Sal­ta, la per­la nor­te­ña

Con su ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial y sus há­bi­tos ca­da vez más cos­mo­po­li­tas, “La lin­da” se lu­ce con una es­ce­na cul­tu­ral vi­bran­te, naturaleza, los me­jo­res vi­nos y gas­tro­no­mía pa­ra dar­se el gus­to.

Los Andes - Rumbos - - GUSTOS -

Hu­bo un tiem­po, ha­cia la pri­me­ra mi­tad del si­glo XIX, en que Sal­ta obró co­mo pla­tó prin­ci­pal de las re­vuel­tas po­lí­ti­cas que ci­men­ta­ron el pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta crio­llo. Ta­pi­za­da de una en­can­ta­do­ra ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial, su con­di­ción de jo­ya de la co­ro­na per­du­ra en su con­fi­gu­ra­ción mo- der­na. Ade­más, lle­va ado­sa­do el pi­ro­po de la lin­da, tan­to en los im­pre­sos de tu­ris­mo co­mo en los li­bros de his­to­ria, ya que su nom­bre de­ri­va de sag­ta –“la muy her­mo­sa”, en lengua ay­ma­ra–, co­mo la bau­ti­za­ron sus pri­me­ros po­bla­do­res. Pa­ra atis­bar su he­ren­cia pa­tri­mo­nial, bas­ta re­ca­lar en la pla­za 9 de Ju­lio y sus aler­de­do­res. Pe­ro la ciu­dad no vi­ve só­lo de las ba­ta­llas del pa­sa­do y su pres­ti­gio an­ces­tral. Hoy re­lu­ce co­mo una ciu­dad de una es­ce­na cul­tu­ral vi­bran­te, con gas­tro­no­mía y vi­nos pa­ra po­ner­se las bo­tas, mu­seos pa­ra sa­car­se el som­bre­ro y siem­pre que se pue­da, re­in­ci­dir a gus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.