Cor­tan gas a la úni­ca es­ta­ción de GNC de Ma­lar­güe

Eco­gas in­te­rrum­pió el su­mi­nis­tro a la úni­ca es­ta­ción de ser­vi­cio que lo ven­de. Es­to se de­be a que el pro­duc­to que en­tre­gan las pe­tro­le­ras no cumple con las nor­mas de ca­li­dad.

Los Andes - - Portada - COM­BUS­TI­BLES

En la tie­rra don­de se pro­du­ce gas, se que­da­ron sin GNC. Eco­gas no­ti­fi­có a la úni­ca es­ta­ción de ser­vi­cio que lo ven­de en Ma­lar­güe que cor­tó el ser­vi­cio de ma­ne­ra per­ma­nen­te. El ar­gu­men­to es que la pe­tro­le­ra no le en­tre­ga gas na­tu­ral se­gún las nor­mas de ca­li­dad exi­gi­das por Enar­gas.

Hay un vie­jo re­frán que di­ce: “en casa de he­rre­ro cu­chi­llo de pa­lo”. Es lo que vi­ven por es­to días los ve­ci­nos de Ma­lar­güe. En la tie­rra don­de se pro­du­ce gas, in­creí­ble­men­te se que­da­ron sin GNC.

Eco­gas no­ti­fi­có a la úni­ca es­ta­ción ex­pen­de­do­ra de GNC en el de­par­ta­men­to su­re­ño que cor­tó el ser­vi­cio de ma­ne­ra per­ma­nen­te. El ar­gu­men­to es que la pe­tro­le­ra no le en­tre­ga gas na­tu­ral se­gún las nor­mas de ca­li­dad que exi­ge en En­te Na­cio­nal Re­gu­la­dor del Gas (Enar­gas).

La me­di­da, que co­men­zó a re­gir el lu­nes, pu­so en aprie­tos a los pro­pie­ta­rios de Ser­vi­cen­tro Ma­lar­güe S. A. y co­rren ries­go los pues­tos de tra­ba­jo de los cua­tro em­plea­dos de la fir­ma.

Me­dian­te una no­ta, fe­cha­da el 31 de di­ciem­bre, Eco­gas no­ti­fi­có a los pro­pie­ta­rios de la úni­ca es­ta­ción de car­ga de GNC de Ma­lar­güe el corte del su­mi­nis­tro de gas.

Se­gún la em­pre­sa dis­tri­bui­do­ra “a pe­sar de los reite­ra­dos pe­di­dos y ges­tio­nes, Pe­tro­le­ra el Tré­bol S. A. si­gue sin ade­cuar a los pa­rá­me­tros de ca­li­dad es­ta­ble­ci­dos y re­que­ri­dos por Enar­gas en la Nor­ma Ar­gen­ti­na del Gas, el gas na­tu­ral que re­quie­re la es­ta­ción pa­ra ser co­mer­cia­li­za­do”.

“Co­mo con­se­cuen­cia de la si­tua­ción ex­pues­ta y por im­pe­rio del Mar­co Re­gu­la­to­rio a la ac­ti­vi­dad, es­ta li­cen­cia­ta­ria se ve obli­ga­da a pro­ce­der al corte del ser­vi­cio de gas na­tu­ral a la es­ta­ción de car­ga, a par­tir del 7 de fe­bre­ro del co­rrien­te año”, di­ce la mi­si­va.

La no­ti­cia ca­yó co­mo una bom­ba en la em­pre­sa ma­lar­güi­na y si bien mo­vie­ron cie­lo y tie­rra pa­ra re­ver­tir­la, las ges­tio­nes no han lle­ga­do a buen puer­to.

“Eco­gas nos co­mu­ni­có el ce­se de­fi­ni­ti­vo de la pro­vi­sión de gas na­tu­ral pa­ra Ma­lar­güe, por­que el gas que se nos es­ta­ba man­dan­do, que es el mis­mo de siem­pre, no con­di­ce con el me­dio am­bien­te”, di­jo a Los An­des Ar­nal­do Bu­jal­dón de Ser­vi­cen­tro Ma­lar­güe S.A.

