“Hac­kear” a los mer­ca­dos de tra­ba­jo

Negocios - - En Profundidad - An­drés Pa­lla­ro Di­rec­tor Ob­ser­va­to­rio del Fu­tu­ro - US21

El año pa­sa­do se­rá re­cor­da­do por el ré­cord de con­ver­sa­ción, aná­li­sis y de­ba­te so­bre el fu­tu­ro del em­pleo en el mar­co de las trans­for­ma­cio­nes que vi­ven nues­tras so­cie­da­des, en es­pe­cial por ace­le­ra­ción tec­no­ló­gi­ca vía in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ro­bots.

El G-20 rea­li­za­do en Ar­gen­ti­na fue sin­to­má­ti­co, al adop­tar el fu­tu­ro del em­pleo co­mo te­má­ti­ca cen­tral de re­fle­xión.

El tra­ba­jo de los se­res hu­ma­nos ya no se­rá lo que vie­ne sien­do por la sen­ci­lla ra­zón de que má­qui­nas y soft­wa­re ha­rán por no­so­tros mu­chas más ta­reas en to­dos los ti­pos de ac­ti­vi­da­des. El fe­nó­meno es glo­bal y ge­ne­ra mu­chas in­cóg­ni­tas. Hay un co­mún de­no­mi­na­dor en to­dos los abor­da­jes so­bre el te­ma: apos­tar por la edu­ca­ción.

No po­de­mos es­pe­rar por­que la cur­va de ace­le­ra­ción tec­no­ló­gi­ca es mu­cho más pro­nun­cia­da que la cur­va de pre­pa­ra­ción de la gen­te pa­ra apro­ve­char­la y de desa­rro­llo de nue­vos mo­de­los y sis­te­mas pa­ra la era di­gi­tal.

El mun­do es­tá to­man­do con­cien­cia de que no al­can­za con lo que se es­tá ha­cien­do pa­ra que la di­ná­mi­ca de re­con­ver­sión la­bo­ral y so­cial equi­pa­ren a la dis­rup­ción tec­no­ló­gi­ca y la glo­ba­li­za­ción ace­le­ra­da. Por ello, pro­po­ne­mos la idea de hac­kear los mer­ca­dos de tra­ba­jo.

El re­for­mis­mo pro­gre­si­vo en es­te te­rreno ya no ga­ran­ti­za efi­ca­cia y se re­quie­re una ac­ción co­lec­ti­va en múl­ti­ples fren­tes que per­mi­ta re­sul­ta­dos de gran es­ca­la a cor­to pla­zo. Hac­kear ,en de­fi­ni­ti­va, sig­ni­fi­ca lo­grar gran­des ata­jos pa­ra ha­cer las co­sas que sa­be­mos (con dis­tin­tos ni­ve­les de evi­den­cia) que hay que ha­cer an­tes de que los cam­bios pro­duz­can grie­tas so­cia­les de di­fí­cil re­ver­sión.

Mo­der­ni­zar el abor­da­je de la ges­tión pú­bli­ca so­bre el tra­ba­jo. Mi­nis­te­rios na­cio­na­les y pro­vin­cia­les si­guen ha­cien­do más de lo mis­mo. Ur­ge al me­nos cons­truir una pla­ta­for­ma di­gi­tal úni­ca en ca­da país que sea ca­paz de re­gis­trar las ha­bi­li­da­des que ca­da ciu­da­dano va lo­gran­do y ca­ta­li­zar opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo. Pro­mo­ver la per­ma­nen­te adap­ta­ción y ac­tua­li­za­ción la­bo­ral de­bie­ra ser un man­tra de to­do go­bierno. Fo­men­tar y mul­ti­pli­car ini­cia­ti­vas que, de for­ma crea­ti­va, apun­tan a lle­var co­lec­ti­vos so­cia­les más re­za­ga­dos ha­cia las com­pe­ten­cias re­que­ri­das hoy y, so­bre to­do, a fu­tu­ro. En Ar­gen­ti­na (y en otros paí­ses) hay múl­ti­ples pro­yec­tos (pú­bli­cos y pri­va­dos)

que re­quie­ren ser ace­le­ra­dos, co­nec­ta­dos y op­ti­mi­za­dos. Blin­dar nue­vas ex­pe­rien­cias de desa­rro­llo la­bo­ral que re­quie­ren de en­sa­yos, pro­mo­cio­nes y re­gí­me­nes es­pe­cia­les pa­ra na­cer y re­pro­du­cir­se.

Re­crear la di­ná­mi­ca de las me­sas de trans­for­ma­ción sec­to­rial de in­dus­trias y ser­vi­cios. Ma­pear las trans­for­ma­cio­nes ne­ce­sa­rias en ca­da sec­tor y ace­le­rar las con­ver­sa­cio­nes.

In­no­var en se­rio en la po­lí­ti­ca im­po­si­ti­va pa­ra con­ver­tir­la en pa­lan­ca del desa­rro­llo la­bo­ral del fu­tu­ro. Hay mu­chas aris­tas pa­ra dis­cu­tir aquí. Un eje cen­tral de­bie­ra ser co­nec­tar me­jor los be­ne­fi­cios im­po­si­ti­vos a los avan­ces en ma­te­ria de trans­for­ma­ción di­gi­tal de las em­pre­sas (cla­ves pa­ra su sus­ten­ta­bi­li­dad), en­tre­na­mien­to de tra­ba­ja­do­res pa­ra nue­vos re­que­ri­mien­tos y crea­ción de nue­vos em­pleos.

Más que nun­ca, los im­pues­tos de­ben in­cen­ti­var la ge­ne­ra­ción de em­pleos, pues ya no ha­brá Es­ta­do que pue­da com­pen­sar la cuen­ta.

De la mano de es­to, el mun­do va en­ten­dien­do que la in­cor­po­ra­ción de ro­bots en los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos no de­be ser com­ba­ti­vo, pe­ro tam­po­co neu­tro des­de el pun­to de vis­ta im­po­si­ti­vo, al me­nos con el afán de que las enor­mes ga­nan­cias de pro­duc­ti­vi­dad que su­po­nen ayu­den a fi­nan­ciar la tran­si­ción de mi­llo­nes de per­so­nas.

(RA­MI­RO PE­REY­RA/AR­CHI­VO)

Tra­ba­jo. El em­pleo pri­va­do re­gis­tra­do acu­mu­la en el Gran Cór­do­ba seis me­ses de caí­da in­ter­anual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.