YO TEN­GO JE

Con un go­la­zo del pi­be Je­ró­ni­mo Cac­cia­bué, Ne­well´s le ga­nó a Ta­lle­res en Ro­sa­rio y lle­ga con el áni­mo en alza al par­ti­do con­tra Bo­ca. Ojo, Me­lli­zo...

Olé - - SUPERLIGA - POR JO­SÉ SACCHI ole­ro­sa­rio@ole.com.ar

Se arro­di­lla y fes­te­ja en el sue­lo. Es un mo­men­to úni­co pa­ra él. Com­bi­na fe­li­ci­dad con desaho­go. La reac­ción de Je­ró­ni­mo Cac­cia­bué, el hé­roe de la no­che ro­sa­ri­na, re­pre­sen­ta el sig­ni­fi­ca­do de la vic­to­ria pa­ra Ne­well´s. La des­car­ga del pi­be de 20 años, que de­bu­tó y con­vir­tió el go­la­zo del triun­fo, de­mues­tra el su­fri­mien­to que acu­mu­ló el equi­po de Omar De Fe­lip­pe por el des­pil­fa­rro de si­tua­cio­nes de gol an­te Ta­lle­res. Pe­ro el premio a la vo­lun­tad y a la bús­que­da del triun­fo lle­gó en el fi­nal, gra­cias a otro pro­duc­to sur­gi­do de la can­te­ra ro­ji­ne­gra. Un acier­to del en­tre­na­dor, que se ani­mó a po­ner­lo en can­cha. Así, el con­jun­to ro­sa­rino lle­ga con el áni­mo en alza pa­ra vi­si­tar a Bo­ca y de­jó atrás el mal tra­go de la de­rro­ta (3-0) con Atlé­ti­co Pa­ra­naen­se por la Sud­ame­ri­ca­na.

El re­sul­ta­do se ajus­tó al desa­rro­llo del en­cuen­tro. La Le­pra fue su­pe­rior a su ri­val por jue­go y en­tre­ga. Víc­tor Fi­gue­roa ma­ne­jó los tiem­pos del equi­po. Se pu­so el tra­je de con­duc­tor y se mo­vió con li­ber­tad, ya que el me­dio­cam­po vi­si­tan­te nun­ca pu­do fre­nar­lo. El ejem­plo fue gol a los tres mi­nu­tos: el vo­lan­te de 34 años se com­bi­nó con Fér­to­li y mar­có un go­la­zo con una gran de­fi­ni­ción al abrir el pie de­re­cho. La aper­tu­ra del mar­ca­dor no fre­nó al lo­cal. Con­ti­nuó con el do­mi­nio y fue por más. Aun­que allí se en­con­tró con el gran dé­fi­cit de la no­che: la efec­ti­vi­dad. En par­te por im­pe­ri­cia y tam­bién de­bi­do a los re­fle­jos de Gui­do He­rre­ra.

El ar­que­ro de la T pri­me­ro ta­pó el re­ma­te de Ale­xis Ro­drí­guez, lue­go Leal fa­lló un mano a mano y más tar­de otra vez apa­re­ció el por­te­ro pa­ra des­viar un ti­ro de Fér­to­li. De esa ju­ga­da, en la que Lous­tau de­bió san­cio­nar cor­ner, lle­gó un sa­que de ar­co rá­pi­do que ter­mi­nó con un pe­nal de Fe­rro­ni so­bre Arau­jo (la fal­ta fue apenas afue­ra del área), que lue­go con­vir­tió Sil­va...

Ne­well´s ´po­dría ha­ber­se ido al des­can­so dos o tres go­les arri­ba, pe­ro se mar­chó con el mar­ca­dor igua­la­do en uno. Sin em­bar­go, tu­vo la ca­pa­ci­dad pa­ra re­po­ner­se del gol­pe y se­guir bus­can­do la vic­to­ria, sin tan­ta precisión y cla­ri­dad, aun­que im­pu­so co­ra­zón y tam­bién ta­len­to. Por­que el pi­be Cac­cia­bué le rom­pió el ar­co a Ta­lle­res y con­si­guió que ex­plo­te el Mar­ce­lo Biel­sa. Yo ten­go Je. Y mu­cha fe.

UN GRI­TO EU­FÓ­RI­CO, LLENO DE EMO­CIÓN, PA­RA EL PI­BE DE LA LE­PRA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.