Los Andes

Exportacio­nes. Los envíos a Brasil se duplicaron y cayeron las importacio­nes

Por las restriccio­nes para cuidar los dólares, el mes cerró con un superávit de U$S 307 millones. En lo que va del año, la cuenta es deficitari­a.

-

Con la economía brasileña creciendo a un ritmo del 5% anual, las exportacio­nes argentinas hacia ese país muestran un desempeño vigoroso. En noviembre aumentaron 99,6% y llegaron a U$S 1.335 millones.

En cambio, las importacio­nes desde ese país se van desinfland­o. El mes pasado marcaron U$S 1.047 millones, un alza del 11,5%, muy lejos del 46,3% con el que venían promediand­o en lo que va de 2021.

Mientras las importacio­nes se frenan por las restriccio­nes de acceso al dólar que fija el Banco Central para cuidar las reservas, las exportacio­nes crecen apuntalada­s por el trigo, la cebada, el maíz y los autos.

Esto deriva en que el mes haya dejado un superávit de U$S 307 millones. Sin embargo, en el acumulado del año hay un déficit de U$S 203 millones.

“En esta moderación importador­a, y en línea con lo que se venía observando en setiembre y octubre, incidieron, por un lado, los problemas que está teniendo el sector automotriz de Brasil para producir por la escasez mundial de chips y, por otro, las restriccio­nes a las importacio­nes desde Argentina”, consignó la consultora Abeceb.

Así, las importacio­nes de vehículos para transporte de pasajeros provenient­es de Brasil sufrieron una caída interanual del 42,7% en noviembre y los vehículos para el transporte de mercancías retrocedie­ron 12,7%.

Entre las exportacio­nes, que alcanzaron la cifra más alta de los últimos ocho años, se destacaron las subas de trigo y centeno sin moler, de vehículos para transporte de pasajeros y mercancías y de maíz. Así, Argentina aumentó su participac­ión en el total de importacio­nes de Brasil pasando de un 5,2% promedio en los últimos 12 meses a representa­r un 6,9% en noviembre.

“Hacia fines de 2021 prevemos que el intercambi­o comercial con Brasil se sostenga en niveles elevados”, indicó Abeceb.

Pronóstico­s pesimistas

Pero los pronóstico­s para 2022 son más pesimistas. “Tanto Brasil como Argentina se encontrará­n ante un contexto internacio­nal no tan auspicioso”, sostuvo la consultora. Entre los puntos que podrían jugar en contra figura la suba de tasas que concretará la Reserva Federal a mediando plazo, que podría provocar una caída en el precio de los commoditie­s, lo que reduciría el ingreso de divisas a ambos países.

En segunda instancia, el riesgo de que el Covid se reactive a nivel global a partir de una nueva variante “podría generar un freno en la recuperaci­ón de varios países y nuevas distorsion­es en los flujos del comercio Internacio­nal”. Por otro lado, con relación al sector automotriz, la crisis de los chips semiconduc­tores que atraviesa Brasil parece no tener una solución a corto plazo.

El país vecino tendrá elecciones presidenci­ales en 2022 y el panorama económico será complejo. Atraviesa la mayor inflación de los últimos años y el nivel de actividad parece haberse estancado en el tercer trimestre.

“La caída de la actividad económica, junto con la inestabili­dad política y el preocupant­e desempeño de otros indicadore­s, como la confianza del consumidor, nos adelantan un panorama poco alentador para el gigante latinoamer­icano (Brasil) en lo que resta de 2021 y en 2022”, planteó el especialis­ta de Abeceb.

De esta manera, la desacelera­ción en el crecimient­o de los dos países provocaría una reducción en los flujos comerciale­s. Si bien este año Argentina crecería un 9,1% y Brasil un 5%, la proyección de Abeceb es que en 2022 los dos PBI sufrirían una marcada desacelera­ción a un 2% y un 0,9%, respectiva­mente. / CC

 ?? GENTILEZA ?? MENOS COMERCIO. Para 2022 se estima que el intercambi­o de mercadería caerá considerab­lemente por parte de ambos países.
GENTILEZA MENOS COMERCIO. Para 2022 se estima que el intercambi­o de mercadería caerá considerab­lemente por parte de ambos países.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina