Lo ga­nó des­de el ves­tua­rio

Al Mainz le die­ron un pe­nal una vez fi­na­li­za­do el pri­mer tiem­po por uso del VAR. In­só­li­to.

Olé - - FÚTBOL INTERNACIONAL -

Es­tas co­sas tie­ne el fút­bol, y más des­de que se co­men­zó a im­ple­men­tar la tec­no­lo­gía. El uso del VAR tie­ne opi­nio­nes di­fe­ren­tes en el mun­do de es­te de­por­te: que ma­ta al fút­bol, que es jus­to, son di­ver­sos y muy di­fe­ren­tes pun­tos de vis­ta. Los que no de­ben que­rer ver­lo más son los hin­chas, ju­ga­do­res y cuer­po téc­ni­co del Fri­bur­go: por la fe­cha 30 de la Bun­des­li­ga, es­te equi­po vi­si­tó al Mainz. Al ter­mi­nar el pri­mer tiem­po, con el re­sul­ta­do igua­la­do sin go­les, Gui­do Wink­mann (ár­bi­tro del par­ti­do) de­ci­dió ha­cer uso del VAR por una ju­ga­da que po­dría ha­ber si­do pe­nal. Al re­vi­sar­la, vol­vió atrás con su de­ci­sión y co­bró la in­frac­ción: una mano den­tro del área. Los vi­si­tan­tes ya se ha­bían ido al ves­tua­rio y tu­vie­ron que vol­ver. Ahí se pa­teó el pe­nal que fue gol y ter­mi­nó el PT. Así se en­ca­mi­nó el triun­fo del Mainz, que fi­nal­men­te se lle­vó el par­ti­do por 2-0. Con es­te re­sul­ta­do, el lo­cal lo­gró tres pun­tos claves y de­jó a su ri­val en zo­na de pro­mo­ción. Los dos go­les del en­cuen­tro los con­vir­tió el me­dio­cam­pis­ta ar­gen­tino Pa­blo De Bla­sis (con pa­sa­do en Fe­rro y Gim­na­sia La Pla­ta).

Es­te no fue el úni­co ca­so in­só­li­to que hu­bo en el par­ti­do: el ini­cio del se­gun­do tiem­po se vio de­mo­ra­do de­bi­do a que los hin­chas del Mainz, en se­ñal de pro­tes­ta a la Bun­des­li­ga por la de­ci­sión de po­ner par­ti­dos de la li­ga los lu­nes por la no­che, lle­na­ron la can­cha de pa­pel hi­gié­ni­co.

Se­gu­ra­men­te los ca­sos del VAR se­gui­rán su­man­do va­rios epi­so­dios. ¿Qué otra co­sa si­gue?

DE BLA­SIS CON­VIR­TIÓ LOS DOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.