Un ra­mo de flo­res na­tu­ra­les

Bue­nas ideas pa­ra que du­ren más y lle­nen tus rin­co­nes de aro­mas y co­lor.

Los Andes - Rumbos - - GUSTOS -

Si que­re­mos em­be­lle­cer nues­ta ca­sa con flo­res cor­ta­das, es bueno re­cor­dar al­gu­nas cues­tio­nes. Por ejem­plo, que la flor se­gui­rá vi­va y cre­cien­do aún sin raí­ces. Por eso, hay que fa­ci­li­tar­le la ab­sor­ción de agua con un cor­te obli­cuo en la ba­se de la va­ra, que au­men­te su su­per­fi­cie de in­ges­ta. Es bueno usar agua de llu­via o mi­ne­ral, y cam­biar­la ca­da dos días. Si es del gri­fo, agre­gar 30 go­tas de la­van­di­na y me­dia as­pi­ri­na. Evi­tar el sol di­rec­to y re­cor­tar 1 cm más la ba­se ca­da vez que se re­cam­bie. Qui­tar, fi­nal­men­te, to­da flor o ta­llo mus­tio.

TIPS PA­RA TO­DO EL PAÍS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.