La fi­nal más char­la­da del mun­do

Des­pués de la pos­ter­ga­ción de ayer y de va­rias idas y vuel­tas, Bo­ca y Ri­ver ju­ga­rán hoy a las 16, si la llu­via lo per­mi­te.

Mundo D - - Página Delantera - Da­niel Gui­ña­zú Especial des­de Bue­nos Ai­res

Ni el más ins­pi­ra­do no­ve­lis­ta hu­bie­ra ima­gi­na­do una his­to­ria así. Con una re­no­va­da cuo­ta de sus­pen­so. Lue­go de tan­ta ex­pec­ta­ti­va, de tan­to di­cho y tan­to es­cri­to, cuan­do pa­re­cía que se ha­bían ter­mi­na­do las pa­la­bras y que por fin ha­bía lle­ga­do el tiem­po de la pe­lo­ta y los ju­ga­do­res, hu­bo que es­pe­rar 24 ho­ras más. Por lo me­nos. Aun­que ha­brá que es­pe­rar por la de­ci­sión que se to­me hoy al me­dio­día, que po­dría pa­sar la fi­nal pa­ra el sá­ba­do 17.

El tem­po­ral que cas­ti­gó a la ciu­dad de Bue­nos Ai­res des­de ayer por la ma­ña­na con más de 115 mi­lí­me­tros de agua caí­da y fuer­tes vien­tos, for­zó a Con­me­bol a pos­ter­gar en prin­ci­pio pa­ra hoy a las 16 la fi­na­lí­si­ma de la Co­pa Li­ber­ta­do­res de Amé­ri­ca en­tre Bo­ca Ju­niors y Ri­ver Pla­te. Siem­pre y cuan­do el mal tiem­po lo per­mi­ta.

En pa­ra­le­lo, la pos­ter­ga­ción com­pli­có la pro­gra­ma­ción de la Su­per­li­ga, que de­bió rear­mar­se de apu­ro por ra­zo­nes ope­ra­ti­vas. De tal ma­ne­ra, el par­ti­do en­tre Hu­ra­cán y Go­doy Cruz pa­só pa­ra ma­ña­na a las 19, y el de Vé­lez y San Lo­ren­zo se co­rrió a las 21.30.

A las 15.15 de ayer, una ho­ra y 45 mi­nu­tos an­tes del ho­ra­rio pre­vis­to pa­ra el arran­que del par­ti­do, el ár­bi­tro chi­leno Ro­ber­to To­bar re­co­rrió el cam­po de jue­go de la Bom­bo­ne­ra y com­pro­bó que la pe­lo­ta flo­ta­ba y que era im­po­si­ble que el par­ti­do se dispu­tara con nor­ma­li­dad en un te­rreno lleno de char­cos y con mu­cha agua acu­mu­la­da de­ba­jo del cés­ped.

“La de­ci­sión fue la co­rrec­ta, pe­ro de­bió ha­bér­se­la to­ma­do an­tes por res­pe­to a los hin­chas”, ex­pre­só el pre­si­den­te de Bo­ca, Da­niel An­ge­li­ci quien no par­ti­ci­pó de la de­ci­sión que Con­me­bol cen­tra­li­zó sin dar­le in­ter­ven­ción a los di­ri­gen­tes de los clu­bes.

El en­te con­ti­nen­tal pre­ten­dió has­ta úl­ti­mo mo­men­to que la fi­nal se ju­ga­se y su pre­si­den­te Ale­jan­dro Do­mín­guez, alo­ja­do en un lu­jo­so ho­tel del ba­rrio de Re­ti­ro, se man­tu­vo en con­tac­to te­le­fó­ni­co per­ma­nen­te con Fe­de­ri­co Nan­tes, di­rec­tor de com­pe­ti­cio­nes de clu­bes de Con­me­bol, quien des­de muy tem­prano lo fue in­for­man­do des­de el es­ta­dio mis­mo de la evo­lu­ción des­fa­vo­ra­ble de la si­tua­ción.

La de­mo­ra de las co­mi­ti­vas de Bo­ca y Ri­ver en par­tir des­de sus res­pec­ti­vas con­cen­tra­cio­nes dio el pri­mer in­di­cio de que la rea­li­za­ción del par­ti­do es­ta­ba en ries­go. El plan­tel bo­quen­se, in­clu­so, re­ci­bió la or­den de ba­jar del óm­ni­bus y vol­ver al ho­tel cuan­do es­ta­ba a pun­to de par­tir rum­bo a la Bom­bo­ne­ra.

Pe­ro la lle­ga­da del equi­po ar­bi­tral chi­leno in­te­gra­do por To­bar y sus asis­ten­tes Christian Schie­mann y Clau­dio Ríos pre­ci­pi­tó los acon­te­ci­mien­tos y su re­co­rri­da por la can­cha inun­da­da ba­jo una llu­via in­ten­sa, de­ter­mi­nó la pos­ter­ga­ción del en­cuen­tro, mien­tras en las tri­bu­nas, 10 mil bo­quen­ses can­ta­ban ba­jo el agua.

Des­de la ma­ña­na de ayer el pi­so de la Bom­bo­ne­ra es­ta­ba com­pli­ca­do pa­ra ab­sor­ber la llu­via. Las su­ce­si­vas tor­men­tas lo fue­ron em­peo­ran­do y a pri­me­ra ho­ra de la tar­de, po­cos ase­gu­ra­ban que el par­ti­do fue­ra a rea­li­zar­se, pe­se a los men­sa­jes op­ti­mis­tas que ba­ja­ban des­de el más al­to ni­vel de la Con­me­bol.

El es­ta­dio fue ha­bi­li­ta­do a las 13, pe­ro por la in­cer­ti­dum­bre, a dos ho­ras del jue­go ha­bía me­nos pú­bli­co del que se es­pe­ra­ba. La des­con­cen­tra­ción fue rá­pi­da. Y si el cli­ma me­jo­ra, los bo­quen­ses vol­ve­rán hoy a la Bom­bo­ne­ra pa­ra alen­tar a su equi­po aca­so en el par­ti­do más im­por­tan­te de su his­to­ria.

(FE­DE­RI­CO LÓ­PEZ CLA­RO)

Inun­da­da. Las pre­ci­pi­ta­cio­nes anega­ron La Bo­ca y obli­ga­ron a pos­ter­gar el par­ti­do cuan­do ha­bía gen­te den­tro de la Bom­bo­ne­ra. Si no se jue­ga hoy, se­rá el sá­ba­do que vie­ne.

(FE­DE­RI­CO LÓ­PEZ CLA­RO)

Así no se po­día ju­gar. Los hin­chas ya ha­bían in­gre­sa­do a la can­cha y ob­ser­va­ban có­mo el agua se acu­mu­la­ba en el cam­po de jue­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.