Epi­de­mia de re­nun­cias: la pre­sen­te edi­ción del “Bai­lan­do” se dis­tin­gue por los cons­tan­tes ama­gues de por­ta­zos que no se con­cre­tan. Edi­ción de­va­lua­da y la ne­ce­si­dad de un es­cán­da­lo. Las au­sen­cias que sí se no­tan.

La ame­na­za fa­lli­da de de­jar el programa ya es mo­da en­tre los par­ti­ci­pan­tes del "Bai­lan­do". A la ca­za de aten­ción fu­gaz.

Noticias - - STAFF - MAR­COS TEIJEIRO mtei­jei­ro@per­fil.com @tei­jei­ro­mar­cos

Mar­chas y con­tra­mar­chas. Llan­tos, gri­tos, de­cla­ra­cio­nes al­ti­so­nan­tes pa­ra que to­do si­ga igual. Si al­go dis­tin­gue a la edi­ción 2018 del "Bai­lan­do por un sue­ño" es un mal que pa­re­ce afec­tar a mu­chos de los par­ti­ci­pan­tes: ju­ran re­nun­ciar a la com­pe­ten­cia pa­ra echar­se atrás só­lo unas ho­ras des­pués. La fal­ta de es­cán­da­los re­so­nan­tes, la ca­ren­cia de fi­gu­ras de pe­so y el po­co rating de "ShowMatch" em­pu­ja­ron a los fa­mo­sos con­vo­ca­dos a ame­na­zar con ir­se del cer­ta­men prác­ti­ca­men­te to­das las se­ma­nas. En pos de ge­ne­rar vi­si­bi­li­dad, las es­tre­llas del "Bai­lan­do" es­tán en­fer­mas de "re­nun­ci­tis".

La úl­ti­ma en su­mar­se a la mo­da de los por­ta­zos fa­lli­dos fue Lour­des Sán­chez, el miér­co­les 7. Des­de su lu­gar co­mo pa­ne­lis­ta en "Los Án­ge­les de la ma­ña­na", la bai­la­ri­na ase­gu­ró en­tre lá­gri­mas que de­ja­ría el cer­ta­men. "No lo sa­be na­die, no lo iba a con­tar, pe­ro no puedo se­guir sos­te­nién­do­lo", ex­pli­có la mu­jer de "El Cha­to" Pra­da, al tiem­po que ase­gu­ra­ba que su pa­re­ja de bai­le, el ac­tor Die­go Ra­mos, se es­ta­ba en­te­ran­do de la de­ci­sión en ese mis­mo mo­men­to. Sin em­bar­go, en­tre el llan­to, Sán­chez rá­pi­da­men­te con­fir­mó que no se va del programa, sino que vol­ve­rá a su rol co­mo in­te­gran­te del BAR, una es­pe­cie de ju­ra­do pa­ra­le­lo que se in­cor­po­ró es­te año al con­cur­so. El ejem­plo de la fal­sa re­nun­cia lle­va­da al ex­tre­mo: lá­gri­mas de co­co­dri­lo por un aban­dono que no se con­cre­ta­rá.

