Una fi­nal desopi­lan­te y que nos des­cri­be

Mundo D - - Fútbol + Copa Libertadores - Guillermo Puente Cor­tos y lar­gos gpuen­te@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Desopi­lan­te, se­gún di­ce el dic­cio­na­rio, es un ad­je­ti­vo que des­cri­be una si­tua­ción que cau­sa ri­sas o car­ca­ja­das. Al­go de eso pro­du­jo ayer to­do lo que su­ce­dió con es­ta tan ha­bla­da fi­nal his­tó­ri­ca de la Co­pa Li­ber­ta­do­res de Amé­ri­ca en­tre Bo­ca y Ri­ver. La sus­pen­sión de ayer se su­ma a una se­rie de si­tua­cio­nes que vie­nen su­ce­dien­do des­de el mo­men­to en el que se co­no­ció que los ri­va­les de to­da la vi­da se iban a en­fren­tar por pri­me­ra vez en la fi­nal del tor­neo con­ti­nen­tal más im­por­tan­te de es­ta par­te del pla­ne­ta.

Y no de­ja de des­cri­bir­nos. Co­mo so­cie­dad ar­gen­ti­na y sud­ame­ri­ca­na. Y a las ins­ti­tu­cio­nes que se equi­vo­can una y otra vez.

Co­mo ejem­plo, un bo­tón. Ayer, en me­dio de la vo­rá­gi­ne pa­ra sa­ber si se ju­ga­ba o no el par­ti­do en la Bom­bo­ne­ra, la Con­me­bol tui­teó de ma­ne­ra ofi­cial: “Por mo­ti­vos de fuer­za ma­yor el par­ti­do que­da sus­pen­di­do pa­ra ma­ña­na, domingo 25 a las 16”. Ese men­sa­je, mi­nu­tos des­pués fue bo­rra­do y se co­rri­gió: se ju­ga­rá el domingo 11, a las 16.

Pe­ro ade­más, en un fútbol su­per­pro­fe­sio­nal co­mo el ar­gen­tino y el de la Con­me­bol, que mue­ve mi­llo­nes de dó­la­res (el cam­peón se lle­va­rá 6 mi­llo­nes de dó­la­res), no pue­de pa­sar lo que es­tá pa­san­do. Hay que re­cor­dar que en prin­ci­pio las fi­na­les se iban a dispu­tar los miér­co­les 7 y 28 de no­viem­bre. Lue­go pa­sa­ron a los sá­ba­do 10 y 24, des­pués de mu­chas es­pe­cu­la­cio­nes con que se po­dían pa­sar pa­ra los domingo 11 y 25 por res­pe­to a los so­cios de la co­mu­ni­dad ju­día.

Pe­ro ade­más de las idas y vuel­tas con las fe­chas del Bo­caRi­ver, in­vo­lu­cra a la pro­gra­ma­ción de la Su­per­li­ga con el in­con­ve­nien­te que eso aca­rrea en la pla­ni­fi­ca­ción. Por ejem­plo lo que su­ce­dió con el In­de­pen­dien­te-Bel­grano. En prin­ci­pio es­ta­ba pro­gra­ma­do pa­ra el sá­ba­do 10 y pa­só pa­ra el domingo 11 pa­ra no coin­ci­dir con la pri­me­ra fi­nal de la Li­ber­ta­do­res. Aho­ra, se pa­só pa­ra el domingo y ju­ga­rían el mis­mo día. Es más, la de­le­ga­ción del Pi­ra­ta se iba en­te­ran­do de los no­ve­da­des mien­tras via­ja­ba a Bue­nos Ai­res en óm­ni­bus.

Y ni ha­blar de los hin­chas que or­ga­ni­za­ron sus vi­das en torno a es­te Bo­ca-Ri­ver. Los even­tos que se ha­brán pos­ter­ga­dos pa­ra no su­per­po­ner ho­ra­rios. Aho­ra to­do cam­bió y na­die sa­be a cien­cia cier­ta si hoy se ju­ga­rá o pa­sa­rá pa­ra el sá­ba­do 17.

El dia­rio Mar­ca de Es­pa­ña hi­zo ta­pa con el su­per­clá­si­co ar­gen­tino y el tí­tu­lo: “De­cid­me qué se sien­te”. Un po­co de ver­güen­za se sien­te por tan­to ma­no­seo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.