Cir­cui­to gour­met Oli­vos

A pa­sos de la quin­ta pre­si­den­cial se res­pi­ra la re­no­va­ción gas­tro­nó­mi­ca. No­ve­da­des pa­ra agen­dar y co­no­cer en un nue­vo po­lo foo­die.

Noticias - - STAFF - VICKY GUAZZONE DI PASSALACQUA @miss­kar­ma

En el úl­ti­mo tiem­po, la re­no­va­ción tam­bién le lle­gó en for­ma de com­ple­jos co­mer­cia­les y de ha­llaz­gos ais­la­dos. Los lu­ga­res top. Dón­de co­mer y be­ber.

Es un ba­rrio tra­di­cio­nal y tran­qui­lo que, en tér­mi­nos de con­su­mo, llevaba al­gún tiem­po sin ma­yo­res no­ve­da­des. Mien­tras sus ve­ci­nos Vicente Ló­pez y Mar­tí­nez sor­pren­dían con nue­vas aper­tu­ras, Oli­vos pa­re­cía dor­mir una sies­ta gour­met. Pe­ro eso es­tá cam­bian­do por com­ple­to. Por­que en el úl­ti­mo tiem­po la re­no­va­ción tam­bién le lle­gó, en for­ma de com­ple­jos co­mer­cia­les y de ha­llaz­gos ais­la­dos. Aquí, el ma­pa ac­tua­li­za­do de lu­ga­res pa­ra co­mer y be­ber en uno de los dis­tri­tos top de la zona nor­te

JUN­TO AL AGUA. Tal vez una de las aper­tu­ras más re­so­nan­tes sea la de Ca­sa del Es­te. Ba­jo la pro­pues­ta de sen­tir­se de via­je, es­te res­tau­ran­te crea­do por cua­tro ami­gos apun­ta a una at­mós­fe­ra don­de se mez­clan las más dis­tin­tas et­nias, con co­lo­res y tex­tu­ras pre­sen­tes en to­das sus for­mas, lám­pa­ras bam­boo y ven­ti­la­do­res Bom­bay, ade­más de una gran exu­be- ran­cia ve­ge­tal. La car­ta, en tan­to, pro­po­ne una cocina de au­tor fir­ma­da por el chef Lu­ciano Lo­sa­da, es­ta­cio­nal y con fo­co en el pro­duc­to, aun­que a la vez se ofre­ce una ba­rra de sus­hi a car­go de Ema­nuel Ma­xi­mi­li­amo Wi­lli­mas y Agus­tín Pa­ra­da y una am­plia va­rie­dad de tra­gos con el se­llo de Pa­blo Ber­nal. “Y tam­bién con­ta­mos con una atrac­ti­va pro­pues­ta de ta­pas pa­ra acom­pa­ñar el af­ter of­fi­ce, y bo­ca­di­llos y en­sa­la­das apun­ta­dos al con­cep­to de room service ho­te­le­ro”, des­cri­ben des­de el lu­gar. “Te­ne­mos una cocina in­ten­sa, de sa­bo­res mar­ca­dos. Ribs es­pe­cia­das, po­len­ta sa­bro­sa. Con un gus­to ries­go­so que busca in­quie­tar al co­men­sal”, com­ple­ta Lo­sa­da. En el puerto de Oli­vos se eri­ge es­ta no­ve­dad que abre tan­to al me­dio­día co­mo de no­che, se­du­cien­do con al­muer­zos li­ge­ros y ce­nas sin tiem­po.

Tam­bién a pa­sos del puerto, Ma­la­grino es otra de las no­ve­da­des más re­cien­tes, cu­yo fuer-

te son los de­sa­yu­nos, al­muer­zos y me­rien­das. Es que su ca­fé de es­pe­cia­li­dad (he­cho me­dian­te la má­qui­na Vic­to­ria Ar­duino que pre­si­de el sa­lón) y su pas­te­le­ría de es­ti­lo ame­ri­cano son el fo­co, to­do en un es­pa­cio am­plio, lu­mi­no­so y con de­ta­lles de di­se­ño. A car­go de la co­ci­ne­ra y em­pren­de­do­ra Ma­ría Ma­la­grino, el lu­gar tam­bién in­clu­ye una te­rra­za, una tien­da de flo­res (Lo­la Flo­res Shop) y un sec­tor tra­se­ro pa­ra ma­yor pri­va­ci­dad. ¿Cuán­do ir? Ideal­men­te, un fin de se­ma­na, pa­ra po­der dis­fru­tar del brunch, que pre­sen­ta dis­tin­tos pla­tos con in­fluen­cia de co­ci­nas de to­do el mun­do adap­ta­dos al pa­la­dar lo­cal. Por ca­so, una bu­rra­ta con be­ren­je­nas asa­das, ta­bu­le y ave­lla­nas, o una ham­bur­gue­sa en pan de brio­che con ched­dar, ce­bo­llas ca­ra­me­li­za­das, pic­kles y pa­pas. Las tor­tas me­re­cen men­ción apar­te, des­de la clá­si­ca ca­rrot ca­ke has­ta la Lu­ci­fer, un festín cho­co­la­to­so. PROLÍFICO COM­PLE­JO. Otra pa­ta que tu­vo mu­cha in­je­ren­cia en es­tos ai­res de re­no­va­ción fue el com­ple­jo La Pal­me­ra, so­bre Li­ber­ta­dor y Co­rrien­tes. Aquí, uno de los pri­me­ros en ins­ta­lar­se fue Pa­blo Mas­sey, que mu­dó así La Pa­na­de­ría de Pa­blo de San Tel­mo a Oli­vos. Con una am­bien­ta­ción ele­gan­te y so­bria (rea­li­za­da por el re­co­no­ci­do Ho­ra­cio Ga­llo), se lu­ce co­mo un res­tau­ran­te de cocina es­ta­cio­nal que busca re­fle­jar la iden­ti­dad por­te­ña con una fu­sión de téc­ni­cas me­di­te­rrá­neas y pro­duc­tos lo­ca­les de má­xi­ma ca­li­dad. Des­de el desa­yuno has­ta la no­che, sus puer­tas es­tán abier­tas y su cli­ma acom­pa­ña, mu­tan­do en car­ta y so­ni­do se­gún avan­za el día. Aun­que es su horno a car­bón Jos­per, úni­co en Ar­gen­ti-

