Nue­vas mul­tas pa­ra em­pre­sas y co­mu­nas por da­ñar el ar­bo­la­do

Am­bien­te. El Gobierno dis­pu­so ac­tua­li­zar, lue­go de 26 años, los mon­tos de las san­cio­nes. El au­men­to es de 1.000% y el cas­ti­go se en­ca­re­ce mien­tras más an­ti­guo es el ár­bol. Los fren­tis­tas pre­fe­rían pa­gar an­tes que pe­dir au­to­ri­za­ción.

Los Andes - - Portada - Car­la Ro­ma­ne­llo cro­ma­ne­[email protected]­san­des.com.ar

En lo que va del año, el De­par­ta­men­to de Fo­res­ta­ción de la Se­cre­ta­ría de Am­bien­te ha ela­bo­ra­do más de 500 ac­tas por in­frin­gir la Ley de Ar­bo­la­do Pú­bli­co y en las úl­ti­mas ya han apli­ca­do la nue­va re­so­lu­ción que po­ne al día los mon­tos fi­ja­dos en 1992. En­tre las in­frac­cio­nes más co­mu­nes figura en pri­mer lu­gar la po­da clan­des­ti­na, lue­go apa­re­ce la erra­di­ca­ción to­tal y com­ple­tan el po­dio las le- sio­nes a los fo­res­ta­les, por ejem­plo con fue­go o al­gún lí­qui­do que se le co­lo­ca pa­ra da­ñar­los.

Ade­más de su­bir los va­lo­res de san­cio­nes ya es­ta­ble­ci­das pa­ra fren­tis­tas, se agre­ga­ron nue­vos cas­ti­gos eco­nó­mi­cos di­ri­gi­dos a mu­ni­ci­pa­li­da­des, en­tes gu­ber­na­men­ta­les y em­pre­sas. A és­tos se apun­ta por con­duc­tas fre­cuen­tes co­mo re­lle­nar o ta­par to­tal­men­te con ce­men­to el es- pa­cio que ro­dea a ca­da ejem­plar o bien no de­jar es­pa­cio sin hor­mi­gón en la cu­ne­ta de rie­go pa­ra que ten­gan con­tac­to di­rec­to con el agua.

Tam­bién se han de­fi­ni­do mul­tas por no se­guir el pro­to­co­lo dis­pues­to pa­ra la po­da y por no con­tar la cua­dri­lla con la pre­sen­cia de un in­ge­nie­ro agró­no­mo que su­per­vi­se las ta­reas re­la­cio­na­das con los ár­bo­les.

Los ár­bo­les me­jo­ran la ca­li­dad del ai­re, ayu­dan a re­gu­lar la tem­pe­ra­tu­ra del am­bien­te, re­du­cen los ries­gos de desas­tres na­tu­ra­les, son ho­gar de pe­que­ños ani­ma­les, ade­más de ser un pa­tri­mo­nio na­tu­ral y cul­tu­ral in­va­lua­ble pa­ra los men­do­ci­nos.

Sin em­bar­go has­ta el 12 de no­viem­bre pa­sa­do a quien erra­di­ca­ba ile­gal­men­te un fo­res­tal de 30 años le ca­bía una mul­ta de só­lo $1.200. Si­tua­ción que cam­bió a par­tir de esa fe­cha, a raíz de la Re­so­lu­ción 419/18 de la Se­cre­ta­ría de Am­bien­te de la Pro­vin­cia, que subió has­ta el 1.000% los va­lo­res de las in­frac­cio­nes por da­ñar el ar­bo­la­do pú­bli­co. Aho­ra el hi­po­té­ti­co res­pon­sa­ble del men­cio­na­do ca­so pa­sa­ría a pa­gar al­re­de­dor de $12.000 y más si el ár­bol es más an­ti­guo.