PANDEMIA. Un día an­tes de que Sán­chez anun­cia­ra acon­go­ja­da su ida, que fi­nal­men­te no fue tal, otra in­te­gran­te del show tam­bién ha­bía de­ci­di­do mar­char­se: Sol Pé­rez. Pre­ci­sa­men­te lue­go de una pe­lea con Lour­des Sán­chez, la ru­bia no só­lo aban­do­nó el es­tu­dio de "ShowMatch" en vi­vo, sino que días des­pués ex­pli­có en un mó­vil que su par­ti­ci­pa­ción en el programa ha­bía ter­mi­na­do. "Es una de­ci­sión to­ma­da. No me pa­re­ce que se me­tan con mi fa­mi­lia y que di­gan que agre­dí fí­si­ca­men­te a al­guien. Me pa­re­ce cual­quier co­sa", ex­pli­có enoja­da Pé­rez. La co­men­ta­da re­nun­cia lle­vó in­clu­so a que sus fans le col­ga­ran un pa­sa­ca­lles pi­dién­do­le que con­ti­núe en el cer­ta­men. Sin em­bar­go, ella no da­ba el bra­zo a tor­cer en su de­ci­sión y evi­ta­ba re­fe­rir­se al te­ma en sus re­des so­cia­les. Pe­ro la ma­gia de la TV to­do lo pue­de, y al igual que Sán­chez, Sol tam­bién mon­tó su la­cri­mó­geno show pa­ra re­ver su de­ci­sión: tras ho­ras de de­li­be­ra­ción en vi­vo en el programa "Los es­pe­cia­lis­tas del show", Mar­ce­lo Po­lino la con­ven­ció. En me­nos de 24 ho­ras, Pé­rez pa­só de des­po­tri­car con­tra el programa y ase­gu­rar que se ha­bía cru­za­do un lí­mi­te sa­gra­do al ata­car a su fa­mi­lia a vol­ver a bai­lar co­mo si na­da hu­bie­ra su­ce­di­do.

Ni Pé­rez ni Sán­chez son las pri­me­ras en ame­na­zar con ir­se del programa de Mar­ce­lo Tinelli y lue­go dar mar­cha atrás. Pe­ro sus re­nun­cias fa­lli­das con só­lo un día de di­fe­ren­cia de­jan ver la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar po­lé­mi­cas que atrai­gan a los te­le­vi­den­tes en un año en que "ShowMatch" pre­sen­ta su ver­sión más de­va­lua­da. Sin fi­gu­ras de re­nom­bre, arran­can­do en sep­tiem­bre y con "100 días pa­ra enamo­rar­se" afian­za­do co­mo

com­pe­ten­cia, la re­nun­ci­tis se con­ta­gió en­tre to­dos los in­te­gran­tes del programa.

Ya en sep­tiem­bre de es­te año, cuan­do el show re­cién arran­ca­ba, el sín­dro­me se ha­bía he­cho pre­sen­te. En aque­lla opor­tu­ni­dad fue Cint­hia Fer­nán­dez la que pu­so su re­nun­cia a dis­po­si­ción de la pro­duc­ción lue­go de un cru­ce con Lau­ri­ta Fer­nán­dez. El es­cán­da­lo, que se desa­rro­lló du­ran­te va­rios pro­gra­mas ayu­dó a le­van­tar los nú­me­ros de rating y por eso, aun­que fi­nal­men­te no se con­cre­tó su ida, sí sen­tó pre­ce­den­te.

