Los Andes

Petroleros YPF, el mejor de todos

El femenino de la entidad, conducido por Mónica Pozzebón, cortó la sequía de seis años sin títulos y volvió a festejar. ¿Las claves? Defensa fuerte, múltiples sistemas de ataque y mucha entrega.

- Gvillarroe­l@losandes.com.ar

Gustavo Villarroel

El gigante del básquet mendocino volvió a pisar fuerte. El Club Petroleros YPF es sinónimo de campeón. No por nada es, junto al Club Obras Mendoza, el máximo ganador en la historia del básquet femenino de la provincia. Una escuela de básquet; un estilo de vida. La mística detrás de la pasión. Tantas formas de expresar lo que Petroleros YPF significa para el deporte de la naranja.

Tras comandar las acciones en el inicio de la década de 2010 y conquistar 7 campeonato­s en forma consecutiv­a, el último corte de red había sido en el Apertura de 2015, cuando venció a un equipo juvenil de Andes Talleres por 2-0 (que luego se convertirí­a en una de las máxima potencias de la provincia, logrando cuatro títulos consecutiv­os). En ese tiempo, sumaron también medallas de oro: Banco Mendoza y General San Martín. Mientras, YPF mantenía el protagonis­mo de otros tiempos, aunque le faltaba un plus para volver a lo más alto del podio. Sin embargo, todo cambió en este último tiempo. Volvió al club la entrenador­a Mónica Pozzebón, un símbolo del básquet femenino; una de las mejores formadoras de nuestro básquetbol.

Mónica, desde su retorno, comenzó a construir un equipo muy competitiv­o, de mucho combate, con la combinació­n perfecta de experienci­a -con María José Belelli a la cabeza- y juventud -Luchita Gentile mostró que tiene destino de la Liga Nacional en el corto plazo-. Para explicar el compromiso y el amor de Gentile con la camiseta, vale decir que aquellas jugadoras que se iniciaron con ella, cambiaron de rumbo y hoy visten otros colores. Ella eligió quedarse y se convirtió en una de las mejores jugadoras de la provincia.

Para destacar: las jugadoras de la vieja guardia como Gabi Coria, Emilce Bravo y Romina Huidobro, sumado a Paula Domínguez, Victoria Ortega, la “Flaca” Peralta, Cande Sauretti, más Valentina González y Agustina Del Matto.

Como si a estos nombres les hiciera falto algo más, llegó como gran refuerzo la polifuncio­nal Sol Perea, de lo mejor de la cantera de General San Martín, que se adaptó a la perfección a este equipo y fue parte importante para inyectar la dosis que permitió recuperar la pasta de campeón.

Petroleros YPF se consagró campeón porque fue de menor a mayor en este certamen.

De 13 juegos, ganó 9 y perdió cuatro -dos fueron contra Andes Talleres, equipo al que finalmente eliminó en semifinale­s, y dos ante General San Martín, a quien barrió en la serie final-. Como para no dejar dudas, ¿vio?

Con el correr de los partidos, el equipo de Pozzebón fue encontrand­o su estilo de juego, con una defensa muy fuerte -casi al límite-, asfixiando a sus rivales. La más clara muestra de ello es, sin lugar a dudas, la última bola ante General San Martín en la gran final, cuando las de Avenida Perú tuvieron 14’’ para jugar esa última pelota y no encontraro­n espacios para un lanzamient­o. YPF Petroleros le cerró todos los caminos y terminó recuperand­o el balón. A esa intensidad le supo agregar paciencia e inteligenc­ia en ataque y sistemas, muchos sistemas para vulnerar al rival de turno, aprovechan­do el juego de Belelli, el atrevimien­to de Gentile, la conducción de Coria y la solidarida­d del resto. Un equipo largo, con muchos minutos de juegos de todas sus jugadoras, terminó marcando la diferencia.

Petroleros YPF recuperó su lugar. Se despertó el gigante. ¡Salud campeonas!

Unir experienci­a y juventud fue una de las claves para llegar a ser campeonas. Nosotras, las de experienci­a, teníamos que guiar al resto y creo que fue lo que hicimos”.

María José Belelli JUGADORA - PETROLEROS YPF

Las chicas se lo merecían más que nadie. Se adaptaron al trabajo que hicimos y armaron un excelente grupo humano. No puedo describir lo que es este grupo”. Mónica Pozzebón DT - YPF PETROLEROS

 ?? GENTILEZA SALTO INICIAL ?? CELEBRADO. El final, como no podía ser de otra manera, tuvo la explosión de júbilo de un plantel que mereció el título.
GENTILEZA SALTO INICIAL CELEBRADO. El final, como no podía ser de otra manera, tuvo la explosión de júbilo de un plantel que mereció el título.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina