Los Andes

Francisco Lola “La apuesta es que muchas familias dejen de alquilar y tengan su hogar”

El gerente de Natania Mendoza se refirió a la inversión que la empresa tiene proyectada para Mendoza, los planes hacia el futuro y un sistema de actualizac­ión de cuotas diferente al estatal.

- Bárbara Del Pópolo bdelpopolo@losandes.com.ar

El último mes cerró con la entrega de la Etapa I de la torre de mayor envergadur­a que se encuentra desarrolla­ndo Natania en el interior del país. La misma está ubicada en Godoy Cruz y demandó una inversión de más de $ 620 millones, que se seguirá incrementa­ndo a medida que se completen las etapas dos y tres, entre el próximo año y el siguiente.

La empresa lleva 14 años en la provincia con “una propuesta habitacion­al” que contempla a las familias que “necesitan un lote y una vivienda con un financiami­ento al 100%”. “Buscamos la solución habitacion­al para la gente de trabajo, o el joven profesiona­l que, por lo general no tiene acceso a créditos del IPV (de vivienda social) porque supera los ingresos requeridos, pero no tiene suficiente­s para obtener financiami­entos bancarios”, explicó al respecto Francisco Lola, gerente de Natania Mendoza, quien explicó a Los Andes el modelo de negocio y las posibilida­des a las que pueden acceder las familias mendocinas.

- Se sigue invirtiend­o en Mendoza. ¿Qué han encontrado de particular en esta provincia?

- Natania hizo pie en Mendoza con una propuesta habitacion­al para quienes necesitaba­n un lote y una vivienda con financiaci­ón al 100%. Hasta ahora hemos entregado 1.500 unidades (entre lotes, casas y departamen­tos) en distintas zonas del Gran Mendoza.

Buscamos una solución habitacion­al para la gente de trabajo, con un sistema innovador que la gente pueda pagar, una cuota en base a su capacidad de pago. Eso les da la posibilida­d de tener una casa en un período de entre 5 y 7 años (promedio según las experienci­as de los nuevos propietari­os). También tenemos la oportunida­d de reducir esos plazos con “Natania directa”, para quienes tienen algo ahorrado y pueden acceder a una unidad y después seguir pagando.

En noviembre de este año entregamos la torre más grande del país, contando las ocho provincias en las que estamos. El edificio completo va a tener 193 departamen­tos con cocheras, 10 locales comerciale­s y se va a completar en tres etapas hasta 2023.

En definitiva, el hecho de que una empresa apueste por Mendoza, demuestra que ha logrado un crecimient­o sostenido. En nuestro caso hemos encontrado terrenos y ubicacione­s con los que la gente se ha sentido muy cómoda.

Cuando se administra­n bien los fondos, se ve que se pueden entregar viviendas. Los resultados se han visto con el tiempo.

-¿Qué planean a futuro? ¿Nuevos emprendimi­entos?

- Vamos a entregar viviendas en Guaymallén (20 unidades), Maipú (15), y Luján de Cuyo (Drummond, 60 unidades de las 180 que están previstas para los próximos dos años). Por otro lado, estamos en la búsqueda de un nuevo terreno que tendremos listo para anunciar en enero.

Fuera de Mendoza, se puede mencionar que hace seis meses iniciamos un proyecto de torres en Buenos Aires.

- La inestabili­dad económica siempre es señalada como el principal problema a la hora de ofrecer planes de vivienda. ¿En qué se diferencia el sistema por el que ustedes construyen y después cobran las cuotas para recuperar la inversión?

- Trabajamos con una fórmula polinómica que incluye el índice de la construcci­ón, a valor real. Es un sistema transparen­te que incluye los aumentos de precios que tienen las constructo­ras y nosotros los trasladamo­s a los futuros propietari­os.

Es una forma en que la gente pueda, realmente, trasladar sus ahorros al sector inmobiliar­io, y que viene funcionand­o desde que la empresa se iniciara como cooperativ­a, y también luego, cuando se constituyó el fideicomis­o (figura por la que una persona entrega a otra la titularida­d de activos para su administra­ción, durante un plazo determinad­o, a fin de obtener resultados).

Además, nosotros damos la posibilida­d a la gente de que elija un plan de acuerdo con sus posibilida­des de pago. Natania está abierto a toda la clase media (baja, media o alta). La apuesta es tratar de que muchas familias puedan dejar de alquilar y pasen a tener su hogar.

- ¿A cuánto asciende una cuota de un plan de Natania?

- Hoy estamos hablando de $ 11.000 o más, para un lote en 24 meses, o para un plan de vivienda largo. Es dinero que, en su mayoría, disponen personas de entre 35 y 45 años que buscan dejar de alquilar, o parte de la juventud de entre 25 y 35 años que buscan tener un refugio de valor en la casa propia.

Nos encontramo­s con personas muy jóvenes que pueden llegar a invertir con una cuota accesible, con la idea de que a los 35 o 45 años van a tener su propia casa, y van a poder vivir bien.

Pero los planes son muy amplios y el sistema es maleable. El mensaje que queremos dar a los mendocinos y a las familias es que no pierdan la posibilida­d de tener una casa propia, porque no existe en el mercado una opción que sea así, 100% financiada, y en la que se puedan intercambi­ar planes y pasar de pagar un lote a una casa (frente a posibles variacione­s en el poder adquisitiv­o de los suscriptor­es).

Trabajamos con una fórmula polinómica que incluye el índice de la construcci­ón a valor real. Se trata de un sistema transparen­te”.

Nos encontramo­s con personas muy jóvenes que pueden llegar a invertir con una cuota accesible, con la idea de que a los 35 años van a tener su casa”.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina