El va­lor del agua y la ne­ce­si­dad de eco­no­mi­zar­la

Los Andes - - Opinión - Ro­ber­to Ma­rio Ro­mano Ar­qui­tec­to-Pos­gra­do en Desa­rro­llo Sus­ten­ta­ble

El agua ha si­do de in­te­rés de­bi­do al pa­pel vi­tal que es­te re­cur­so jue­ga en la vi­da hu­ma­na y su cre­cien­te es­ca­sez pa­ra abas­te­cer los ser­vi­cios re­que­ri­dos. El aho­rro del lí­qui­do po­ta­ble en el ho­gar es fun­da­men­tal pa­ra eco­no­mi­zar­lo en cual­quier co­mu­ni­dad, so­bre to­do en zo­nas don­de el ser­vi­cio o su­mi­nis­tro pú­bli­co del re­cur­so sue­le ser cos­to­so y al­gu­nas ve­ces irre­gu­lar.

En lu­gar de uti­li­zar agua po­ta­ble de con­su­mo pú­bli­co, ac­tual­men­te se es­tá re­uti­li­zan­do aguas re­si­dua­les tra­ta­das, con una can­ti­dad sa­ni­ta­ria y es­té­ti­ca si­mi­lar a la del lí­qui­do de abas­te­ci­mien­to. Apar­te de ago­tar to­dos los re­cur­sos tec­no­ló­gi­cos al al- can­ce pa­ra dis­mi­nuir el uso de es­te ele­men­to en el ho­gar y en las ac­ti­vi­da­des co­mer­cia­les e in­dus­tria­les, es ne­ce­sa­rio pen­sar en es­que­mas que per­mi­tan el buen uso del sue­lo en las ciu­da­des, es de­cir, re­uti­li­zar el agua que de otras ma­ne­ras se con­ver­ti­ría en agua re­si­dual, tan­tas ve­ces co­mo sea po­si­ble me­dian­te tra­ta­mien­tos ade­cua­dos.

Con es­tos es­que­mas, que no son nue­vos pe­ro que has­ta aho­ra han si­do ape­nas in­ci­pien­tes, se po­dría uti­li­zar agua de me­nor ca­li­dad en ac­ti­vi­da­des que así lo per­mi­tan y con ellos li­be­rar la de al­ta ca­li­dad só­lo pa­ra con­su­mo hu­mano u otros usos es­pe­cia­li­za­dos.

Reu­ti­li­za­ción

Las aguas re­si­dua­les, prin­ci­pal­men­te las do­més­ti­cas se pue­den sub­di­vi­dir en ne­gras ( pro­ce­den­tes de los inodo­ros, con ma­te­ria fe­cal) y aguas gri- ses (pro­ce­den­tes de la­va­dos en ge­ne­ral co­mo: co­ci­na, la­va­ma­nos, du­chas, con­te­nien­do de­ter­gen­tes, res­tos de ali­men­tos, ma­te­ria or­gá­ni­ca y otros con­ta­mi­nan­tes.) Por lo tan­to se pro- pone im­ple­men­tar un sis­te­ma de reu­ti­li­za­ción de aguas re­si­dua­les do­més­ti­cas, don­de el agua ge­ne­ra­da de du­chas, la­va­ma­nos y la­va­tras­tos sir­van pa­ra abas­te­cer el tan­que del inodo- ro y el agua ge­ne­ra­da de los inodo­ros sea em­plea­da pa­ra un sis­te­ma de rie­go sub­te­rrá­neo en to­dos los jar­di­nes, en to­do lo an­te­rior de for­ma con­tro­la­da y se­gu­ra.

El agua con­su­mi­da por du­chas, la­va­ma­nos, la­va­tras­tos y la­va­do­ras es ca­na­li­za­da has­ta el de­pó­si­to de aguas gri­ses, si­tua­do en el lu­gar más idó­neo de la casa. Cuan­do ac­cio­na­mos el dis­po­si­ti­vo de des­car­ga de los tan­ques de los inodo­ros y se des­car­ga és­ta, la bom­ba que lle­va in­cor­po­ra­da el de­pó­si­to acu­mu­la­dor im­pul­sa las aguas gri­ses pa­ra vol­ver a car­gar los tan­ques de los inodo­ros.

Ga­ran­ti­zar pro­ce­di­mien­tos

Las aguas ne­gras pro­ce­den­tes de inodo­ros son con­du­ci­das a una fo­sa sép­ti­ca, pa­ra lue­go pa­sar a un sis­te­ma de rie­go sub­te­rrá­neo en el área de jar­di­ne­ría, con tu­be­rías per­fo­ra­das que se en­tie­rran en el sue­lo a una de­ter­mi­na­da pro­fun­di­dad crean­do un rie­go por go­teo cons­tan­te.

Al mo­men­to de im­ple­men­tar es­te ti­po de sis­te­mas se de­be de cum­plir la for­ma de ope­ra­ción y man­te­ni­mien­to pre­sen­ta­do pa­ra ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma y a cor­to pla­zo no ge­ne­rar ma­yo­res pro­ble­mas.

La gra­ve­dad de no to­mar con se­rie­dad la pro­ble­má­ti­ca de es­te bien im­pres­cin­di­ble com­pro­me­te ca­da vez más el ser­vi­cio del agua po­ta­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.