Mi li­ving, mi in­ver­na­de­ro

Ideas pa­ra hu­mi­difi­car el am­bien­te y que tus plan­tas no su­fran con la ca­le­fac­ción.

Los Andes - Rumbos - - GUSTOS -

Cuan­do aso­ma el frío, los ca­le­fac­to­res y es­tu­fas que co­men­za­mos a en­cen­der en nues­tras ca­sas se­can de­ma­sia­do los am­bien­tes, pro­vo­can­do su­fri­mien­to en las plan­tas de in­te­rior. Re­cor­de­mos que, en su ma­yo­ría, es­tas plan­tas son ori­gi­na­rias de sel­vas sub­tro­pi­ca­les, en don­de hay mu­cha hu­me­dad am­bien­te y la tem­pe­ra­tu­ra no es tan ele­va­da co­mo en una vi­vien­da. Pa­ra ha­cer más fa­vo­ra­ble la es­ta­día de es­tas es­pe­cies ve­ge­ta­les, en pri­mer lu­gar, re­co­mien­do re­du­cir el rie­go, ya que en es­ta épo­ca con­su­men po­ca agua y cre­cen me­nos aún. Ade­más, ale­je las plan­tas de los ca­le­fac­to­res y es­tu­fas, y ubí­que­las en aque­llos lu­ga­res don­de ten­gan bue­na lu­mi­no­si­dad, cer­ca de es­pe­jos o pa­re­des blan­cas que re­fle­jen la luz; y jún­te­las en gru­pos pa­ra ge­ne­rar un mi­cro­cli­ma hú­me­do. Tam­bién es bue­na idea po­ner en­tre ellas re­ci­pien­tes con gran­za o le­ca con agua, ya que és­ta se irá li­be­ran­do de a po­co y hu­mi­di­fi­ca­rá el ai­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.