Des­de la Se­cre­ta­ría ex­pli­ca­ron que la nor­ma­ti­va que es­ta­ble­cía los va­lo­res de las san­cio­nes por in­frin­gir la Ley de Ar­bo­la­do Pú­bli­co era del año 1992, por lo que re­cién des­pués de 26 años se ac­tua­li­za­ron los mon­tos que de­ben pa­gar los in­frac­to­res. Ade­más se agre­ga­ron nue­vos cas­ti­gos eco­nó­mi­cos, prin­ci­pal­men­te di­ri­gi­dos a or­ga­ni­za­cio­nes co­mo mu­ni­ci­pa­li­da­des, en­tes gu­ber­na­men­ta­les y em­pre­sas.

So­le­dad Fal­cón, coor­di­na­do­ra del de­par­ta­men­to de Fo­res­ta­ción, se­ña­ló que an­tes de la ac­tua­li­za­ción de los pre­cios al fren­tis­ta le con­ve­nía más pa­gar la san­ción por ha­ber erra­di­ca­do un ár­bol que ha­cer el trá­mi­te co­rres­pon­dien­te pa­ra pe­dir que las au­to­ri­da­des lo hi­cie­ran. “Por eso sur­gió la idea de po­ner­nos en cam­pa­ña con la ac­tua­li­za­ción de mon­tos pa­ra fo­men­tar la con­cien­ti­za­ción y que a su vez due­la eco­nó­mi­ca­men­te el co­me­ter una in­frac­ción”, ex­pli­có.

An­tes la mul­ta mí­ni­ma por cor­tar un fo­res­tal era de $ 89,25 y la máxima $ 229,50, a lo que se le agre­ga­ba en­tre $ 1,28 y $ 33,15 por año de vi­da. Aho­ra es­tos va­lo­res pa­sa­ron a un mí­ni­mo de $ 892 a un má­xi­mo de $ 2.295 con un adi­cio­nal por año de vi­da del ár­bol des­de 2,80 a 331 pe­sos. Si­mi­la­res son los mon­tos pa­ra quie­nes reali­cen po­da aé­rea o ra­di­cu­lar sin au­to­ri­za­ción, así co­mo por la des­truc­ción par­cial o ro­tu­ra de raíz. Lo mis­mo que pa­ra quie­nes pro­vo­quen le­sio­nes no re­cu­pe­ra­bles en los ár­bo­les.

Ade­más se in­cor­po­ra­ron mul­tas por re­lle­nar, ce­men­tar o ta­par un ni­cho (es­pa­cio don­de se alo­ja un fo­res­tal), y no de­jar li­bre la ce­men­ta­ción en la ba­se de la cu­ne­ta de ries­go. “Es­to es­tá pen­sa­do prin­ci­pal- men­te pa­ra las em­pre­sas, en­tes es­ta­ta­les o mu­ni­ci­pa­li­da­des que ha­cen mal las obras y an­tes no te­nían san­ción”, pre­ci­só Fal­cón. Tam­bién in­cor­po­ra­ron un úl­ti­mo punto que san­cio­na por in­cum­plir los tra­ba­jos au­to­ri­za­dos pa­ra la po­da. “Cuan­do au­to­ri­za­mos una po­da pe­di­mos as­pec­tos a cum­plir co­mo, por ejem­plo, la de­sin­fec­ción he­rra­mien­tas cuan- do cor­tan un ár­bol en­fer­mo o que ha­ya un in­ge­nie­ro agró­no­mo en la cua­dri­lla”, de­ta­lló la coor­di­na­do­ra.

Las más co­mu­nes

En lo que va del año el De­par­ta­men­to de Fo­res­ta­ción ha ela­bo­ra­do más de 500 ac­tas por in­frin­gir la Ley de Ar­bo­la­do Pú­bli­co y en las úl­ti­mas ya han apli­ca­do la nue­va re­so­lu- ción de mon­tos. En­tre las in­frac­cio­nes más co­mu­nes figura en pri­mer lu­gar la po­da clan­des­ti­na. “Si bien es res­pon­sa­bi­li­dad del fren­tis­ta, el ár­bol no es de él por lo que no pue­de po­dar­lo cuan­do le pa­rez­ca”, re­mar­có Fal­cón. De to­das for­mas, mu­chas ve­ces por des­co­no­ci­mien­to, cuan­do una ra­ma les mo­les­ta de­ci­den cor­tar­la por su cuen­ta o pa­gar­le a al­guien pa­ra que lo ha­ga.

