BE­LLE­ZA. ARO­MAS QUE TRANS­POR­TAN.

Lu­ga­res del mun­do que ins­pi­ra­ron a pe­fu­mis­tas a crear fra­gan­cias.

Luz - - SUMARIO - -F.G.D.

CIU­DA­DES SÚ­PER COSMOPOLITAS Y DES­TI­NOS PARADISÍACOS SON FUEN­TE DE INS­PI­RA­CIÓN PA­RA FIR­MAS Y NA­RI­CES AL MO­MEN­TO DE CREAR UN PER­FU­ME. LOS FRU­TOS, LAS FLO­RES, EL AI­RE Y HAS­TA LAS CA­LLES TRANS­MI­TEN UNA IM­PRON­TA ES­PE­CIAL. AQUÍ, UN RE­CO­RRI­DO POR SI­TIOS EN­CAN­TA­DO­RES QUE DES­PER­TA­RON NUE­VOS ARO­MAS.

Un aro­ma de la in­fan­cia nos tras­la­da a otro tiem­po y a otro lu­gar de ma­ne­ra ins­tán­ta­nea. Ese es el gran po­der que tie­nen los per­fu­mes: nos ha­cen via­jar a cual­quier si­tio del pla­ne­ta en un se­gun­do. Los na­ri­ces más re­co­no­ci­dos del mun­do y de Ar­gen­ti­na se ins­pi­ran, así co­mo lo ha­cen los gran­des ar­tis­tas, con des­ti­nos, con lu­ga­res que los cau­ti­va­ron o en los que en­con­tra­ron una no­ta o un acor­de que los sor­pren­dió. Ese es el pun­ta­pié ini­cial pa­ra crear va­rias de las fra­gan­cias más exi­to­sas del mer­ca­do. Al­gu­nas tie­nen el nom­bre de la ciu­dad en su de­no­mi­na­ción, en cam­bio otras en el fras­co, los co­lo­res ele­gi­dos y los spots pu bli­ci­ta­rios (¡así co­mo las no­tas, cla­ro!) son los en­car­ga­dos de lle­var­nos a otro rin­cón del pla­ne­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.