Una bur­da imi­ta­ción

Los Andes - - Mendoza -

Hay una cla­ra in­ten­ción de Bue­nos Ai­res en co­piar­nos. Al pa­re­cer Men­do­za es sig­ni­fi­ca­ti­va pa­ra ellos y quie­ren pa­re­cer­se lo má­xi­mo po­si­ble a lo que so­mos, a lo que te­ne­mos.

Se­gún me han in­for­ma­do en la Sie­rra de la Ven­ta­na es­tán acu­mu­lan­do pie­dras pa­ra ha­cer un ce­rro co­mo el Acon­ca­gua, así re­ci­ben más tu­ris­tas que quie­ran ir a ras­par­le la pan­za al cie­lo.

Tam­bién en la cos­ta del Río de la Pla­ta pien­san ha­cer una pla­yi­ta co­mo la de Lu­ján ten­dien­te a con­te­ner a los tu­ris­tas que sue­len ele­gir las are­nas de la Cos­ta Atlán­ti­ca.

Del mis­mo mo­do exis­te la idea de edi­fi­car un vol­cán en la la­gu­na de Chas­co­mús pa­ra que se pa­rez­ca, lo má­xi­mo po­si­ble, a la fan­tás­ti­ca la­gu­na del Dia­man­te, que es­tá en el de­par­ta­men­to de San­ta Ro­sa y ra­ra vez la vi­si­tan los men­do­ci­nos.

Ha­ce po­co han des­cu­bier­to fó­si­les en el sur de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res que tie­nen si­mi­li­tu­des con los fó­si­les que ha­ce tiem­po ve­ni­mos des- cu­brien­do no­so­tros en el de­par­ta­men­to de Ma­lar­güe. Fó­si­les de ani­ma­les ya muer­tos, la­men­ta­ble­men­te. Una imi­ta­ción más.

Es pro­ba­ble que adop­ten la sies­ta. Es­ta cos­tum­bre tan arrai­ga­da en­tre los men­do­ci­nos pue­de se­du­cir a los por­te­ños y es pro­ba­ble que no pa­se mu­cho tiem­po has­ta que se aca­be el ho­ra­rio co­rri­do en los co­mer­cios de la Ca­pi­tal Fe­de­ral.

Otro as­pec­to que los se­du­ce es el te­ma de las ace­quias: pue­den co­lo­car­las en los lu­ga­res de Bue­nos Ai­res que se anegan an­te cual­quier cha­pa­rrón. Y son mu­chos.

Hu­bo ya un in­ten­to de ela­bo­rar vino en al­gu­nas zo­nas de la pri­me­ra pro­vin­cia del país y eso es una co­pia des­ca­ra­da de lo que cons­ti­tu­ye nues­tra sub­sis­ten­cia. Por for­tu­na has­ta aho­ra no han te­ni­do mu­cho éxi­to.

Y aho­ra, ha­ce días no­más, se pro­du­jo un tem­blor en una zo­na pri­va­da de Esteban Eche­ve­rría, cer­ca, muy cer­ca de la Ca­pi­tal. Es­to es una co­pia des­ca­ra­da de nues­tras ca­rac­te­rís­ti­cas. Bue­nos Ai­res no es una zo­na que es­té exen­ta de sis­mos, pe­ro ha­ce una pun­ta de años que no ocu­rría al­guno. Hay quien di­ce que fue un in­ten­to del gobierno ar­gen­tino pa­ra im­pre­sio­nar a los man­da­ta­rios de to­do el mun­do que es­ta­ban par­ti­ci­pan­do del G 20, pa­ra que en vez de re­cor­dar el tem­blor que ocu­rrió en al par­ti­do Bo­ca-Ri­ver, se lle- ven en su me­mo­ria un tem­blor au­tén­ti­co, te­lú­ri­co y to­do.

Los tem­blo­res son pro­pie­dad de no­so­tros, de es­ta zo­na, y me pa­re­ce un atre­vi­mien­to muy no­to­rio tra­tar de emu­lar­nos en es­te as­pec­to. Es en Men­do­za don­de ocu­rren y te­ne­mos los men­do­ci­nos una cul­tu­ra sís­mi­ca to­tal­men­te des­co­no­ci­da en Bue­nos Ai­res. Apa­re­ce, al me­nos co­mo aven­tu­ra­do.

La cues­tión es que hay co- mo una in­fluen­cia cla­ra de Men­do­za en los que es­tá ocu­rrien­do en nues­tra pro­vin­cia ma­yor, aho­ra so­lo fal­ta que ha­gan la Fies­ta de la Ven­di­mia de la So­ja, y que a cual­quier vien­to que so­ple con al­go de ca­len­tu­ra se lo em­pa­ren­te con el zon­da. Fal­ta­ría eso.

Po­drían co­piar­nos la ca­pa­ci­dad de or­ga­ni­zar fi­na­les de fút­bol ya que ellos pa­re­cen no saber ha­cer­lo. Aquí se ju­gó un par­ti­do tras­cen­den­tal en­tre Bo­ca y Ri­ver y la co­sa no tra­jo in­con­ve­nien­te al­guno. Pue­da ser que apren­dan.

Eso sí que no se atre­van a imi­tar la Vir­gen de la Ca­rro­di­lla por­que no la tie­nen y tam­po­co las em­pa­na­das po­to pa' fue­ra de esas que cho­rrian. Que in­ten­ten co­piar el trán­si­to des­pe­lo­ta­do que hay en Men­do­za, va­mos a ver si lo lo­gran.

En Bue­nos Ai­res quie­ren co­piar­nos. Es pro­ba­ble que adop­ten la sies­ta. Los pue­de se­du­cir.

Jor­ge So­sa Es­pe­cial pa­ra Los An­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.