Las ve­nas abier­tas de la trans­for­ma­ción di­gi­tal

Je­sús Mo­reno So­sa, de la fi­lial lo­cal de Mc­Kin­sey, ana­li­za có­mo im­pac­tan las nue­vas tec­no­lo­gías en los ser­vi­cios.

Negocios - - NEGOCIOS + INNOVACIÓN - Da­nie­la Tkach Es­pe­cial

En la Ar­gen­ti­na, las in­dus­trias de ser­vi­cios son las que lle­van la de­lan­te­ra en ma­te­ria de trans­for­ma­ción di­gi­tal.

“Tie­ne ac­ti­vos y ca­pa­ci­da­des que lo po­ten­cian pa­ra ser un país na­tu­ral­men­te de avan­za­da”, ex­pli­ca Je­sús Mo­reno So­sa,

part­ner de Mc­Kin­sey & Com­pany Ar­gen­ti­na.

Con el mun­do desa­rro­lla­do, la bre­cha es gran­de; mien­tras que con res­pec­to al res­to de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, la si­tua­ción se re­vier­te.

Se­gún el aná­li­sis de la con­sul­to­ra de la cual for­ma par­te, nues­tro país ocu­pa el se­gun­do lu­gar en La­ti­noa­mé­ri­ca en ma­te­ria de in­cur­sión en lo di­gi­tal.

“En Ar­gen­ti­na ya hay em­pre­sas que cap­tu­ran al­re­de­dor del 20 por cien­to de sus clien­tes en en­tor­nos di­gi­ta­les, co­mo tam­bién exis­ten com­pa­ñías que son 100 por cien­to di­gi­ta­les”, sos­tie­ne.

Sin em­bar­go, cree que aún se tra­ta de un es­ta­do in­ci­pien­te que da pa­ra mu­chí­si­mo más. Trans­for­ma­ción por ob­je­ti­vos. Hay tres gran­des ti­pos de cam­bios. Unos con­sis­ten en rea­li­zar en for­ma di­gi­tal pro­ce­sos que an­tes se ha­cían en for­ma ma­nual, co­mo abrir una cuen­ta ban­ca­ria o emi­tir una pó­li­za de se­gu­ros. Otros apun­tan al mar­ke­ting y al en­torno di­gi­tal co­mo ca­nal de ven­tas. Por úl­ti­mo, se tra­ta de co­men­zar a uti­li­zar téc­ni­cas avan­za­das de ana­lí­ti­ca ba­sa­da en big da­ta.

Im­pac­to in­me­dia­to. La ve­lo­ci­dad a la que hoy se ge­ne­ran y al­ma­ce­nan da­tos no tie­ne pre­ce­den­tes. La cues­tión ra­di­ca en que en la mis­ma mag­ni­tud to­da esa in­for­ma­ción se des­apro­ve­cha.

“Te­ne­mos que con­tar con tec­no­lo­gía pa­ra usar­los y al­go­rit­mos pa­ra interpretarlos. Lo más im­por­tan­te y desafian­te es im­ple­men­tar los re­sul­ta­dos”, se­ña­la.

Co­mo ca­sos de éxi­to en big da­ta, Mo­reno So­sa men­cio­na la pre­ven­ción de frau­de en el ru­bro de los se­gu­ros. “Tra­ba­ja­mos con com­pa- ñías que ya cuen­tan con un mon­tón de in­for­ma­ción que rá­pi­da­men­te se tras­la­da a al­go­rit­mos y pro­ba­bi­li­da­des”.

Las tra­bas lle­gan a la ho­ra de lo­grar que la me­to­do­lo­gía sea acep­ta­da por to­da una red de co­mer­cia­li­za­ción y to­dos los pro­duc­to­res, pe­ro el im­pac­to eco­nó­mi­co es in­me­dia­to y per­mi­te in­ver­tir en más tec­no­lo­gía.

Otros ejem­plos exi­to­sos son per­fi­les de ries­go cre­di­ti­cio y la ela­bo­ra­ción me­dian­te al­go­rit­mos de la me­jor ofer­ta de ser­vi­cios ban­ca­rios pa­ra un clien­te es­pe­cí­fi­co.

Nue­vos mo­de­los de ne­go­cios. Exis­ten com­pa­ñías que son to­tal­men­te di­gi­ta­les y que van a ata­car el ne­go­cio tra­di­cio­nal.

Wa­nap, por ejem­plo, es el pri­mer ban­co di­gi­tal con apro­ba­ción del Ban­co Cen­tral. “Los pri­me­ros en to­mar es­tas ini­cia­ti­vas, que tam­bién con­sis­ten en el de­sa­rro­llo de pla­ta­for­mas sin pre­ce­den­tes, se­rán ca­sos del lla­ma­do win­ner­ta­kes-all”, ex­pli­ca.

Por úl­ti­mo, ve­re­mos una com­pe­ten­cia fe­roz en­tre gi­gan­tes tec­no­ló­gi­cos –co­mo Goo­gle, Ama­zon o Facebook–, en­tran­do en ne­go­cios que an­tes só­lo es­ta­ban re­ser­va­dos pa­ra los pla­yers tra­di­cio­na­les. “Bas­ta pen­sar en Ali­ba­ba, que pa­só de ser un e-com­mer­ce a un eco­sis­te­ma en­te­ro”, con­clu­ye So­sa Mo­reno.

Ca­da uno a su rit­mo. Las in­dus­trias de me­dios, la ban­ca­ria, la ma­nu­fac­tu­re­ra o la ener­gé­ti­ca; en­tre otras que men­cio­na el con­sul­tor, son de las pri­me­ras en to­mar la de­lan­te­ra.

Lue­go, la ur­gen­cia por trans­for­mar­se de­pen­de en gran me­di­da del ob­je­ti­vo de ne­go­cios que ha­ya por de­trás de ca­da em­pre­sa. “En cual­quier in­dus­tria que uno lo pien­se, el po­ten­cial es enor­me”, re­su­me.

HAYGIGANTES TEC­NO­LÓ­GI­COS, CO­MO ALI­BA­BA, QUEPASARON DESERUNE-COM­MER­CE AUNECOSISTEMA EN­TE­RO.

TENEMOSQUECONTAR CON TEC­NO­LO­GÍA PA­RA USARDATOS, ALGORITMOSPARA INTERPRETARLOS, Y TENERRESULTADOS.

(MC­KIN­SEY.COM)

Hue­llas pi­sa­das. Pa­ra Mo­reno So­sa, hay mu­cha in­for­ma­ción en las em­pre­sas que se des­apro­ve­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.