To­ca­dos pa­ra

Musa - - BELLEZA -

“El pei­na­do de­be en­car­gar­se de mi­ni­mi­zar los atri­bu­tos me­nos fa­vo­ra­bles y re­sal­tar las ca­rac­te­rís­ti­cas más no­ta­bles”, di­ce Oc­ta­vio Mar­tí­nez pei­na­dor y es­ti­lis­ta ur­bano. Con su equi­po de pro­fe­sio­na­les, acon­se­ja so­bre pei­na­dos pa­ra las fu­tu­ras no­vias que tie­nen pla­nea­do dar el sí en es­ta pri­ma­ve­ra. El pei­na­do pa­ra una no­via de­pen­de­rá no só­lo de su ves­ti­do sino tam­bién, de la épo­ca del año en que se ca­se, por lo ge­ne­ral, se uti­li­za el pe­lo re­co­gi­do o se­mi­re­co­gi­do en los me­ses de pri­ma­ve­ra-ve­rano. “Si el pe­lo es­tá suel­to, siem­pre es con­ve­nien­te que al­go es­té aga­rra­do pa­ra que no mo­les­te ni se ven­ga a la ca­ra”, di­ce Oc­ta­vio. El staff de Mar­tí­nez coin­ci­de en que los

Ya no es ex­clu­si­va la flor na­tu­ral co­mo adorno del pe­lo: a ella se le su­man to­ca­dos de di­ver­sos ma­te­ria­les co­mo pue­den ser pie­dras o te­la, que tam­bién que­dan muy bien.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.