na, quien se ro­ba los aplau­sos con su es­pe­cial coc­ción de car­nes y pes­ca­dos, da­do que su al­ta tem­pe­ra­tu­ra de tra­ba­jo per­mi­te bra­sear y asar mien­tras apor­ta tex­tu­ra, ju­go­si­dad y el sa­bor úni­co de la le­ña.

Ape­nas dan­do la vuel­ta so­bre la ave­ni­da se ubi­ca el se­gun­do lo­cal de Car­ne, el “bar de ham­bur­gue­sas” del mul­ti­pre­mia­do chef Mau­ro Co­la­gre­co. Con car­ne 100% de pas­tu­ra, en­sa­la­das con ve­ge­ta­les or­gá­ni­cos y fru­tas na­tu­ra­les de es­ta­ción, el con­cep­to es ar­mar 64 com­bi­na­cio­nes a par­tir de 10 ingredientes, par­tien­do de una pro­pues­ta clá­si­ca de ham­bur­gue­sa com­ple­ta y pu­dien­do so­fis­ti­car­la me­dian­te dis­tin­tos agre­ga­dos (se des­ta­can, por ejem­plo, los pin­chos de Ha­llou­mi co­mo acom­pa­ña­mien­to). “Cuan­do de­ci­di­mos abrir nues­tra se­gun­da se­de, en­ten­di­mos que el po­lo gour­met que se es­ta­ba ar­man­do en Oli­vos po­día atraer tan­to a gen­te de la zona co­mo de otros pun­tos de la pro­vin­cia y la ciu­dad”, ex­pli­can des­de Car­ne. Ubi­ca­dos en lo que fue un mí­ti­co res­tau­ran­te fa­mi­liar, ade- más les in­tere­só vol­ver a con­ju­rar ese cli­ma de reunión.

Fi­nal­men­te, so­bre Mai­pú tam­bién se ex­pan­de la mo­vi­da gour­met. Da cuen­ta de es­to Fo­rest Dan, un res­to­bar de cocina fu­sión ame­ri­ca­na con una car­ta fres­ca y di­ná­mi­ca, que per­mi­te tan­to pi­car en­tre va­rios co­mo co­mer con con­tun­den­cia des­de ham­bur­gue­sas y sánd­wi­ches has­ta gou­lash y ra­vio­lo­nes. Pa­ra acom­pa­ñar, su car­ta de tra­gos ma­ri­da muy bien con un atar­de­cer en su pa­tio, en un am­bien­te que se ame­ni­za con ve­las, bue­na mú­si­ca y DJs en vi­vo. En es­pe­cial si se cie­rra con al­gu­na de sus pro­pues­tas dul­ces, co­mo la Coo­kies Mess, con he­la­do de cre­ma ame­ri­ca­na con chips, Oreos, cre­ma ba­ti­da, sal­sa de dul­ce de le­che y sal­sa de cho­co­la­te. Una bom­ba que se­gu­ra­men­te da­rá ga­nas de co­no­cer más de es­te nue­vo po­lo gour­met.

RE­LA­JA­DO. Fo­rest Dan ofre­ce op­cio­nes pa­ra to­do el día, pe­ro bri­lla so­bre to­do en sus no­ches de DJs.

UNA TRA­VE­SÍA. Así so­ña­ron la ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca en Ca­sa del Es­te los cua­tro ami­gos fun­da­do­res. BE­LLO DELI. La co­ci­ne­ra Ma­ría Ma­la­grino dio rien­da suel­ta a su sue­ño (y ta­len­tos) en su res­tau­rant ho­mó­ni­mo.

PRO­DUC­TO NA­TU­RAL. Pa­blo Mas­sey ha­ce fo­co en los ingredientes de es­ta­ción en un ám­bi­to ele­gan­te y mo­derno.

ES­PÍ­RI­TU MI­CHE­LIN. El “bar de ham­bur­gue­sas” del re­co­no­ci­do Mau­ro Co­la­gre­co cui­da has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.