+ RE­GIO­NES

Los Andes - Rumbos - - GUSTOS -

NOR­TE + Las ra­mas del al­ga­rro­bo

En unos días, las ho­jas de los al­ga­rro­bos cae­rán y no po­dre­mos di­fe­ren­ciar una ra­ma ac­ti­va de una se­ca. Aho­ra, que aún se pue­de (ya que las vi­vas tie­nen ho­jas), sa­que las ra­mas se­cas que alo­jan lar­vas de ta­la­dri­llos y hue­vos de hor­mi­ga ne­gra. Así, cuan­do bro­ten en pri­ma­ve­ra, ca­re­ce­rán de pla­gas.

CEN­TRO + ¡Bul­bos a dor­mi­tar!

Las da­lias y los gla­dio­los ya se­ca­ron sus va­ras: sa­que los bul­bos del sue­lo, qui­te sus hi­jue­los pa­ra di­vi­dir­los y así po­drá te­ner más plan­tas el año pró­xi­mo. Guár­de­los has­ta la pri­ma­ve­ra en una ca­ja de car­tón. Y en el hue­co que que­dó en el lu­gar, de­po­si­te al­gu­nos pu­ña­dos de man­ti­llo o lom­bri­com­pues­to pa­ra re­po­ner lo que el bul­bo consumió de sue­lo.

PA­TA­GO­NIA + Amu­cha­das an­te el frío

Ale­je a las plan­tas de in­te­rior del ai­re se­co de las es­tu­fas o ca­le­fac­to­res. Si no se pue­de, co­ló­que­las jun­tas pa­ra for­mar un mi­cro­cli­ma y ro­cíe­las a dia­rio con agua a tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te. Re­cuer­de que las plan­tas que lla­ma­mos “de in­te­rior” co­rres­pon­den a cli­mas con mu­cha hu­me­dad am­bien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.