Los Andes

El dólar blue tocó su valor más alto en nueve meses

En lo que va del mes, la cotización paralela subió 11 pesos, que implica un salto de 7%. La brecha con el oficial llegó a 87%. Preocupaci­ón por el impacto en el índice de precios.

- Annabella Quiroga

La cotización en el mercado paralelo llegó a $ 180, el más alto desde el 28 de octubre pasado. El Gobierno trata de evitar el impacto en otros segmentos de la divisa.

El dólar blue subió un peso y llegó a $ 180. Con eso llevó la brecha cambiaria respecto del dólar mayorista a 87%, el nivel más alto en el año. Con la tensión en alza, aumentó el riesgo país y las acciones argentinas se hundieron en medio del temor de los mercados globales ante el avance de la variante Delta de Covid.

Con los $ 180, el blue llega a la cotización más alta de los últimos 9 meses. Pero estos $ 180 están desinflado­s respecto de lo que representa­ban en octubre pasado, cuando tocó $ 195 para luego empezar a caer.

“La inflación distorsion­a todo, incluso el dólar”, explicó el economista Nery Persichini. “Como el nivel de precios subió más de 38% desde el pico de octubre de $ 195, ese máximo ya no es lo que era. A precios constantes, aquel valor de dólar libre equivaldrí­a a $ 270 de hoy”.

Con esta cotización el informal es el dólar más caro del mercado y saca 12 pesos de ventaja al dólar ahorro, que hoy llega a $ 168. El dólar blue aumentó 11 pesos en lo que va de julio, un salto del 7%. Con estos precios la brecha cambiaria se amplía al 87%. A mayor brecha más presión sobre los precios y más incertidum­bre en la economía.

En los pasillos oficiales señalaron que “el mercado del blue es ilegal. Tiene bajo volumen y con poca plata se sube la cotización. El Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) buscan minimizar la operatoria”. Los funcionari­os reconocen que el blue tiene “influencia psicológic­a en el comerciant­e que remarca por las dudas. Ése es un factor complicado, que hay que tener en cuenta”.

La presión también se sintió sobre los dólares financiero­s. Como suele ocurrir, abrieron con subas en torno a 2% pero en los últimos minutos de la rueda entró a jugar el Banco Central y, con su oferta de bonos, bajó los precios. Así, el contado con liqui (CCL) y el MEP cerraron en $ 166,1 y $ 165,8.

El dólar mayorista subió 9 centavos, a $ 96,31. De este modo consolida su rol de ancla inflaciona­ria: en lo que va del mes aumenta apenas 0,6% y en el año acumula un alza de 14,5%, contra una inflación que prácticame­nte lo duplica y roza el 29% en siete meses.

A través del Banco Central el Gobierno lanzó hace una semana un combo de medidas para restringir la cantidad de operacione­s que pueden hacer semanalmen­te las empresas en el CCL. Esto permite a la autoridad monetaria gastar menos dólares en controlar los movimiento­s de este mercado y evitar una pérdida fuerte de reservas.

La intención del Gobierno es evitar que el CCL se consolide por encima de los $ 170, para que a la vez sirva como ancla al blue y así frenarlo para que no trepe más allá de $ 180. Pero ante un segundo semestre en el que habrá menor ingreso de dólares por parte de los exportador­es y más gastos por la pandemia y la campaña electoral, las presiones sobre la divisa se mantienen.

En esta rueda el Central logró comprar U$S 60 millones y así supera los U$S 1.000 millones en el mes, lo que muestra que, pese a la tensión, sigue teniendo margen para intervenir en el mercado.

“El Gobierno sigue sin atacar las causas de la elevada inflación y la presión sobre el dólar financiero la soluciona con parches y hasta intenta mostrar que está negociando con el FMI. Tiene claro que el dólar paralelo no se le puede escapar y pondrá toda la carne al asador para que no pase”, indicó el economista Fernando Marull.

Con los nuevos controles ganó peso la cotización alternativ­a del contado con liqui. Se trata del Senebi, un mercado que funciona entre privados y donde el Central no interviene, lo que hace que al negociar el precio comprando y vendiendo acciones argentinas, la cotización ya supere los $ 175.

Se hundieron las acciones

El Merval cedió 1,5%. Casi todo el panel central tuvo resultados negativos, liderados por Cresud, que bajó 7%.

En Wall Street, las acciones argentinas siguieron la trayectori­a que marcó el Dow Jones, que perdió 2% en medio del temor del mercado ante el avance de la variante Delta del Covid. Las ADR llegaron a hundirse cerca de 10% para cerrar con pérdidas máximas de 7,1% para Cresud y 4,6% para Irsa.

En este clima, el riesgo país, el indicador de JP Morgan, subió 2,3% y cerró a 1.623 puntos básicos, el nivel más alto desde marzo pasado.

 ?? IGNACIO BLANCO / LOS ANDES ?? SUBA LENTA. La suba del blue también impacta en los dólares financiero­s, como el Contado con Liquidació­n y el Bolsa. El Central intervino para controlar a los dos últimos.
IGNACIO BLANCO / LOS ANDES SUBA LENTA. La suba del blue también impacta en los dólares financiero­s, como el Contado con Liquidació­n y el Bolsa. El Central intervino para controlar a los dos últimos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina