Adies­tra­mien­to

Mia - - Mascotas -

No gri­tes

Se cla­ro

Te­ne­le pa­cien­cia

Re­com­pen­sa­lo

Mos­tra­le quién es el lí­der

No lo abru­mes ni lo asus­tes (él pien­sa que es alar­ma)

A algunos pe­rros se les pue­de en­se­ñar a no te­mer los true­nos y otros so­ni­dos es­tre­pi­to­sos, pe­ro pa­ra los que no cam­bian su com­por­ta­mien­to hay tra­ta­mien­tos que re­du­cen la an­sie­dad.

• To­ma­te vein­te minutos dia­rios, a la mis­ma ho­ra, en el mis­mo si­tio, y que el lu­gar sea tran­qui­lo y aislado, pa­ra su cla­se dia­ria.

• Nun­ca le pe­gues . El cas­ti­go de­be ser un sa­cu­dón de la co­rrea que lle­gue al collar de ahor­que y un NO muy cla­ro y fuer­te. Re­gu­lá la in­ten­si­dad del cas­ti­go se­gún el error.

• Buscá ayu­da pro­fe­sio­nal pa­ra problemas de con­duc­ta.

• Tu pe­rro pue­de no ser el mis­mo en la en­fer­me­dad. Acer­ca­te a él con ma­yor pre­cau­ción y an­te la me­nor du­da con­sul­tá con el ve­te­ri­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.