“No­so­tros he­mos te­ni­do co­mu­ni­ca­ción con el in­ten­den­te y con el sub­se­cre­ta­rio de Ener­gía de la pro­vin­cia (Emilio Gui­ña­zú) pa­ra bus­car al­gu­na solución, es­ta­mos a la es­pe­ra de que se pue­da ha­cer al­go. Hoy no po­de­mos ha­cer na­da, nos han cor­ta­do la vál­vu­la de in­gre­so de GNC. Se ha des­pre­su­ri­za­do la es­ta­ción por­que no po­de­mos te­ner gas al­ma­ce­na­do y nos han di­cho que van a pro­ce­der a des­pre­su­ri­zar el ga­so­duc­to de Ce­rro Mo­llar”, agre­gó el em­pre­sa­rio.

La es­ta­ción de car­ga de GNC es­tá ha­bi­li­ta­da desde 1996 y lle­gó a ven­der más de 5.000 me­tros cú­bi­cos de com­bus­ti­ble por día. Cuan­do el ya­ci­mien­to Ce­rro Mo­llar em­pe­zó a dis­mi­nuir su cau­dal (en el 2000) y gran par­te de la ciu­dad su­re­ña co­men­zó a con­su­mir GLP por las mis­mas ca­ñe­rías que re­ci­bía el gran na­tu­ral, a la fir­ma se le pu­so un má­xi­mo de co­mer­cia­li­za­ción de al­re­de­dor de 1.200 me­tros cú­bi­cos por jor­na­da.

Con es­ta me­di­da se ven per­ju­di­ca­dos cerca de 500 usua­rios ma­lar­güi­nos, más los vi­si­tan­tes, que en es­ta épo­ca del año se in­cre­men­tan por las va­ca­cio­nes.

“He­mos es­ta­do ven­dien­do en­tre 700 y 1.200 me­tros cú­bi­cos de gas por día, man­te­nien­do abier­to cua­tro horas dia­rias pa­ra po­der com­pri­mir el gas, co­la­bo­ran­do so­cial­men­te con la gen­te de Ma­lar­güe. La es­ta­ción con­ta­ba con per­so­nal las 24 horas por una cues­tión de man­te­ni­mien­to. Aho­ra te­ne­mos que re­plan­tear­nos em­pre­sa­rial­men­te qué de­ci­sión to­ma­mos. Si no te­ne­mos la ma­te­ria pri­ma es di­fí­cil se­guir. Vamos a con­ti­nuar lu­chan­do pa­ra que Ma­lar­güe ten­ga gas na­tu­ral por­que es un de­par­ta­men­to pro­duc­tor de gas y pe­tró­leo”, sos­tu­vo Bu­jal­dón.

Bron­ca con­te­ni­da

La me­di­da ca­yó co­mo un bal­de de agua fría en la co­mu­ni­dad en ge­ne­ral y en par­ti­cu­lar en los usua­rios de GNC.

“Hoy es un día muy triste pa­ra los ma­lar­güi­nos y pa­ra la gran fa­mi­lia de usua­rios de GNC. Ha­ce más de seis años que ve­ni­mos in­sis­tien­do con es­te te­ma del gas. El Con­ce­jo De­li­be­ran­te de­cla­ró al de­par­ta­men­to en es­ta­do de emer­gen­cia del gas, pe­ro no tu­vo nin­gún ti­po de re­per­cu­sión en la pro­vin­cia y en la Na­ción. So­mos pro­duc­to­res de gas y pe­tró­leo y es­ta me­di­da per­ju­di­ca el cre­ci­mien­to del de­par­ta­men­to por­que así no hay in­dus­tria que ven­ga a ra­di­car­se. Es­ta­mos muy do­li­dos con es­to. Cómo pue­de ser que la es­ta­ción ter­mo­eléc­tri­ca de An­cho­ris se cons­tru­yó en nue­ve me­ses pa­ra usar el gas de Ma­lar­güe y no­so­tros que lo pro­du­ci­mos no ten­ga­mos na­da”, ex­pre­só Jor­ge Gon­zá­lez, usua­rio de GNC.