En se­gun­do lu­gar apa­re­ce la erra­di­ca­ción com­ple­ta del fo­res­tal. “Mu­chas ve­ces el fren­tis­ta pi­de au­to­ri­za­ción a la mu­ni­ci­pa­li­dad pa­ra sa­car un ár­bol, por ejem­plo, por le­van­ta­mien­to de ve­re­da y se le nie­ga por­que es­tá en buen es­ta­do y se le bus­ca otra solución, pe­ro la per­so­na lo sa­ca igual”, ex­pu­so la coor­di­na­do­ra.

Tam­bién son fre­cuen­tes las le­sio­nes a los fo­res­ta­les en los que se in­cu­rre cuan­do una per­so­na que­ma la plan­ta o le co­lo­ca al­gún lí­qui­do pa­ra da­ñar­la. "Se ve mu­cho tam­bién cuan­do le co­lo­can un cla­vo pa­ra col­gar la bol­sa de la ba­su­ra o le co­lo­can un car­tel, to­das son le­sio­nes que se le pro­vo­can al fo­res­tal", re­mar­có. An­te es­tas ac­cio­nes pa­ra la coor­di­na­do­ra es f\un­da­men­tal la con­cien­ti­za­ción y el com­pro­mi­so de to­dos pa­ra cui­dar el ar­bo­la­do pú­bli­co que pro- vee múl­ti­ples be­ne­fi­cios pa­ra to­dos los men­do­ci­nos.

Po­ca con­cien­cia so­bre el cui­da­do

Sal­va­dor Mi­ca­li, vi­ce­pre­si­den­te de la Co­mi­sión Ase­so­ra de De­fen­sa del Ar­bo­la­do Pú­bli­co de Men­do­za, ase­gu­ró que a pe­sar de la im­por­tan­cia de los fo­res­ta­les pa­ra la pro­vin­cia, los ha­bi­tan­tes no son cons­cien­tes de la ne­ce­si­dad de su cui­da­do.

“La gen­te no cui­da el ár­bol y tam­po­co hay su­fi­cien­te con­trol pa­ra que la gen­te lo ha­ga”, se la­men­tó. Se­gún su vi­sión, des­de la Se­cre­ta­ría no tie­nen su­fi­cien­tes ins­pec­to­res pa­ra abar­car to­da la pro­vin­cia y las mu­ni­ci­pa­li­da­des no se abo­can de­ma­sia­do al te­ma. “Te­ne­mos que en­con­trar la ma­ne­ra de que ha­ya un ma­yor con­trol”, so­li­ci­tó.

Co­mo ex­per­to se mos­tró a fa­vor de la ac­tua­li­za­ción de los va­lo­res de las mul­tas por in­cum­plir la ley, pe­ro hi­zo hin­ca­pié en que los mon­tos que­den fi­ja­dos con al­gún in­di­ca­dor que no sean los pe­sos ar­gen­ti­nos, ya que por la in­fla­ción rá­pi­da­men­te que­dan desac­tua­li­za­dos.

Pa­ra Mi­ca­li, el ma­yor pro­ble­ma del ar­bo­la­do aho­ra es la fal­ta de gestión con el agua, ya que mu­chos fo­res­ta­les su­fren es­trés hí­dri­co. “El asun­to de la po­da tam­bién es te­rri­ble, el par­ti­cu­lar no de­be po­dar, ade­más só­lo es ne­ce­sa­ria la po­da de for­ma­ción du­ran­te los pri­me­ros tres años, des­pués no es ne­ce­sa­rio”, se­ña­ló.

Aun­que el fren­tis­ta es res­pon­sa­ble del ár­bol, no es su due­ño, y por eso no pue­de ha­cer con él lo que le pa­rez­ca, ex­pli­can en el De­par­ta­men­to de Fo­res­ta­ción.

PA­TRI­CIO CANEO / LOS AN­DES

ATEN­CIÓN CON LAS MUL­TAS. Con es­te nue­vo re­gla­men­to, pre­ten­den que las san­cio­nes des­alien­ten los da­ños que sue­len re­ci­bir los ár­bo­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.