Ma­ca­re­na Paz y el ba­lan­ce fi­nal de “100 días pa­ra enamo­rar­se”.

La ac­triz ce­le­bra el fin de su tra­ba­jo en la te­le­no­ve­la más vis­ta del año y con­fie­sa que de­jó de pla­near y que es­pe­ra lo que le lle­gue

Look - - SUMARIO - Por Ga­brie­la Bru­zos Pro­duc­ción: Patricia Mog­ni Fo­tos: Ser­gio Bian­chi

Ma­ca­re­na Paz, Ma­ca co­mo se lla­ma ella a sí mis­ma, re­co­no­ce que ter­mi­nó dos her­mo­sos años te­le­vi­si­vos. 2017, ha­cien­do a Tri­ni, la desopi­lan­te ca­ma­re­ra del ho­tel de “Las Es­tre­llas”. 2018, ha­bién­do­le pres­ta­do el cuer­po a Miss Ca­ta, la pro­fe­so­ra de in­glés de la es­cue­la de los hi­jos de las pa­re­jas de “Cien días pa­ra enamo­rar­se”, per­so­na­je que la de­sa­fió mu­cho.

-¿Có­mo vi­vis­te es­tos per­so­na­jes que te to­ca­ron?

-Fue­ron her­mo­sos y muy di­fe­ren­tes. Des­de sep­tiem­bre del año pa­sa­do, es­toy vi­vien­do un sue­ñi­to.

-¿Los dos te desafia­ron de la mis­ma ma­ne­ra?

-Con Tri­ni, el de­sa­fío fue que te­nía una per- so­na­li­dad muy mar­ca­da, era di­ver­ti­da, ex­cén­tri­ca, tu­ve que en­con­trar­le la for­ma de ha­blar y mo­ver­se. En cam­bio, Miss Ca­ta fue el per­so­na­je más na­tu­ral, real y ve­rí­di­co que hi­ce, pe­ro el de­sa­fío vino con las co­sas fuer­tes que le fue­ron pa­san­do, tu­ve que lle­var a la verdad ab­so­lu­ta sus sen­ti­mien­tos al tran­si­tar por un cán­cer de ma­ma y sen­tí la res­pon­sa­bi­li­dad de dar el men­sa­je co­rrec­to a la gen­te que vio el pro­gra­ma y que fue un mon­tón.

-Tal vez lo más com­pli­ca­do de la en­fer­me­dad era que­dar­se en el me­dio de al­go su­ma­men­te an­gus­tian­te o com­ple­ta­men­te re­la­ja­do. ¿Có­mo ba­lan­ceas­te eso?

-El per­so­na­je de­jó que ocu­rrie­ra to­do lo que nor­mal­men­te ocu­rre: es­tu­dios, ci­ru­gía, con­tro­les. Se an­gus­tió, la pa­só mal, tu­vo es­pe­ran­za, su­po pe­dir com­pa­ñía y con­sue­lo.

-No so­lo pa­só por un cán­cer, tam­bién por una se­pa­ra­ción de un ma­ri­do que se des­cu­brió ho­mo­se­xual. ¿Fue fuer­te eso?

-La verdad es que Ca­ta tu­vo que atra­ve­sar un mon­tón de si­tua­cio­nes: se­pa­ra­ción, abrir su men­te pa­ra en­ten­der eso que es­ta­ba pa­san­do que pa­ra una mu­jer no es fá­cil, tam­po­co pa­ra el hom­bre, y lo hi­zo con mu­cha adul­tez. Tam­po­co se tra­ta­ba de que apa­re­cie­ra co­mo una men­ti­ra, una re­la­ción que ha­bía es­con­di­do al­go, por eso ha­bía que mos­trar que era una tran­si­ción. Siem­pre di­go que Miss Ca­ta es mu­cho más ma­du­ra que Ma­ca.

-A tu fa­vor, po­de­mos de­cir que era do­cen­te.

-Por su­pues­to, y tam­bién más gran­de que yo.