An­drés Pa­lle­res, otro usua­rio del ser­vi­cio, in­di­có que “es­to me per­ju­di­ca por mi tra­ba­jo y el de mi se­ño­ra que usa­mos el vehícu­lo pa­ra ir y ve­nir. Aho­ra es­to se agra­va por­que co­mien­zan las cla­ses y es el me­dio de trans­por­te que tie­nen mis hi­jos pa­ra ir a la es­cue­la. En in­vierno, por los gran­des fríos que te­ne­mos, un au­to es in­dis­pen­sa­ble en Ma­lar­güe y el gas ayu­da mu­cho al pre­su­pues­to fa­mi­liar”.

Raúl Pa­ra­sé­co­li, al to­mar co­no­ci­mien­to de la me­di­da, di­jo “es­to es un da­ño te­rri­ble al pue­blo de Ma­lar­güe por­que no so­lo usa­mos el GNC quie­nes vi­vi­mos aquí sino tam­bién los tu­ris­tas. Yo soy ju­bi­la­do y es­to me afec­ta eco­nó­mi­ca­men­te. El go­bierno tie­ne que obli­gar a la em­pre­sa El Tré­bol que nos dé el gas en las con­di­cio­nes que ne­ce­si­ta­mos”.

Fi­nal­men­te, opi­nó el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio y ac­ti­vi­da­des afi­nes de Ma­lar­güe, Gus­ta­vo Mi­ras, quien di­jo “una vez más el de­par­ta­men­to se ve afec­ta­do en su desa­rro­llo eco­nó­mi­co. La pro­vi­sión de GNC es vi­tal pa­ra quie­nes rea­li­zan fle­tes a la ciu­dad y al cam­po, pa­ra los ta­xis­tas y el co­mer­cio en ge­ne­ral. Es di­fí­cil de en­ten­der que el res­to de la pro­vin­cia cuen­te con es­tos ser­vi­cios y no­so­tros so­mos afec­ta­dos di­rec­ta­men­te, a pe­sar de te­ner gas en nues­tro suelo. No es en lo úni­co que nos ve­mos per­ju­di­ca­dos, nos pa­sa con el tu­ris­mo, la mi­ne­ría, pe­tró­leo, la ga­na­de­ría, afec­ta­da fuer­te­men­te por la gran pre­sen­cia de pumas y zo­rros. La eco­no­mía de Ma­lar­güe no cre­ce y la ciu­da­da­nía tam­po­co”.

Des­pués aco­tó “cuan­do el due­ño de la es­ta­ción de ser­vi­cio, que es so­cio de nues­tra en­ti­dad, nos in­for­mó lo su­ce­di­do in­me­dia­ta­men­te em­pe­za­mos a rea­li­zar ges­tio­nes an­te el in­ten­den­te y el Sub­se­cre­ta­rio de ener­gía de la pro­vin­cia. Cree­mos que el ser­vi­cio de­be ser res­ti­tui­do a la bre­ve­dad y es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra que ello ocu­rra”.

Vamos a se­guir lu­chan­do pa­ra que Ma­lar­güe ten­ga gas na­tu­ral por­que es un de­par­ta­men­to pro­duc­tor”.

Ar­nal­do Bu­jal­dón Em­pre­sa­rio.

GEN­TI­LE­ZA

ENCADENADA. El ac­ce­so a Ser­vi­cen­tro Ma­lar­güe es­tá cor­ta­do. Ni ve­ci­nos, ni tu­ris­tas pue­den car­gar GNC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.