Abrir una fran­qui­cia en ocho pa­sos

El for­ma­to ad­mi­te in­ver­sio­nes des­de $ 350.000. Ase­gu­ran que ofre­ce ven­ta­jas en es­ta co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca.

Negocios - - Negocios + Inversión - Flo­ren­cia Ri­poll fri­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Cór­do­ba es una fac­to­ría de fran­qui­cias: se es­ti­ma que aquí na­cie­ron unas 90 mar­cas que han lo­gra­do ge­ne­rar más de cua­tro mil lo­ca­les en el país y en el ex­te­rior.

Des­de la Cá­ma­ra de Fran­qui­cias de Cór­do­ba (Cf­cor) ase­gu­ran que el sis­te­ma si­gue cre­cien­do, in­clu­so a pe­sar de la re­ce­sión, ya que se tra­ta

de un for­ma­to que ofre­ce ven­ta­jas en es­te con­tex­to.

Co­mo in­ver­sión pa­ra un fran­qui­cia­do, re­sul­tan me­nos ries­go­sas que ini­ciar un ne­go­cio sin mar­ca pa­ra­guas ni know how. A la vez, an­te un mer­ca­do la­bo­ral ex­pul­si­vo, su­man de­man­da co­mo mé­to­do de au­to­em­pleo.

A con­ti­nua­ción, in­te­gran­tes de la Cá­ma­ra y con­sul­to­ras es­pe­cia­li­za­das apor­tan un pa­so a pa­so de ocho pun­tos pa­ra con­ver­tir­se en fran­qui­cia­do.

1) Au­to­em­pleo o Py­me. La pri­me­ra de­ci­sión por cla­ri­fi­car es el per­fil de fran­qui­cia­do que se bus­ca ser. “Hay dos ti­pos: el que pien­sa en una fran­qui­cia co­mo au­to­em­pleo o quien la quie­re co­mo mo­de­lo de cre­ci­mien­to em­pre­sa­rial, pen­san­do en va­rios lo­ca­les”, apun­ta San­tia­go Sal­ce­do, de Cen­tro­fran­chi­sing.

Des­de Fi­bra Con­sul­to­res apor­tan: “El fran­qui­cia­do pue­de ser ac­ti­vo (au­to­em­pleo) o inac­ti­vo (no in­vo­lu­cra­do en la ope­ra­ción dia­ria).” Los pri­me­ros se orien­tan a fran­qui­cias de baja in­ver­sión ( low cost) y po­co per­so­nal, mien­tras que los se­gun­dos pue­den ir por mar­cas

que com­pren­dan dis­tin­tos ru­bros.

2) Ele­gir ru­bro. Son va­rios los fac­to­res que im­pac­tan en es­ta de­ci­sión, pe­ro las con­sul­to­ras re­co­mien­dan no de­jar de con­si­de­rar afi­ni­dad, gus­to per­so­nal y ex­pe­rien­cia pre­via en la ac­ti­vi­dad. Ade­más, cla­ro, el aná­li­sis de la com­ple­ji­dad del ru­bro, su mer­ca­do y la ofer­ta de mar­cas. Es cla­ve apo­yar­se en la Cá­ma­ra (ofre­ce ca­tá­lo­go de mar­cas y lis­ta­do de con­sul­to­ras) y en la ase- so­ría ex­per­ta.

Aun­que 52 por cien­to de las fran­qui­cias lo­ca­les son de alimentos, la in­dus­tria se vie­ne di­ver­si­fi­can­do: el otro 48 por cien­to in­clu­ye ve­te­ri­na­ria, tu­ris­mo, in­du­men­ta­ria, ser­vi­cios, edu­ca­ción, en­tre otros.

3) In­ver­sión. Hay fran­qui­cias de 350 mil pe­sos has­ta 40 millones, infor man des­de la Cá­ma­ra. “Las low cost re­quie­ren de 400 mil a 900 mil pe­sos. Es­tán to­man­do pro­ta­go­nis­mo por­que de­man­dan baja in­ver­sión y tie­nen fle­xi­bi­li­dad y po­ca es­truc­tu­ra”, pre­ci­sa la con­sul­to­ra Fra­nMar­ket.

