FA­MO­SOS. Ra­mi Ma­lek es Fred­die

El ac­tor es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen in­dio Ra­mi Ma­lek, fa­mo­so por ser el hac­ker Elliot de "Mr. Ro­bot", bri­lla en la piel de Fred­die Mer­cury en el fil­me "Rap­so­dia Bohe­mia".

Mia - - SUMARIO -

Sin du­das, el es­treno ci­ne­ma­to­grá­fi­co del 2018. Es­te 1 de no­viem­bre lle­ga la bio­pic de la ban­da bri­tá­ni­ca Queen. Y co­mo no va­mos a re­ve­lar­te más de lo que es­tá per­mi­ti­do, me­jor aden­tré­mo­nos en la his­to­ria de su pro­ta­go­nis­ta, un ac­tor que pa­sa de se­cun­da­rio a le­yen­da. El ac­tor Ra­mi Ma­lek se en­fren­ta al que, pro­ba­ble­men­te, sea el ma­yor re­to de su ca­rre­ra: po­ner su cuer­po y su al­ma al ser­vi­cio del ícono, Fred­die Mer­cury (1946, Tan­za­nia 1991, Lon­dres).

La pe­lí­cu­la abor­da el re­co­rri­do del po­pu­lar gru­po bri­tá­ni­co des­de sus ini­cios cuan­do aún se ha­cían lla­mar Smi­le has­ta que lo­gra fa­ma y for­tu­na ya co­mo Queen, con un re­fe­ren­te cla­ro, el icó­ni­co con­cier­to be­né­fi­co Li­ve Aid de 1985. Y tal fue el com­pro­mi­so de Ma­lek que ase­gu­ra que pa­ra rea­li­zar la es­ce­na de ese show, re­vi­só el ori­gi­nal en YouTu­be "por lo me­nos de 1500 ve­ces", pa­ra es­tu­diar ca­da de­ta­lle, ges­to y mo­vi­mien­to.

El ac­tor es­tá acom­pa­ña­do de Gwilym Lee, Ben Hardy y Jo­seph Maz­ze­llo, que in­ter­pre­tan al res­to de la ban­da, Brian May, Ro­ger Tay­lor y John Dea­con. El ac­tor es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen egip­cio, de 37 años, lle­gó a "Bohe­mian Rhap­sody", di­ri­gi­da por el bri­tá­ni­co Dex­ter Flet­cher, tras años de tra­ba­jo en te­le­vi­sión y ci­ne. Des­de su pri­mer pa­pel en 2004 en "Las chi­cas Gil­mo­re", su vi­da

chi­cas Gil­mo­re", su vi­da cam­bió. Hu­bo de­ce­nas de pa­pe­les pe­que­ños en la te­le­vi­sión; in­ter­ven­cio­nes en el ci­ne (fue Fa­raón Akh­men­rah en la sa­ga "Una no­che en el mu­seo", has­ta que, años des­pués lle­gó su gran opor­tu­ni­dad en la se­rie "Mr. Ro­bot" co­mo el hac­ker Elliot, que le va­lió un Emmy). Des­de 2015 tu­vo pro­yec­tos co­mo pro­ta­go­nis­ta ("Bus­ter's Mal Heart", "Pa­pi­llon") has­ta que le lle­gó la ho­ra de ser Mer­cury.

A ima­gen y se­me­jan­za

“To­dos los días gra­ba­mos una es­ce­na con una can­ción. Día uno, Bohe­mian Rhap­sody. Día dos, Ra­dio Ga Ga . Día tres, Ham­mer To Fall y Day-O. Cua­tro, Crazy Little Thing Ca­lled Lo­ve. Cin­co, We Will Rock You y We are The Cham­pions y en el sex­to día des­can­sa­mos", ase­gu­ró Ma­lek so­bre el Li­ve Aid. El ar­tis­ta ex­pli­có que des­pués rea­li­za­ron to­das las es­ce­nas del con­cier­to. "La adre­na­li­na es­tu­vo al má­xi­mo. Me sen­tí co­mo si lo tu­vie­ra en mis hue­sos". Des­de el prin­ci­pio, el ac­tor es­ta­ba de­ci­di­do a dar lo me­jor de sí pa­ra in­ter­pre­tar a Mer­cury, por lo que an­tes de co­men­zar las prue­bas, no só­lo es­tu­dió al mú­si­co bri­tá­ni­co, sino que fue más allá en su afán de lo­grar una ex­ce­len­te in­ter­pre­ta­ción, por lo que no du­dó en man­dar a ha­cer una pró­te­sis, muy si­mi­lar a la den­ta­du­ra sin­gu­lar de Fred­die, que pa­gó de su pro­pio bol­si­llo. Y la usa­ba pa­ra ir a to­dos la­dos ya que te­nía que "sen­tir­se" y "pa­re­cer­se" a Mer­cuy lo más po­si­ble, ase­gu­ra. Tam­bién an­tes tra­ba­jó la voz con el gui­ta­rris­ta Brian May y el ba­te­ría Ro­ger Tay­lor, los dos in­te­gran­tes del cuar­te­to ori­gi­nal que hoy con­ti­núan co­mo Queen. "Tra­ta­mos de re­pli­car tan­tas co­sas que él te­nía", ex­pli­có. Y lo mis­mo pa­só con el ves­tua­rio. "El ni­vel de au­ten­ti­ci­dad y re­crea­ción de to­das las co­sas de Fred­die fue de un per­fec­to 10", ase­gu­ró el ac­tor.

Lo­ve of my li­fe

Pe­ro la pe­lí­cu­la nos trae, ade­más, una his­to­ria de amor real, ya que el real Fred­die tu­vo una im­por­tan­te re­la­ción con Mary Aus­tin, la mu­jer que se con­vir­tió en su mu­sa y que lo ins­pi­ró a crear can­cio­nes co­mo “Lo­ve of Li­fe”. Quien in­ter­pre­ta el pa­pel de Mary Aus­tin en el fil­me es Lucy Bouyn­ton (24), ac­triz co­no­ci­da por su rol en “Sing Street” y por ser la ac­tual pa­re­ja de Ma­lek.

De acuer­do a US Weekly, “am­bos se co­no­cie­ron en el ro­da­je, en Lon­dres, y no se han se­pa­ra­do des­de en­ton­ces. Los dos crea­ron un víncu­lo es­pe­cial du­ran­te los me­ses en que tra­ba­ja­ron jun­tos”. Am­bos son muy re­ser­va­dos, y las po­cas imá­ge­nes que hay jun­tos son de pa­pa­raz­zis o de los po­cos even­tos a los que asis­ten co­mo pa­re­ja. Uno de ellos fue el des­fi­le de Miu Miu, en mar­zo.

"No soy can­tan­te ni to­co el piano. Pue­do dar otras co­sas de Fred­die, pe­ro no las ob­vias", les di­jo a los pro­duc­to­res

CON­VER­TI­DO en Fred­die, so­lo (izq. y re­cua­dro) y con la ban­da de fic­ción (arri­ba) y, con sa­co a cua­dros, el real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.