-¿Con qué te que­das­te de es­te pro­gra­ma que se lle­vó to­do el ra­ting a ba­se de li­bre­tos sor­pre­si­vos y gran­des ac­tua­cio­nes y no de es­cán­da­los?

-Con que fue uno de los pro­gra­ma más abar­ca­ti­vos en cuan­to a te­mas que se vio en te­le­vi­sión, que fue­ron te­mas reales, que cru­zan a la so­cie­dad y con los que mu­chos se iden­ti­fi­ca­ron. Me pa­re­ce mag­ní­fi­co que la te­le­vi­sión em­pie­ce a ha­cer es­to. Tam­bién con el equi­po que siem­pre bus­có interpretar con mu­cha verdad. Hu­bo un cli­ma muy lin­do aden­tro y eso se tras­mi­tió.

-¿Ci­ne, tea­tro, te­vé: có­mo es tu agen­da 2019?

-El ci­ne es mi cuen­ta pen­dien­te, to­da­vía no hi­ce. Pe­ro en mi vi­da eso de agen­dar no pa­sa, me lle­ga to­do lo que no es­pe­ro, así que no pla­neo más.

-Es­tás de no­via con Ro­dri­go Pe­rez, el gui­ta­rris­ta de Ci­ro y los per­sas. ¿Qué re­la­ción te­nés con la mú­si­ca?

-Me en­can­ta can­tar, so­la, en ca­sa, con la gui­ta­rra. No sé si lo ha­go bien o mal, pe­ro lo dis­fru­to mu­chí­si­mo.

-¿Te ves ha­cien­do comedia mu­si­cal?

-Ten­dría que es­tu­diar mu­chí­si­mo pa­ra eso, no es un plan por aho­ra.

-¿Se­guís las ten­den­cias, te gus­ta ves­tir­te co­mo se usa?

-Me gus­ta sen­tir­me lin­da, bien, a ve­ces arre­gla­da, pe­ro no es­toy pen­dien­te de qué se usa o no. Me sien­to có­mo­da en ca­sa, ves­ti­da así no­más o yen­do a co­mer con mi no­vio, a un lu­gar tran­qui­lo, sin de­ma­sia­da pro­duc­ción.

-¿Tam­bién sos re­la­ja­da con los cui­da­dos?

-No, con ese te­ma, no tan­to. Me sa­co siem­pre el ma­qui­lla­je, me pon­go cre­ma an­tes de ir a dor­mir, me gus­tan mu­cho las cre­mas. Me cui­do el cu­tis es­pe­cial­men­te. Ha­go ac­ti­vi­dad fí­si­ca y me gus­ta ca­mi­nar con mis pe­rras.

-Ter­mi­nas­te de gra­bar, se aca­bó el año. ¿Dón­de te vas de va­ca­cio­nes?

-¡Ol­vi­da­te! Tam­po­co ten­go pla­nes pa­ra eso. Con mi no­vio so­mos así, ha­ce­mos lo que va sa­lien­do.

Sú­per ro­mán­ti­co ves­ti­do pa­ra ju­gar con trans­pa­ren­cias (Las Orei­ro), aros de plu­mas y san­da­lias con bri­llos (The Bag Belt). Mol­des 1 - Ves­ti­do - Ta­lle 44

El bri­llo del lú­rex, el es­co­te ca­che couer y el ta­jo atre­vi­do con­vier­ten a es­te di­se­ño ro­jo shoc­king es un must ha­ve (Las Pe­pas). San­da­lias nu­de (Via­mo).

Mol­de 4 - Ves­ti­do - Ta­lle 44

Atrac­ti­vo de fren­te y es­pal­da, el en­ca­je del cor­sa­ge le po­ne el pun­to más al­to a es­te ves­ti­do si­re­na (Las Orei­ro). Aros (Lu­na Gar­zón) y san­da­lias (The Bag Belt). Mol­de 6 Ves­ti­do Ta­lle 44

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.