Juan Jo­sé So­brino, di­rec­tor de Eve­ris en Men­do­za, ha­bló so­bre el fu­tu­ro del soft­wa­re.

El re­fe­ren­te de la em­pre­sa de soft­wa­re ha­bló so­bre el im­pac­to de la de­va­lua­ción, la car­ga tri­bu­ta­ria y el es­ce­na­rio eco­nó­mi­co pa­ra el fu­tu­ro.

Los Andes - - Economía - San­dra Con­te scon­[email protected]­san­des.com.ar

Ma­ña­na em­pe­za­rán a tra­ba­jar en la ofi­ci­na lo­cal de Eve­ris, ubi­ca­da en el Po­lo TIC, ocho nue­vas per­so­nas, tres es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios, pa­ra su­mar­se a las pri­me­ras cin­co, que fue­ron la pun­ta de lan­za del des­em­bar­co de la em­pre­sa en la pro­vin­cia. Juan Jo­sé So­brino, el res­pon­sa­ble de la se­de men­do­ci­na, ex­pli­ca que, si la co­yun­tu­ra re­sul­ta fa­vo­ra­ble, es­pe­ran lle­gar a los 50 em­plea­dos pa­ra fin de año. Por el mo­men­to, ofre­cen ser­vi­cios pa­ra el sec­tor sa­lud, pe­ro el pro­yec­to apun­ta a ha­cer desa­rro­llos pro­pios.

-¿Có­mo ha avan­za­do la ins­ta­la­ción de la em­pre­sa en la pro­vin­cia?

-Des­de agos­to del año pa­sa­do te­ne­mos to­da una plan­ta en el edi­fi­cio prin­ci­pal del Par­que TIC, que es­tá di­vi­di­da en dos alas. Una, des­ti­na­da a desa­rro­llo, que tie­ne lu­gar pa­ra 50 pues­tos de tra­ba­jo, y otra que tie­ne una sa­la de reunio­nes y un es­pa­cio de crea­ti­vi­dad y es­par­ci­mien­to, con un con­cep­to ac­tual y mo­derno.

So­bre la can­ti­dad de per­so­nas, hoy es­ta­mos tra­ba­jan­do cin­co, pe­ro es­te lu­nes in­gre­san ocho per­so­nas más y el plan a cor­to pla­zo es que, en los pró­xi- mos dos me­ses, lle­gue­mos a ser 20 o 25.

-Des­de que anun­cia­ron que Eve­ris lle­ga­ba a Men­do­za la eco­no­mía dio al­gu­nas sor­pre­sas, ¿en qué los ha be­ne­fi­cia­do y com­pli­ca­do la co­yun­tu­ra?

-Ha­ce un par de años de­ci­di­mos rea­li­zar in­ver­sio­nes en Men­do­za. En ese mo­men­to, te­nía­mos la pre­vi­sión de lle­gar a las 900 per­so­nas con­tra­ta­das en cin­co años. Es­to es­tá en re­vi­sión. No la de­ci­sión de es­tar en Ar­gen­ti­na, sino los pla­zos. La si­tua­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca pue­de pa­re­cer ven­ta­jo­sa por­que la in­fraes- truc­tu­ra y la con­tra­ta­ción de re­cur­sos hu­ma­nos re­sul­tan más eco­nó­mi­cos en eu­ros, pe­ro el di­rec­to­rio de Eve­ris es ja­po­nés y cual­quier dis­tor­sión en la pla­ni­fi­ca­ción es com­ple­ja.

-¿Por qué?

-Por­que aun­que a otras com­pa­ñías del sec­tor la de­va­lua­ción les ha­ya ve­ni­do bien, pa­ra el di­rec­to­rio en To­kio el cam­bio de las pre­vi­sio­nes de un pre­su­pues­to es un pro­ble­ma. Nos ha sig­ni­fi­ca­do te­ner que dar mu­chí­si­mas ex­pli­ca­cio­nes y ra­len­ti­za los pla­nes, por­que ellos ne­ce­si­tan sa­ber no có­mo va a ter­mi­nar el año, sino có­mo se­rán los pró­xi­mos cin­co.

En ex­pe­rien­cias pre­vias me to­có tra­ba­jar en nues­tro país pe­ro pa­ra mul­ti­na­cio­na­les nor­te­ame­ri­ca­nas y es tre­men­da­men­te com­ple­jo in­ten­tar que en­tien­dan el con­tex­to en el que vi­vi­mos. Los ja­po­ne­ses son in­clu­si­ve más es­truc­tu­ra­dos que los nor­te­ame­ri­ca­nos y hay mu­chas co­sas que, por más es­fuer­zo que ha­gan, son di­fí­ci­les de en­ten­der.

-¿Qué opi­na de la apli­ca­ción de re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios del co­no­ci­mien­to?

