Feng shui

Mia - - Coaching -

La pri­ma­ve­ra es tiem­po de ro­dear­se de co­sas que real­men­te te gus­ten y mo­ti­ven. Es una for­ma muy sen­ci­lla y po­de­ro­sa de ha­cer que la ca­sa nos ayu­de a po­ten­ciar la au­to­es­ti­ma y me­jo­rar los es­ta­dos de áni­mo. Su­má ob­je­tos, imá­ge­nes o ci­tas que te mo­ti­ven y re­fle­jen aque­llo que que­rés lo­grar. Po­dés in­cor­po­rar co­lo­res vivos y ale­gres, así co­mo flo­res y plan­tas y flo­res de temporada.

Pa­ra in­cor­po­rar el ele­men­to Ma­de­ra, su­má co­lo­res y plan­tas na­tu­ra­les ya que son ex­ce­len­tes ac­ti­va­do­ras del Chi y ayu­dan a de­pu­rar el ai­re. Son acon­se­ja­bles las de ho­jas gran­des y re­don­dea­das.

Pa­ra re­no­var y pu­ri­fi­car la ener­gía de la ca­sa, po­dés ahu­mar con Pa­lo Santo y tam­bién con al­gu­nas re­si­nas co­mo el Co­pal y la Mi­rra. Es­tas ma­de­ras y re­si­nas han si­do uti­li­za­das des­de tiem­pos an­ces­tra­les por cha­ma­nes en sus ri­tua­les y ce­re­mo­nias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.