Los Andes

La casa radical está en orden, pero la coalición también existe

- José Luis Toso jtoso@losandes.com.ar

dad de la coalición, en especial de parte del senador nacional electo Alfredo Cornejo, quien volvió con aquello de que “con el radicalism­o no alcanza” para competir electoralm­ente y llegar a gobernar a los mendocinos.

Por el momento, la UCR tiene un abanico político e ideológico bastante grande e interesant­e como sustento del espacio amplio que antes acompañó a Cornejo y ahora lo hace con Suárez, aunque la estructura del Gobierno sea radical. Pero la prédica a favor del sostenimie­nto de la coalición local es válida si se tiene en cuenta el nivel de discusión que se está produciend­o en estos días con motivo de la renovación legislativ­a en el Congreso. Sobresalen cruces tensos por los liderazgos, en forma cruzada entre los partidos como también entre radicales, especialme­nte a partir de la decisión de Mario Negri de no abandonar la conducción del interbloqu­e. Es válido el temor a una nueva ruptura opositora luego de un éxito electoral que, en este caso, fue rotundo en el balance nacional.

Claramente, ninguno de los líderes radicales mendocinos pretende en este ámbito un desorden similar y menos que tenga que ver con la gestión o con la distribuci­ón de cargos. De algún modo esa preocupaci­ón justifica el pedido a los intendente­s para que nadie se anote como postulante a suceder a Suárez hasta que no suene la campana de largada para ello.

Lo que Rodolfo Suárez sí puede mostrar con confianza es su correcto manejo de la crisis en el tiempo de pandemia/cuarentena, en especial a través de las decisiones por él y su equipo tomadas para ir dejando de lado restriccio­nes en base a protocolos cuidados con cada una de las activi

Los mensajes en el congreso radical de ayer estuvieron dirigidos al fortalecim­iento de la unidad de la coalición y no sólo del partido principal de la misma.

en especial las económicas. Fueron sus prioridade­s en el fatídico 2020 y por eso lo resaltó durante su mensaje en el congreso partidario.

Claro, para reintentar el debate y aprobación de sus grandes y postergada­s propuestas (reforma constituci­onal, ley de educación, etc) en el segundo tramo de su mandato necesitará el respaldo de sus legislador­es a partir del convencimi­ento de que lo que se busca aprobar es lo que correspond­e. A partir de ahí, intentar consensos con otras fuerzas en los asuntos que no se resuelven sólo con el voto mayoritari­o propio. Piloteó con mano firme y criterio la crisis; ahora le tocará buscar acuerdos.

Cornejo fue más al hueso con su mensaje. Como Suárez, reclamó fortalecer la unidad del espacio gobernante, pero también apuntó duro contra el gobierno nacional, al que culpó de mal utilizar los instrument­os disponible­s para el manejo económico. Fue sumamente crítico del kirchneris­mo, en línea con el documento elaborado por el congreso partidario.

El legislador nacional siempre cuestiona los recursos administra­tivos con que cuentan las provincias, a los que considera escasos, uno de los motivos por los que –suele decir- mucho no lo seduce la opción de volver a intentar ser gobernador de Mendoza.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina