Ba­rras que van, ba­rras que vuel­ven

Mundo D - - Fútbol - Luis He­re­dia Pe­lo­ta­zo al va­cío lhe­re­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Pe­se a los de­no­da­dos es­fuer­zos de la Justicia ar­gen­ti­na pa­ra que el je­fe de la ba­rra bra­va de Bo­ca, Ra­fael Di Zeo, via­je a Es­pa­ña y con­cu­rra al par­ti­do de ma­ña­na con­tra Ri­ver por la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, la in­cur­sión del re­co­no­ci­do ba­rra (figura por ejem­plo en el Pro­gra­ma Tribuna Se­gu­ra), que­dó en la na­da por te­mor a las ac­ti­tu­des dis­cri­mi­na­to­rias de las au­to­ri­da­des es­pa­ño­les so­bre per­so­nas que pa­de­cen cier­tos pro­ble­mas de com­por­ta­mien­to o con­duc­ta.

“Es cier­to que Di Zeo afron­ta en el país una cau­sa por en­cu­bri­mien­to en un se­cues­tro, ya ele­va­da a jui­cio oral, y otra por ins­ti­ga­ción a dos ho­mi­ci­dios en el mar­co de una in­ter­na de la ba­rra, pe­ro has­ta que no se de­mues­tre lo con­tra­rio es inocen­te y en tal con­di­ción na­da me­jor que un via­je al ex­te­rior pa­ra to­mar ai­re y sa­car­se el es­trés que sig­ni­fi­can los pro­ce­sos ju­di­cia­les”, ex­pli­ca­ron fuen­tes del juz­ga­do que au­to­ri­zó su par­ti­da.

“In­clu­so des­de la ven­ta­ni­lla de Aten­ción al Ba­rra Bra­va, que fun­cio­na en nues­tro tri­bu­nal, se le pro­por­cio­nó fo­lle­te­ría con re­co­men­da­cio­nes de res­tau­ran­tes y lu­ga­res de in­te­rés tu­rís­ti­co y cul­tu­ral pa­ra que el ciu­da­dano Di Zeo pue­da vi­si­tar en Ma­drid, aun­que acla­rán­do­le que por ejem­plo en el Mu­seo Del Pra­do no se pue­de en­trar po­nien­do el pe­cho o tra­ban­do los mo­li­ne­tes”, agre­gó la fuen­te.

Pe­ro Di Zeo se que­da­rá con las ga­nas de apre­ciar La Ren­di­ción de Bre­da de Ve­láz­quez o Las Tres Gra­cias de Ru­bens, y de pa­so el par­ti­do, por­que el via­je en mo­do bu­me­rán de Ma­xi­mi­li­ano Maz­za­ro, je­fe de una fac­ción di­si­den­te de la ba­rra que fue de­por­ta­do ape­nas pu­so pies en Ba­ra­jas, de­jó en cla­ro que los es­pa­ño­les es­tán muy in­flui­dos por los pre­jui­cios, so­bre to­do los de­ri­va­dos de antecedentes en cau­sas por ho­mi­ci­dio y aso­cia­ción ilí­ci­ta co­mo los que fi­gu­ran en el le­ga­jo de Maz­za­ro.

Jun­to a Di Zeo, alma ma­ter del ban­de­ra­zo de des­pe­di­da xe­nei­ze, tam­bién se que­da­ron en Bue­nos Ai­res Mau­ro Mar­tín, y va­rios la­de­ros: “To­pa­do­ra” Kru­ger, “Ma­ni­ja” Man­ta­rro y “Mo­chi­la” Ro­ble­ro, en­tre otros re­co­no­ci­dos in­te­gran­tes de la “12” cu­yo in­gre­so a Es­pa­ña es­tá más di­fí­cil que es­ca­par­le al im­pues­to a las Ga­nan­cias. Es­ta cir­cuns­tan­cia po­dría ge­ne­rar un pro­ble­ma tác­ti­co en el Ber­na­béu: que los es­ca­sos ba­rras que pue­dan en­trar si lo­gran elu­dir el con­trol de Tribuna Se­gu­ra que rea­li­za­rán po­li­cías es­pa­ño­les y ar­gen­ti­nos, no van a te­ner un je­fe que los aglu­ti­ne y guía en sus ac­cio­nes en las tri­bu­nas. “Es­ta­mos ana­li­zan­do nom­bres al­ter­na­ti­vos pa­ra rea­li­zar es­ta fun­ción y los que tie­nen más con­sen­so en la cú­pu­la son los de Mar­ley y el de Clau­dio Ma­ría Do­mín­guez. No sa­be­mos si son hin­chas de Bo­ca o no pe­ro al pa­so que va­mos son los úni­cos que po­drían su­pe­rar los con­tro­les de ad­mi­sión”, ex­pli­có “Re­vien­ta­crá­neos” Oli­ve­ra, vo­ce­ro del de­par­ta­men­to de Re­la­cio­nes Pú­bli­cas y Pro­to­co­lo de “La Do­ce”.

Mien­tras el “Ope­ra­ti­vo Ber­na­béu” se si­gue ana­li­zan­do en la ba­rra bo­quen­se, en el Con­gre­so de la Na­ción se frus­tró el tra­ta­mien­to de la de­no­mi­na­da Ley An­ti­ba­rras en el la Cá­ma­ra de Dipu­tados por di­fe­ren­cias de cri­te­rio en­tre los le­gis­la­do­res que de­fien­den el pro­yec­to tal cual fue en­via­do y los pro­po­nen mo­di­fi­ca­cio­nes ta­les co­mo ayu­das eco­nó­mi­cas del Es­ta­do a ba­rra­bra­vas cu­yos equi­pos se fue­ron al des­cen­so (ya que las caí­das de in­gre­sos son muy sen­si­bles, es­pe­cial­men­te con la re­ven­ta de en­tra­das), sub­si­dios a los ba­rras que quie­ran via­jar al ex­tran­je­ro a alen­tar a sus equi­pos y la crea­ción del Día del Ba­rra­bra­va en ho­me­na­je a “Ma­no­pla” Gon­zá­lez (el pri­me­ro en pa­rar­se en un pa­ra ava­lan­chas e in­ven­tor de esa mo­da­li­dad) y que sea in­clui­do en­tre los fe­ria­dos ina­mo­vi­bles.

“Su­ce­de que al­gu­nos dipu­tados no en­tien­den que es una Ley An­ti­ba­rras y no Pro­ba­rras, por eso es im­po­si­ble in­cluir en el pro­yec­to ini­cia­ti­vas co­mo la ju­bi­la­ción del ba­rra­bra­va pa­ra to­do aquel ba­rra que acre­di­te más de 30 años inin­te­rrum­pi­dos de ta­blón y la crea­ción del Hos­pi­tal del Ba­rra­bra­va pa­ra aten­der a los he­ri­dos en los en­fren­ta­mien­tos (he­ri­das cor­to­pun­zan­tes, pe­dra­das de di­fe­ren­te ta­ma­ño, per­di­go­nes de go­ma, etc.). En ca­so de ne­ce­si­dad de ór­ga­nos pa­ra tras­plan­te “los mu­cha­chos se en­car­gan de con­se­guir­los”, ase­gu­ró uno de los im­pul­so­res de la idea.

Las com­pli­ca­cio­nes sur­gi­das con la cas­co­tea­da fi­nal de la Li­ber­ta­do­res y con los ba­rras via­je­ros pu­so en evi­den­cia an­te el mun­do el per­tur­ba­dor sub­mun­do de las ba­rra­bra­vas ar­gen­ti­nas, en­tra­ma­da que el país pa­re­ce im­po­si­bi­li­ta­do de des­mon­tar.

LAS COM­PLI­CA­CIO­NES CON LA FI­NAL CO­PE­RA PU­SIE­RON EN EVI­DEN­CIA EL PER­TUR­BA­DOR SUB­MUN­DO DE LAS BA­RRAS AR­GEN­TI­NAS.

(ILUS­TRA­CIÓN DE CHUM­BI)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.