La Ca­sa del Mi­gran­te

Los Andes - - Mendoza -

De­pen­dien­te de la Igle­sia y ubi­ca­da en Joa­quín V. Gon­zá­lez 450 de Do­rre­go, la Ca­sa del Mi­gran­te es un al­ber­gue con co­ci­na y co­me­dor pa­ra que -sin cos­to- los ex­tran­je­ros que es­tén vi­vien­do en si­tua­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad pue­dan te­ner un te­cho y un es­pa­cio pa­ra co­mer.

“Tie­ne sus nor­mas, ho­ra­rios de lle­ga­da y de sa­li­da. Ve­ni­mos en­tre las 19 y las 20 pa­ra co­ci­nar al­go -ca­da uno lle­va y pre­pa­ra su co­mi­da- y ce­na­mos en el co­me­dor. Pa­sa­mos la no­che en el al­ber­gue y por la ma­ña­na nos va­mos tem­prano. Al me­dio­día vol­ve­mos y, ti­po 14, ca­da uno vuel­ve a la ca­lle o a sus tra­ba­jos”, des­ta­có Bo­nal­de.

En el lu­gar se les da un té con le­che y pan o una tor­ti­ta al desa­yuno y por la no­che, se­gún la dis­po­ni­bi­li­dad.

“Ac­tual­men­te hay gen­te de Ve­ne­zue­la, Hai­tí, Bra­sil y Co­lom­bia. Es un es­pa­cio ameno y la con­vi­ven­cia es tran­qui­la. Si uno no tie­ne al­go, el otro lo com­par­te. To­dos los que es­ta­mos aquí te­ne­mos el mis­mo pro­ble­ma de ha­ber te­ni­do que ir­nos de nues­tro país y no te­ne­mos un tra­ba­jo es­ta­ble. Es­tá muy le­jos de ser un lu­gar de turismo”, sin­te­ti­zó la ve­ne­zo­la­na Ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.