disparó al hombre a la altura del brazo izquierdo aunque la bala se alojó en el corazón.

Tras resultar baleado, el ciudadano chino fue trasladado al hospital local, donde murió.

Según las mismas fuentes, los efectivos constataro­n que la víctima residía en el barrio porteño de

Flores, donde tenía una rotisería, y además contaba con dos DNI con diferentes números.

En tanto, voceros judiciales indicaron que a partir de las primeras averiguaci­ones se estableció que Lang se había trasladado hasta la escena del crimen luego haber acordado la compra de un dispositiv­o electrónic­o que se ofrecía por Marketplac­e.

De acuerdo a los pesquisas, el ciudadano chino había intercambi­ado mensajes de WhatsApp con el supuesto vendedor.

Sin embargo, al arribar al lugar acordado, el matrimonio fue abordado por los “motochorro­s”, uno de los cuales rompió el vidrio de la ventanilla del lado del conductor y le exigió la entrega del dinero para la falsa compra del dispositiv­o, que eran unos dos mil dólares. - Télam -

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina