Los Andes

¿Puede el turismo salvar la economía del departamen­to?

- AVENTURA.

DEBATE.

Muchas veces se presenta al turismo como una actividad económica que puede potenciar a una región, y el tema vuelve a estar en análisis después de los cierres más duros de la pandemia. Sin embargo, en el caso de Tunuyán hay dudas sobre si la actividad beneficiar­á sólo a bodegas y hoteles y si puede “derramar” hacia otros sectores.

Desde la Cámara de Comercio, Industria, Agricultur­a y Turismo de Tunuyán (CIAT), señalan que, en base a números de la DEIE, por año unas 158.000 personas visitan las bodegas del departamen­to (dos de cada tres visitantes son extranjero­s).

Esto involucra a 24 bodegas, de las cuales el 63% abrió al turismo en la última década. Incluso, en el Valle de Uco entre 1997 y 2015, en promedio anual, el sector Comercio, restaurant­es y hoteles fue el que más creció (22,7%), seguido por Servicios sociales (7,1%).

Martín Aveiro, intendente de Tunuyán, consideró que el turismo fue uno de los sectores que más rápido se recuperó tras la caída de pandemia gracias al turismo interno, con programas nacionales como el Previaje (que genera un crédito para otras actividade­s). Esos programas implicaron no sólo un estímulo a la compra, sino que algunas empresas que trabajaban de manera informal se terminaron registrand­o para poder ser parte del beneficio.

Sin embargo, el desafío está en que quienes viajan por el vino puedan acceder a otras opciones. “Que no sea sólo un turista que sale de un hotel en la capital, viene a una bodega y se vuelve”, sintetizó. Si bien en las vacaciones de verano la ocupación hotelera está a pleno, cuesta mantener esa ocupación fuera de las vacaciones, de lunes a jueves.

En ese sentido, para Aveiro, es importante destacar que el turismo incluye al montañismo, ya que el departamen­to limita con la Cordillera de los Andes: “Tenemos unas 3.000 personas por semana haciendo senderismo; tenés escaladas de roca muy importante­s.

Andinistas de todo el mundo visitan El cajón de Los Arenales”. A eso se suman una diversidad gastronómi­ca con polos marcados en Vista Flores, Las Pérgolas, el centro y demás.

Reclamos a considerar

El presidente de CIAT, Diego Stortini, considera que es necesario que el turismo no sea una ganancia para unos pocos, sino que pueda ser aprovechad­o por otros sectores como el comercio y el agro local, vendiendo productos propios. Además, insistió con algunos reclamos de la Cámara sobre turismo.

“Hemos reclamado varias veces a la Secretaría de Ambiente y Ordenamien­to Territoria­l el cumplimien­to de la ley provincial 8.400. Hace casi 10 años se sancionó una ley que restringía el dominio, el uso y goce de nuestra cordillera y que ordenaba al Ejecutivo a instrument­ar un Plan de Gestión y una Zonificaci­ón para poder entender qué se puede hacer, dónde y cómo. Luego de casi 10 años, ese trabajo no ha sido concluido”, criticó Stortini.

De ese modo, la traza de la Ruta 94 quedó incluida en esa área, y el anhelo del departamen­to, de una apertura de traza hasta Piuquenes y Chile, “ha quedado a discreción de la interpreta­ción de una ley que no tiene plan de gestión”. Los propietari­os de esa zona, que podrían explotar turísticam­ente sus propiedade­s, quedaron con un dominio restringid­o y sin conocer con claridad sus derechos.

“Exigimos el plan de gestión; exigimos que se involucre a la sociedad civil enterament­e, a las organizaci­ones interesada­s, a los propietari­os, a la comunidad. Bajo la excusa de la protección ambiental, que todos queremos, nos arrebatan el derecho de disfrutar de nuestra cordillera turísticam­ente”, planteó el presidente de la CIAT.

Por su parte, Pablo Sánchez Sillero, referente en distribuci­ón de combustibl­es y propietari­o de una estación de servicio, señaló un importante crecimient­o turístico en la zona del corredor productivo, pero lo negativo es el precio en dólares, para un sector de gama alta. “Creo que falta oferta para un sector mediano. Cuatro personas que quieren ir a comer con la familia no pueden gastar $ 10 mil, opinó.

Además, Sánchez Sillero cree que sería positivo mejorar la oferta turística del departamen­to, para que además de turismo enológico, senderismo y cabalgatas la gente pueda aprovechar actividade­s en el centro. “Si tuviéramos en el centro una mayor oferta comercial o gastronómi­ca, podríamos ganar otro día. El turismo es un motor de crecimient­o, tendría que venir acompañado de una serie de inversione­s”, analizó este empresario.

 ?? ?? El rafting sobre el Río Tunuyán es una de las actividade­s predilecta­s por parte de los turistas más aventurero­s.
El rafting sobre el Río Tunuyán es una de las actividade­s predilecta­s por parte de los turistas más aventurero­s.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina