PA­REN LA MANO

Ro­jo y juez di­cen que no, Bo­ca ju­ra que sí.

Olé - - PAGINA DELANTERA - FA­VIO VE­RO­NA f v e r o n a @ ole.com.ar

Si el ár­bi­tro lle­ga­ba a co­brar pe­nal íba­mos a ma­tar a Verón”. Gas­tón Sil­va lo di­ce entre ri­sas, pe­ro sus pa­la­bras no dis­tan de­ma­sia­do de la reali­dad. Las ho­ras pa­san y la po­lé­mi­ca con­ti­núa ins­ta­la­da en el am­bien­te. En Bo­ca hay bron­ca. Y en In­de­pen­dien­te tam­bién por­que con­si­de­ran que las dis­cu­sio­nes en torno al fa­llo de Ariel Pe­nel ter­mi­na­ron em­pa­ñan­do un po­co el triun­fa­zo que con­si­guió el equi­po de Ariel Ho­lan an­te el pun­te­ro del cam­peo­na­to. El te­ma ocu­pó los pri­me­ros pla­nos en las ter­tu­lias de ca­fé, las pá­gi­nas de los dia­rios y los pro­gra­mas ra­dia­les y te­le­vi­si­vos. ¿Hu­bo mano? Se­rá im­po­si­ble lle­gar a un pun­to de con­cor­dan­cia. Lo que es in­dis­cu­ti­ble es que se tra­tó de un pe­nal de la­bo­ra­to­rio: el re­pa­so de la ju­ga­da en cá­ma­ra len­ta y des­de dis­tin­tas pers­pec­ti­vas no es su­fi­cien­te en mu­chos ca­sos pa­ra ba­jar el mar­ti­llo y ter­mi­nar con el de­ba­te. Aque­llos que vie­ron la ma­nio­bra apol­tro­na­dos en un si­llón y con un ca­fé de por me­dio de­bie­ron acu­dir al mi­cros­co­pio pa­ra ana­li­zar con precisión la ju­ga­da. Par­tien­do des­de esa ba­se, emer­ge una pregunta. ¿Es jus­to ba­jar el mar­ti­llo y con­de­nar al ár­bi­tro? Pa­ra san­cio­nar una mano, el juez de­be te­ner la cer­te­za ab­so­lu­ta de que la mis­ma exis­tió. “Vi la ju­ga­das tras el par­ti­do y si­go pen­san­do igual: no fue pe­nal. La pe­lo­ta pe­ga en la ca­be­za de Nán­dez. Es una ju­ga­da gris y hay que de­ci­dir en una mi­lé­si­ma de se­gun­do. Acá la de­re­cha es mía. Si hu­bie­se es­ta­do el VAR se­gu­ra­men­te no nos íba­mos a po­ner de acuer­do”, co­men­tó Pe­nel en diá­lo­go con TyC Sports.

En Ave­lla­ne­da la sen­sa­ción tér­mi­ca no dis­ta mu­cho de la que se per­ci­be en La Bo­ca. “Pa­ra no­so­tros hu­bo fa­llos ar­bi­tra­les que tam­po­co co­bra­ron a nues­tro fa­vor. ¿Por qué no ha­blan de eso? Mo­les­ta que só­lo se men­cio­ne la úl­ti­ma ju­ga­da de ellos. Si quieren po­ner una lu­pa, que la usen pa­ra los dos la­dos. Hay co­sas que no se mues­tran. Ade­más, la pe­lo­ta nun­ca me pe­gó en la mano. Es Nán­dez el que ca­be­cea. Si la hu­bie­se to­ca­do con la mano o el bra­zo, hu­bie­se caí­do muer­ta”, se des­car­gó Gon­za­lo Verón. Sus com­pa­ñe­ros pien­san lo mis­mo que él. Y to­dos de­cla­ra­ron en sin­to­nía con ese men­sa­je. “No fue mano de nin­gu­na ma­ne­ra”, re­mar­có Sil­va, ya des­po­ja­do del tono jo­co­so. “A ve­ces se equi­vo­can pa­ra un la­do y a ve­ces pa­ra el otro. Pe­ro en es­te ca­so no fue pe­nal. Vi la ju­ga­da por te­le­vi­sión y es­tá más que cla­ro que es ca­be­za con ca­be­za”, ex­pre­só Lean­dro Fer­nán­dez en Muy In­de­pen­dien­te. Em­ma­nuel Gi-

“LA VI TRAS EL PAR­TI­DO Y SI­GO PEN­SAN­DO IGUAL: NO FUE PE­NAL”.

Ariel Pe­nel

Ár­bi­tro

gliot­ti tam­bién se mos­tró ali­nea­do con ese pun­to de vis­ta: “Verón me di­jo que no la to­ca, que to­do es pro­duc­to del en­vión. En la te­le­vi­sión no se lle­ga a ver con ni­ti­dez si la to­ca con la mano o no. Si in­clu­so la cá­ma­ra len­ta ge­ne­ra dudas, hay que dar­le la de­re­cha al ár­bi­tro. To­dos dis­cu­ten esa ju­ga­da, pe­ro hu­bo tres a fa­vor de In­de­pen­dien­te de las que no se di­jo na­da”.

El au­tor del úni­co gol del par­ti­do, Mar­tín Benítez, no an­du­vo con vuel­tas: “Hi­ci­mos un gran par­ti­do y se ha­bla só­lo de si hu­bo o no pe­nal. Pa­ra mí no hu­bo nin­gu­na mano. No­so­tros ga­na­mos. Los de­más si quieren que si­gan ha­blan­do”. Ni­co­lás Fi­gal cam­bió un po­co el fo­co: “¿Si hu­bo pe­nal? Yo creo que sí, ¿no vie­ron la mano de Be­be­lo Rey­no­so?”. Y Ariel Ho­lan tam­po­co le es­ca­pó a la dis­cu­sión: “Si se equi­vo­có, lo hi­zo pa­ra los dos la­dos”.

En el Ro­jo hu­bo una­ni­mi­dad de cri­te­rios. Na­die vio pe­nal. Y to­do el plan­tel tam­bién pu­so el gri­to en el cielo por otras ju­ga­das. Es­tá cla­ro que ca­da uno in­ter­pre­ta el Có­di­go Pe­nel en fun­ción de sus in­tere­ses. Por lo pron­to, di­cen que las igle­sias de Ave­lla­ne­da se dis­tin­guen por su hos­pi­ta­li­dad. Y que atien­den las 24 ho­ras sin dis­tin­ción de ca­mi­se­ta.

Gon­za­lo Verón Vo­lan­te ofen­si­vo “LA PE­LO­TA NO ME PE­GÓ NUN­CA EN LA MANO. LA CA­BE­CEA NÁN­DEZ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.