Es­me­ral­da Mi­tre tam­bién se in­te­gró al gru­po de quie­nes pu­sie­ron su con­ti­nui­dad en du­da pa­ra lue­go te­ner ma­te­rial po­lé­mi­co pa­ra ha­blar al ai­re. La ac­triz se en­fren­tó con Ya­ni­na La­to­rre quien acu­só a la fa­mi­lia Mi­tre de apo­yar a la úl­ti­ma dic­ta­du­ra mi­li­tar. Es­me­ral­da no só­lo sa­lió a cru­zar pú­bli­ca­men­te a la es­po­sa del ex fut­bo­lis­ta, sino que además le dio un ul­ti­má­tum a la pro­duc­ción: "O me pi­de disculpas o me voy, no es jo­da es­te te­ma. Ten­go un jui­cio por es­te te­ma y no quie­ro que me lla­me an­ti­se­mi­ta, me­nos con mi pa­dre mu­rien­do. Ar­mé un qui­lom­bo tre­men­do, eli­jan", de­cía el men­sa­je que le man­dó a Fe­de­ri­co Hop­pe. Mi­tre no só­lo fil­tró la si­tua­ción ya que se equi­vo­có y le en­vió el men­sa­je a otro Fe­de­ri­co, See­ber, periodista de Te­le­no­che, sino que lue­go no cum­plió su pro­me­sa. Ya­ni­na La­to­rre si­gue fir­me en "Los Án­ge­les de la ma­ña­na" y ella vol­vió a la pis­ta del "Bai­lan­do" sin re­mor­di­mien­tos. Más aún, el cru­ce me­diá­ti­co le va­lió pa­ra ga­nar en po­pu­la­ri­dad y pa­ra que Tinelli tu­vie­ra un te­ma más pa­ra ge­ne­rar po­lé­mi­ca en las pre­vias al bai­le. SI­LLA CALIENTE. Es­ta en­fer­me­dad no afec­ta só­lo a los bai­la­ri­nes. Los in­te­gran­tes del ju­ra­do tam­bién son fuen­te de re­nun­cias que no se con­cre­tan. Es­te año, el cuar­te­to de eva­lua­do­res fue re­no­va­do: Mo­ria Ca­sán y Pam­pi­ta se ale­ja­ron y en su lu­gar lle­ga­ron Flo­ren­cia Pe­ña y Lau­ri­ta Fer­nán­dez y las dos fue­ron no­ti­cia por su po­si­ble ida. Lau­ri­ta fue la pri­me­ra en ama­gar cuan­do a me­nos de un mes m de ini­cia­do el ci­clo, cl a fi­nes de sep­tiem­bre, br sa­lió a res­pon­der que qu no aban­do­na­ría el programa. p Los ru­mo­res ha­bían h sur­gi­do de los pro­pios pro­gra­mas sa­té­li­tes de "ShowMatch" ("Los es­pe­cia­lis­tas del show" y "Hay que ver") los cua­les in­di­ca­ron que la bai­la­ri­na no es­ta­ba con­for­me con su nue­vo rol. "La es­tá pa­san­do mal en el ju­ra­do. Yo sé que ella fue a ha­blar con la pro­duc­ción des­pués de la pe­lea, no sé si uti­li­zó la pa­la­bra re­nun­cia, pe­ro di­jo que es­te ti­po de peleas no las to­le­ra­ba", in­di­có Án­gel de Bri­to, otro de los ju­ra­dos y fuen­te au­to­ri­za­da pa­ra re­la­tar los en­tre­te­lo­nes de lo que ocu­rre en La­flia. Lau­ri­ta sa­lió al cru­ce en Twit­ter y des­es­ti­mó la ver­sión, aun­que se­gún re­co­no­cie­ron des­de la pro­duc­to­ra, la ame­na­za exis­tió.

Pe­ro Fer­nán­dez con­ta­gió a quien se sien­ta a su la­do: Flo­ren­cia Pe­ña tam­bién mos­tró síntomas de re­nun­ci­tis. En Twit­ter, la ac­triz reali­zó un su­ges­ti­vo co­men­ta­rio acer­ca de la na­tu­ra­li­za­ción del mal­tra­to que exis­te en la te­le­vi­sión. Los pro­pios pro­gra­mas de La­flia in­di­ca­ron que la pu­bli­ca­ción de­mos­tra­ba su des­con­ten­to e in­clu­so se apu­ra­ron en se­ña­lar que ha­bían exis­ti­do reunio­nes pa­ra en­con­trar a su re­em­pla­zan­te. Pe­ña se man­tu­vo en si­len­cio. Pe­ro, al igual que sus com­pa­ñe­ras, la re­nun­cia fi­nal­men­te no se ma­te­ria­li­zó.

En dos me­ses de programa, cua­tro bai­la­ri­nas y dos ju­ra­dos es­tu­vie­ron en­vuel­tos en ru­mo­res de re­nun­cias que nun­ca se con­cre­ta­ron.

FOTOS: CEDOC.

ACLARACIÓN VIRTUAL. Flo­ren­cia Pe­ña y Lau­ri­ta Fer­nán­dez de­bie­ron sa­lir al cru­ce de las ver­sio­nes de re­nun­cia. Am­bas ju­ra­dos es­ta­rían des­con­ten­tas con su rol. 10 de no­viem­bre del 2018/ NOTICIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.