CON­SU­MO. Compu­tado­ras usa­das

Hay mu­chos ar­gu­men­tos a fa­vor, so­bre to­do cuan­do se tra­ta de apa­ra­tos de em­pre­sas que, se­gún los ex­per­tos, pue­den dar muy buen re­sul­ta­do a un me­nor cos­to. Con­se­jos a la ho­ra de com­prar una PC o no­te­book.

Mia - - SUMARIO -

Pa­ra mu­chos, com­prar una compu­tado­ra usa­da no es una op­ción, pe­ro hay mu­chos ar­gu­men­tos a fa­vor, so­bre to­do cuan­do se tra­ta de apa­ra­tos de em­pre­sas que, se­gún los ex­per­tos, pue­den dar muy buen re­sul­ta­do a un me­nor cos­to. A ello se su­man as­pec­tos me­dioam­bien­ta­les, ar­gu­men­ta Jens Grö­ger, del Ins­ti­tu­to Öko (Eco­ló­gi­co) ale­mán: ”En la fa­bri­ca­ción de una no­te­book se emi­ten al me­nos 250 ki­los de CO2, y en la de una PC de es­cri­to­rio más de 300 ki­los. A ello se su­man las ma­te­rias pri­mas”. ¿Dón­de es me­jor com­prar­las? ”Yo com­pra­ría la PC o no­te­book usa­da en una tien­da y no a un par­ti­cu­lar”, re­co­mien­da Ch­ris­tof Win­deck, de la re­vis­ta de in­for­má­ti­ca “c’t”. Las tien­das las ven­den nor­mal­men­te re­equi­pa­das, mien­tras que con un ven­de­dor pri­va­do se­gu­ra­men­te la ga­ran­tía ya no es­tá vi­gen­te. Tam­bién es más pro­ba­ble que en un co­mer­cio la compu­tado­ra es­té lim­pia de ar­chi­vos an­ti­guos. ”Y quien use Win­dows de­be te­ner en cuen­ta la cla­ve pa­ra la li­cen­cia, al­go que no siem­pre vie­ne da­do”.

Mi­cro­soft de­ja­rá de ofre­cer ac­tua­li­za­cio­nes de se­gu­ri­dad pa­ra Win­dows 7 a par­tir de 2020, así que la má­qui­na de­be te­ner Win­dows 10.

Las PC y no­te­books usa­das son idea­les pa­ra aque­llos que ne­ce­si­ten má­qui­nas só­li­das y no re­quie­ran al­to ren­di­mien­to grá­fi­co. ”Son las má­qui­nas de es­cri­bir mo­der­nas”, di­ce Win­deck. Y Jens Grö­ger aña­de: ”Quien sa­be lo que ne­ce­si­ta aho­rra dos ve­ces, por­que una compu­tado­ra sen­ci­lla cues­ta me­nos y gas­ta me­nos elec­tri­ci­dad”.

Pa­ra el uso dia­rio en ca­sa, el es­tu­dio o la ofi­ci­na son idea­les las compu­tado­ras de em­pre­sa, que si­guen fun­cio­nan­do bien pe­ro que son cam­bia­das ca­da tres años. De las ofi­ci­nas que­dan así cien­tos de mi­les de má­qui­nas dis­po­ni­bles. Lo ideal es que “los co­mer­cian­tes les pon­gan a las má­qui­nas ya lim­pias nuevos dis­cos du­ros o SSD, así co­mo una nue­va ba­te­ría o te­cla­do en ca­so de que ha­ga fal­ta, y que se ocu­pen de ins­ta­lar­les Win­dows con li­cen­cia”.

”El com­pra­dor de­be dar prio­ri­dad a las que lle­ven dis­cos SSD, mu­cho más rá­pi­dos que los du­ros”, di­ce Win­deck. Tam­bién es im­por­tan­te el monitor: de­be­ría te­ner uno IPS con una re­so­lu­ción mí­ni­ma de 1.368 x 720 pí­xe­les. Ade­más, tie­ne que po­der re­pro­du­cir co­mo mí­ni­mo el co­dec de vi­deo H.264, me­jor si es el más nue­vo H.265. Es­tas compu­tado­ras ca­si nun­ca tie­nen una tar­je­ta grá­fi­ca in­de­pen­dien­te co­mo la que se ne­ce­si­ta pa­ra los jue­gos de gran ren­di­mien­to. La memoria de tra­ba­jo o RAM de la no­te­book de­be ser de al me­nos 4 GB, me­jor si son 8 GB. En el ca­so de los pro­ce­sa­do­res, no es­pe­rar mi­la­gros, por­que lle­van en­tre dos y tres años de atra­so, pe­ro eso no sue­le ser un pro­ble­ma con las apli­ca­cio­nes de uso dia­rio.

A ve­ces ya no es po­si­ble con­se­guir ba­te­rías de re­cam­bio pa­ra las no­te­books, o son muy ca­ras, al­go que ha­bría que acla­rar an­tes de la com­pra. Pa­ra los que no sa­can de ca­sa la compu­tado­ra, bas­ta con una PC usa­da (3 a 4 años de an­ti­güe­dad) con li­cen­cia pa­ra Win­dows 10.

El equi­pa­mien­to mí­ni­mo pa­ra usua­rios mo­des­tos con po­co presupuesto: pro­ce­sa­dor Dual Core, al me­nos 4 GB de RAM y al me­nos 200 GB de memoria de al­ma­ce­na­mien­to. Es­to bas­ta pa­ra los pro­gra­mas bá­si­cos, no así pa­ra jue­gos 3D o edi­ción de vi­deo, sub­ra­ya Win­deck.

Mi­cro­soft de­ja­rá de ofre­cer ac­tua­li­za­cio­nes de se­gu­ri­dad pa­ra Win­dows 7 en el 2020, así que la má­qui­na de­be te­ner Win­dos 10

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.