¿Ejem­plo? Ra­pi­pa­go, la fran­qui­cia más ba­ra­ta y la más de­man­da­da en el úl­ti­mo año. El tiem­po de re­cu­pe­ro de in­ver­sión va­ría se­gún la mar­ca, pe­ro el pro­me­dio ac­tual es de 22 me­ses.

4) Ele­gir mar­ca. Aquí ayu­da el ase­so­ra­mien­to de con­sul­to­ras es­pe­cia­li­za­das. Se re­quie­re co­no­cer en pro­fun­di­dad a la em­pre­sa, ana­li­zar a fon­do su propuesta en com­pa­ra­ción con otras y te­ner feed­back de otros fran­qui­cia­dos. Tam­bién, ma­ne­jar da­tos du­ros y téc­ni­cos co­mo el ra­tio in­ver­sión-ren­ta­bi­li­dad, fee men­sual y es­truc­tu­ra de

UNA FRAN­QUI­CIA ES UN NE­GO­CIO A LAR­GO PLA­ZO, RE­QUIE­RE UN ANÁ­LI­SIS SE­RIO Y PRO­FE­SIO­NAL. Ro­dri­go Lu­ras­chi, ge­ren­te Cf­cor

cos­tos, ade­más de es­que­ma de te­rri­to­ria­li­dad, via­bi­li­dad del ne­go­cio en la zo­na y cues­tio­nes ju­rí­di­cas (con­tra­to, pla­zo, obli­ga­cio­nes, ex­clu­si­vi­dad).

5) Ex­tras por ob­ser­var. Fra­nMar­ket re­co­mien­da ana­li­zar el plan de ne­go­cio y pro­yec­cio­nes de la mar­ca fran­qui­cian­te, y aten­der a cues­tio­nes vin­cu­la­das con su in­ver­sión en in­no­va­ción, en tec­no­lo­gía y en po­si­cio­na­mien­to. Es im­por­tan­te co­no­cer qué so­por­te ofre­ce a su red de fran­qui­cias, qué ti­po de fle­xi­bi­li­dad de ges­tión da al fran­qui­cia­do y si tie­ne un sis­te­ma de es­ca­la­bi­li­dad pa­ra sus fran­qui­cia­dos, que es­ti­mu­le ese cre­ci­mien­to.

6) Re­gis­tro. Fi­bra Con­sul­to­res con­se­ja tam­bién che­quear que la mar­ca es­té de­bi­da­men­te re­gis­tra­da y cuen­te con un ade­cua­do ins­tru­men­to (con­tra­to de fran­qui­cias) pa­ra re­gu­lar de­re­chos y obli­ga­cio­nes de am­bas par­tes. “So­bre to­do lue­go de que se pro­mul­ga­ra la ley de fran­qui­cias de 2015 (ver Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial, li­bro ter­ce­ro, tí­tu­lo 4, ca­pí­tu­lo 19, Fran­qui­cia)”, re­co­mien­dan.

7) Se­lec­ción. Ele­gi­da la mar­ca, al fran­qui­cia­do le to­ca so­me­ter­se al pro­ce­so de se­lec­ción del fran­qui­cian­te, du­ran­te el cual se ter­mi­na de con­fir­mar o no la afi­ni­dad en­tre am­bos, más allá del cum­pli­mien­to de re­qui­si­tos for­ma­les.

La mar­ca guía al in­ver­sor en cues­tio­nes co­mo la se­lec­ción del lo­cal, si aún no lo tie­ne.

8) Fir­ma y ca­pa­ci­ta­ción. El acuer­do se plas­ma en la fir ma del con­tra­to, pa­so en el que se re­co­mien­da con­tar con ase­so­ría de un abo­ga­do.

A par­tir de allí, el fran­qui­cian­te ca­pa­ci­ta al fran­qui­cia­do y en pa­ra­le­lo se im­ple­men­ta ope­ra­ti­va­men­te la fran­qui­cia, has­ta ini­ciar su ope­ra­ción. Con­ser­var la co­mu­ni­ca­ción flui­da con la mar­ca se­gui­rá sien­do cla­ve pa­ra la re­la­ción.

( LA VOZ)

In­te­rés. La úl­ti­ma ex­po so­bre fran­qui­cias or­ga­ni­za­da por la cá­ma­ra lo­cal reunió a unos 70 ex­po­si­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.