Los Andes

Imputaron de femicidio al ex de Griselda Guerra

VIOLENCIA DE GÉNERO. Es el único sospechoso del brutal asesinato a golpes de la mujer encontrada, sin vida, el domingo a la noche, cerca de una escuela del barrio La Favorita, en el oeste capitalino.

- Oscar Guillén oguillen@losandes.com.ar

Luis Leandro Benavides, sospechoso de haber matado a golpes a su ex mujer, Griselda Guerra (37) fue imputado de femicidio, delito que tiene pena de prisión perpetua. Se trata del cuarto femicidio que se registra en Mendoza, durante 2021.

La medida fue tomada por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien notificó a Benavides luego de que fuera dado de alta del hospital psiquiátri­co Carlos Pereyra, donde el hombre se encontraba desde el domingo en calidad de detenido, tras sufrir un cuadro delirante con rasgos suicidas, además de tener síntomas de Covid-19 que obligaron a aislarlo.

Ante la presencia de su abogado defensor, Benavides fue imputado por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género y decidió no declarar ante la fiscal. Se adelantó que Benavides será trasladado a la Penitencia­ría, donde permanecer­á aislado junto a otros internos que padecen coronaviru­s.

Griselda Guerra, madre de cuatro hijos y con residencia en el barrio René Favaloro, había desapareci­do el viernes pasado, cuando salió de su casa para hacer algunas compras y ya no fue vuelta a ver con vida por sus familiares, quienes denunciaro­n su desaparici­ón.

El domingo por la tarde, un vecino del barrio La Favorita denunció al 911 que había un cuerpo sin vida en el predio de la escuela El Bosque. El hallazgo hizo pensar a los investigad­ores que se trataba de Guerra. El lunes por la mañana, tras realizarse una prueba comparativ­a de ADN, se logró determinar con precisión que se traba de la mujer desapareci­da en el oeste capitalino.

Inicialmen­te se creyó que el cuerpo había sido atacado por animales pero luego los peritos del Cuerpo Médico Forense determinar­on que la mujer había sido golpeada en la cabeza –posiblemen­te con un hacha o un machetey que todo hizo pensar en un femicidio por lo que se activó el protocolo para casos de violencia de género.

Los pesquisas comenzaron con los procedimie­ntos para indagar el entorno de la víctima. Durante las primeras horas del lunes la investigac­ión permitió constatar que la ex pareja de la mujer y padre de dos de sus hijos, tenía dos denuncias por violencia de género entre sus antecedent­es. Así, toda la atención se centró en dar con el hombre, identifica­do como Luis Benavides, de 40 años. Desde el entorno y la familia de Griselda Guerra ratificaro­n la situación de violencia de género que padecía Griselda por parte de su ex pareja.

Tras la orden de detención emitida por la fiscal Ríos y el posterior cruzamient­o de internació­n, se determinó que Benavides era el hombre que estaba internado desde el domingo cuando fue encontrado en un colectivo en la zona Blanco Encalada, Luján de Cuyo. En ese momento, Benavides presentaba síntomas de delirio y tenía intencione­s de suicidarse por lo que fue derivado al hospital psiquiátri­co Carlos Pereyra, en calidad de detenido. Aparenteme­nte, el hombre habría generado disturbios y algunos daños en el colectivo, pero esta versión no pudo ser confirmada.

Según fuentes policiales, la pareja se había separado hace algunos meses, la mujer seguía padeciendo las amenazas por parte de Benavides. Frente al hostigamie­nto, la víctima había decidido mudarse a San Juan. Sin embargo, el jueves pasado Griselda llegó de visita a la provincia con la intención de vender la casa familiar, un negocio que había sido la raíz de conflicto entre la pareja. La mujer se habría presentado en la casa de Benavides el viernes por la tarde, donde se habría desatado una discusión entre ambos.

A partir de allí, los investigad­ores intentan reconstrui­r cómo se sucedieron los hechos que terminaron con el asesinato de la mujer de 37 años.

El cuarto femicidio del año

La muerte de Griselda Guerra es el cuarto femicidio que se ha registrado en Mendoza en lo que va de año. La primera víctima fatal de la violencia machista fue Mercedes Zárate (28), quien fue asesinada por su novio Roberto López en Ugarteche el 17 de enero. López fue condenado en julio a prisión perpetua en un juicio abreviado.

El 15 de abril, la provincia se vio conmovida por la desaparici­ón de Abigail Carniel (18), quien fue vista por última vez en el barrio Sargento Cabral, de Las Heras. Por el caso están imputados y detenidos Matías “Fido” Díaz, Martín “Chupetín” Márquez y Vicente “Tito” Chumacero.

Por último, Daiana Aballay (24) fue asesinada tras ser agredida sexualment­e y con un machete, por un vecino, Sebastián Salomón (20), en el barrio Estación Espejo de Las Heras. Salomón también fue condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado, realizado a principios de este mes.

El hombre se encontraba en el hospital psiquiátri­co Carlos Pereyra, tras presentar un cuadro de delirio con rasgos suicidas.

 ??  ?? ASESINATO. Luis Benavides tenía al menos dos denuncias por violencia de género contra Griselda, con quien tuvo dos hijos.
ASESINATO. Luis Benavides tenía al menos dos denuncias por violencia de género contra Griselda, con quien tuvo dos hijos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina