HO­GAR DUL­CE HO­GAR

Luz - - BELLEZA - -FER­NAN­DO GOMEZ DOSSENA

LA LA­VAN­DA, LA RO­SA, EL JAZMÍN Y LAS NO­TAS FRU­TA­LES CO­MO LA SAN­DÍA, EL ME­LÓN Y LA VER­BE­NA SON LAS MÁS USA­DAS. LO QUE SE BUS­CA ES SEN­SA­CIÓN DE FRES­CU­RA Y PER­DU­RA­BI­LI­DAD.

La ro­pa de ca­ma, los am­bien­tes, las toa­llas y su ca­rac­te­rís­ti­co per­fu­me nos re­ga­lan esa sen­sa­ción de “es­tar en ca­sa”. Por es­te mo­ti­vo ca­da vez son más las op­cio­nes pa­ra per­fu­mar el ho­gar y vol­ver un am­bien­te pro­pio y sú­per agra­da­ble. La aro­ma­te­ra­pia con acei­tes esen­cia­les -ru­bro cla­ve de Per­fu­mum Bue- di­ce pre­sen­te en di­fe­ren­tes for­ma­tos y en en­va­ses o dis­pen­sers bien de de­co. “Tal vez siem­pre se ha­ya bus­ca­do per­fu­mar el am­bien­te y la ro­pa. Nues­tras abue­las se las in­ge­nia­ban pa­ra fa­bri­car de ma­ne­ra ca­se­ra per­fu­mes am­bien­ta­les, ha­cien­do Pot Pou­rries o po­ma nders. Hoy las va­rian­tes son in­fi­ni­tas y hay que pres­tar aten­ción ya que los aro­mas tie­nen efec­to so­bre nues­tro áni­mo y bie­nes­tar”, co­men­ta Harff. mar­cas apos­ta­ron a la per­fu­ma­ción más de­mo­crá­ti­ca que ofre­ce mu­chas va­rian­tes pa­ra co­lec­cio­nar, em­pa­ques fá­ci­les de lle­var en una car­te­ra y no­ve­da­des con­ti­nuas. Los body mist en va­po­ri­za­do­res y los per­fu­mes ti­po ae­ro­sol es­tán do­mi­nan­do un mer­ca­do muy gran­de de al­to consumo”, cuen­ta el es­pe­cia­lis­ta.

Pa­ra es­te ti­po de pro­duc­tos no sue­len uti­li­zar­se mez­clas de mu­chas no­tas, sino que se eli­ge un acor­de pre­pon­de­ran­te. Los más co­mu­nes son: la la­van­da, la ro­sa, el jazmín y las no­tas fru­ta­les co­mo la san­día, el me­lón y la ver­be­na. Lo que se bus­ca es sen­sa­ción de fres­cu­ra y per­du­ra­bi­li­dad. “Por su con­cen­tra­ción el body splash re­em­pla­za al agua co­lo­nia y re­sul­ta gra­to su uso por ser li­viano y re­fres­can­te; en tan­to, las bru­mas bus­can hi­dra­tar y me­jo­ran y pro­te­gen la piel. Su ob­je­ti­vo no es só­lo per­fu­mar”, de­ta­lla Harff. Por su par­te Con­ti apor­ta que es­te ti­po de cosméticos lo­gra­ron en­trar al mer­ca­do por­que ga­ran­ti­zan un com­bo in­fa­li­ble que es el pre­cio, la ca­li­dad y la du­ra­bi­li­dad de la fra­gan­cia. “Se adap­ta ca­da pro­duc­to a un mo­men­to del día o a una si­tua­ción es­pe­cial y se pue­de ad­qui­rir tan­to en per­fu­me­rías co­mo en el su­per­mer­ca­do”, apun­ta Con­ti.

El spray es la al­ter­na­ti­va más prác­ti­ca pa­ra lle­var en la car­te­ra y per­fu­mar­se en cual­quier mo­men­to del día.

Si la idea es apli­car una fra­gan­cia sua­ve y fresca los per­fu­mes en cre­ma, los ge­les de du­cha y las lo­cio­nes son una gran op­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.