-Uno de los pun­tos cla­ve de es­te pro­yec­to es la ex­por­ta­ción, no tan­to de ser­vi­cios co­mo de ac­ti­vos tec­no­ló­gi­cos. Si bien es­ta lí­nea se man­tie­ne, des­de el di­rec­to­rio han de­ci­di­do es­pe­rar a que se es­ta­bi­li­ce el país an­tes de en­viar­nos ac­ti­vos tec­no­ló­gi­cos pa­ra su desa­rro­llo. Se ha em­pe­za­do con los ser­vi­cios pa­ra el mer­ca­do in­terno pe­ro no pa­ra ex­por­tar. No po­de­mos de­cir­les cuál va a ser la in­ver­sión fi­nal que se ne­ce­si­ta pa­ra desa­rro­llar es­to. Es casi im­po­si­ble.

-¿Qué pro­yec­tos desa­rro­lla­rán en es­ta eta­pa ini­cial?

-Es­ta­mos prio­ri­zan­do ser­vi­cios in­ter­nos, por­que es una ofi­ci­na nue­va. De to­dos mo­dos, ya se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra traer pro­yec­tos que tie­nen que ver con el ám­bi­to de la sa­lud, pen­sa­dos pa­ra la ex­por­ta­ción. Son ac­ti­vos que ya es­tán desa­rro­lla­dos y es­tán sien­do evo­lu­cio­na­dos. Va a tar­dar un po­co más que lle­guen los ac­ti­vos com­ple­ta­men­te nue­vos que que­re­mos desa­rro­llar des­de Men­do­za.

La idea es que la ofi­ci­na en la pro­vin­cia sea un cen­tro de ex­ce­len­cia en tec­no­lo­gía in­no­va­do­ra, re­la­cio­na­da con el ac­ti­vo sa­lud, que es un pro­duc­to muy só­li­do y pro­ba­do den­tro de Eve­ris y lo es­ta­mos im­ple­men­tan­do en dos pro­yec­tos gran­des en el in­te­rior del país, en San­ta Fe y en Cór­do­ba. Adi­cio­nal­men­te, nues­tro ver­da­de­ro ob­je­ti­vo es ser pro­vee­do­res de soluciones in­no­va­do­ras en tec­no­lo­gía di­gi­tal de avan­za­da, co­mo smart cities, la In­ter­net de las co­sas y desa­rro­llos mó­vi­les.

-¿Cuál es el per­fil de quie­nes tra­ba­jan hoy en la em-

pre­sa en Men­do­za?

-La com­po­si­ción de es­te gru­po ini­cial es va­ria­da y 50% son es­tu­dian­tes. Eve­ris tie­ne un pro­gra­ma que bus­ca cap­tar a jó­ve­nes que re­cién se re­ci­ben o es­tán en el úl­ti­mo tra­mo de su ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria y les ofre­ce tra­ba­jar co­mo un em­plea­do pro­fe­sio­nal pe­ro con una jor­na­da re­du­ci­da, por­que se apun­ta a que com­ple­ten sus es­tu­dios, y los ca­pa­ci­ta. Son egre­sa­dos de ca­rre­ras afi­nes a la tec­no­lo­gía, co­mo In­ge­nie­ría en Sis­te­mas, Elec­tró­ni­ca y Pro­gra­ma­ción.

El res­to so­mos pro­fe­sio­na­les que ya tie­nen experiencia en com­pa­ñías si­mi­la­res y en pro­yec­tos tec­no­ló­gi­cos. Los chi­cos se van a po­der apo­yar en no­so­tros pa­ra in­te­grar­se al ám­bi­to la­bo­ral.

-¿Cuál cree que se­rá el con­tex­to pa­ra el sec­tor en 2019?

-So­mos muy op­ti­mis­tas res­pec­to del eco­sis­te­ma de Men­do­za, por­que se ha ge­ne­ra­do des­de ha­ce un tiem­po una si­ner­gia en­tre el sec­tor pri­va­do, el pú­bli­co y la uni­ver­si­dad en lo que tie­ne que ver con las ini­cia­ti­vas di­gi­ta­les. Si las con­di­cio­nes no va­rían de­ma­sia­do, va­mos a te­ner una con­ti­nui­dad en el me­diano pla­zo de lo que ve­nía­mos ha­cien­do. Men­do­za es una pro­vin­cia ex­tra­ña­men­te es­ta­ble den­tro del pa­no­ra­ma na­cio­nal, que nos pone en guar­dia de lo que pue­da pa­sar en los pró­xi­mos me­ses.

GENTILEZA

NE­GO­CIOS. La suba del dó­lar fa­vo­re­ce a la em­pre­sa, pe­ro pro­vo­có pro­ble­mas con la casa ma­triz de Ja­pón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.