BIE­NES­TAR.

Cui­dar el co­ra­zón

Mia - - SUMARIO - Fuen­te: Fun­da­ción Car­dio­ló­gi­ca Ar­gen­ti­na

Ade­más de los ries­gos con la pi­ro­tec­nia, so­lo que­da un pro­ble­ma por evi­tar o re­sol­ver: ¡los ex­ce­sos! Me­sas re­ple­tas de co­mi­das (en mu­chos ca­sos hi­per­ca­ló­ri­cas y no sa­lu­da­bles) y be­bi­das, brin­dis re­pe­ti­dos con in­ges­ta de al­cohol ma­yor de la ha­bi­tual y emo­cio­nes in­ten­sas. To­do ello con­flu­ye en una com­bi­na­ción que se pro­lon­ga du­ran­te va­rios días y pue­de te­ner con­se­cuen­cias no es­pe­ra­das pa­ra la sa­lud.

Los fes­te­jos de fin de año son un mo­men­to pa­ra pres­tar ma­yor aten­ción a los even­tos car­dio­vas­cu­la­res: cri­sis hi­per­ten­si­vas, des­com­pen­sa- ción en pa­cien­tes con in­su­fi­cien­cia car­día­ca, in­far­tos agu­dos de mio­car­dio y ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res, en­tre otros, pue­den lle­gar a ser al­gu­nas de sus ma­ni­fes­ta­cio­nes.

Es­tra­te­gias

Evi­tar el es­trés y la an­sie­dad

El fin de un año es un buen mo­men­to pa­ra ce­rrar un ci­clo, fes­te­jar las me­tas al­can­za­das y evi­tar la frus­tra­ción que con­lle­va lo que no he­mos lo­gra­do. A fin de cuen­tas, con el año que co­mien­za se abre una nue­va opor­tu­ni­dad con 365 días pa­ra po­der in­ten­tar cum­plir nue­vos ob­je­ti­vos que que­da­ron re­le­ga­dos.

Re­cor­dar to­mar la me­di­ca­ción

En mu­chos ca­sos las Fies­tas im­pli­can sa­lir­se de la ru­ti­na, via­jar, vi­si­tar fa­mi­lia­res, cam­biar los ho­ra­rios y ti­pos de co­mi­das. Es por ello que mu­chos pa­cien­tes ol­vi­dan to­mar su me­di­ca­ción o de pro­veer­se su­fi­cien­te can­ti­dad de me­di­ca­men­tos pa­ra esas se­ma­nas que es­ta­re­mos fue­ra. Por eso, lo me­jor es em­pe­zar di­ciem­bre or­ga­ni­zán­do­se de mo­do tal de te­ner me­di­ca­ción pa­ra to­do el mes y re­for­zar el há­bi­to co­ti­diano de to­mar­la si­guien­do la pres­crip­ción.

Plan­tear un me­nú sa­lu­da­ble

Lo ideal se­ría que fue­ra un com­pro­mi­so fa­mi­liar. Co­mo par­te de cui­dar a los se­res que­ri­dos, re­sul­ta im­por­tan­te evi­tar las ten­ta­cio­nes cons­tan­tes en el me­nú plan­tea­do pa­ra las Fies­tas. Se pue­de co­men­zar por pla­ni­fi­car una co­mi­da de fá­cil di­ges­tión (te­nien­do en cuen­ta que las al­tas tem­pe­ra­tu­ras que te­ne­mos en Ar­gen­ti­na). Por ejem­plo, en­sa­la­das con ve­ge­ta­les fres­cos de es­ta­ción, tan sa­bro­sos y va­ria­dos en ve­rano; fru­tos se­cos, bro­chet­tes con ve­ge­ta­les y car­nes, en­sa­la­das de fru­tas, ju­gos o li­cua­dos de fru­tas, en­tre otras. Exis­ten mu­chas otras op­cio­nes pa­ra dis­fru­tar de la co­mi­da, sin gran­des

pri­va­cio­nes y que nos per­mi­ten evi­tar las con­se­cuen­cias in­de­sea­bles de las co­mi­lo­nas.

Con­su­mo res­pon­sa­ble de al­cohol

En mu­chos ca­sos, las Fies­tas son una opor­tu­ni­dad (o ex­cu­sa) pa­ra con­su­mir al­cohol en can­ti­da­des mu­cho ma­yo­res que lo ha­bi­tual y re­co­men­da­ble. Es­to trae con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra la sa­lud. Por eso, me­jor ha­cer un con­su­mo mo­de­ra­do y que sea un com­pro­mi­so de to­do el gru­po evi­tar los ex­ce­sos, so­bre to­do en las per­so­nas más vul­ne­ra­bles a sus con­se­cuen­cias (pa­cien­tes año­sos, obe­sos, con en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, con en­fer­me­da­des psi­quiá­tri­cas, y me­no­res de edad).

No de­jar­nos lle­var por la fie­bre del con­su­mo

Lar­gas co­las en los co­mer­cios, el ca­lor, el can­san­cio y los gas­tos ex­ce­si­vos, ha­cen que mu­chas ve­ces per­da­mos la pers­pec­ti­va de la im­por­tan­cia de dis­fru­tar la lle­ga­da de la Na­vi­dad y el Fin de Año con nues­tros se­res que­ri­dos. En de­fi­ni­ti­va, lo más im­por­tan­te que te­ne­mos son nues­tros afec­tos y dis­fru­tar de nues­tros víncu­los de­be­ría ser la prio­ri­dad.

Pla­ni­fi­car un 2019 con me­tas sa­lu­da­bles

No hay me­jor mo­men­to que el pri­mer día del año pa­ra pro­po­ner­se un año sa­lu­da­ble cui­dan­do la sa­lud: ha­cer ejer­ci­cio, co­mer sa­lu­da­ble­men­te, dis­fru­tar de nues­tros se­res que­ri­dos y ma­ne­jar la an­sie­dad. Es cues­tión de pro­po­nér­se­lo y me­jo­rar nues­tra sa­lud car­dio­vas­cu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.