Me­te en cin­tu­ra tus an­to­jos

Newsweek en Español - - NEWS - Por Jes­si­ca Nas­ser

PE­SE A LOS MI­TOS que exis­ten en torno a la dis­ci­pli­na ali­men­ta­ria, la reali­dad es que no exis­te una re­gla que apli­que en to­dos los ca­sos, pues, por ejem­plo, na­da pue­de ga­ran­ti­zar­te que si co­mes ca­da cier­to tiem­po ba­ja­rás de pe­so. Lo que real­men­te im­por­ta es lo que co­mes y las can­ti­da­des. Y es­to de­pen­de de ca­da per­so­na, su rit­mo de vi­da, si rea­li­za ac­ti­vi­dad fí­si­ca, et­cé­te­ra.

Lo que sí es cier­to es que, co­mien­do por­cio­nes pe­que­ñas ca­da dos ho­ras, con­tro­las me­jor esos ata­ques de ham­bre y man­tie­nes a ra­ya la ten­ta­ción de ali­men­tos po­co sa­nos o ca­pri­chos que no ha­cen bien a tu cuer­po.

Hay per­so­nas a las que les fun­cio­na co­mer ca­da tres ho­ras en po­cas can­ti­da­des. Es­tas per­so­nas tie­nen un rit­mo de vi­da que les per­mi­te ac­ce­der a ali­men­tos sa­lu­da­bles en cual­quier mo­men­to.

Por ejem­plo, si una per­so­na co­me tres co­mi­das al día co­rrec­ta­men­te ba­lan­cea­das y sa­lu­da­bles, no lle­ga con ham­bre a la si­guien­te co­mi­da. En cam­bio, la per­so­na que desa­yu­nó po­co por fal­ta de tiem­po, y des­pués co­me una co­mi­da muy gran­de ce­ro sa­lu­da­ble por­que es lo pri­me­ro que en­con­tró por­que ya no aguan­ta­ba el ham­bre, de­be­ría de con­su­mir una co­la­ción pa­ra po­der ni­ve­lar su ham­bre, niveles de azú­car y ca­lo­rías con­su­mi­das du­ran­te to­do el día.

Lo im­por­tan­te de es­te te­ma es apren­der a es­cu­char a tu cuer­po y sa­ber cuán­do real­men­te te es­tá pi­dien­do co­mi­da y cuán­do es an­to­jo o des­hi­dra­ta­ción. Es im­por­tan­te pla­near las co­mi­das pa­ra po­der lle­gar a tus me­tas en­ten­dien­do que la nu­tri­ción no es un re­gla­men­to y que to­do se de­be de ver sub­je­ti­va­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.