“ME SIEN­TO MÁS FIR­ME Y SE­GU­RO”

El la­te­ral ase­gu­ró que cuan­do es­tu­vo afue­ra del equi­po hi­zo “un click” apo­yán­do­se en su fa­mi­lia y aho­ra se en­cuen­tra “en un muy buen ni­vel”.

Olé - - RIVER -

Cuan­do es­tu­ve afue­ra, hi­ce un click pa­ra pre­pa­rar­me y ha­cer lo me­jor po­si­ble en el mo­men­to que me to­que es­tar. Y con ca­da par­ti­do que pa­sa me sien­to más fir­me y se­gu­ro. Es­toy con­ten­to por la con­fian­za que me han da­do nue­va­men­te y por ha­ber re­ver­ti­do el mal mo­men­to fut­bo­lís­ti­co que tu­ve. Creo que aho­ra es­toy en un muy buen ni­vel”.

La his­to­ria de Mil­ton Cas­co con Ri­ver fue una mon­ta­ña ru­sa de emo­cio­nes. Des­de su arri­bo en 2015 cuan­do era hom­bre de Se­lec­ción y tu­vo su de­but a po­cos días de lle­gar a Nú­ñez (na­da me­nos que en un su­per­clá­si­co en el Mo­nu­men­tal), ren­di­mien­tos flo­jos que lo lle­va­ron a no apro­ve­char la ti­tu­la­ri­dad por la ida de Van­gio­ni y lue­go la su­plen­cia por la com­pra de Mar­ce­lo Sa­rac­chi. Por eso el la­te­ral es­pe­ró una nue­va opor­tu­ni­dad y, co­mo él co­men­tó, hi­zo el click: no de­jó pa­sar la chan­ce an­te la mar­cha del uru­gua­yo al Leip­zig. Hoy, el ex Gim­na­sia y Ne­well’s pa­re­ce ha­ber de­ja­do atrás los sil­bi­dos de los hin­chas y ya se fue ga­nan­do al­gu­nos aplau­sos con bue­nos desem­pe­ños, co­mo en la se­rie de cuar­tos de la Li­ber­ta­do­res fren­te a In­de­pen­dien­te. “Me sien­to có­mo­do, es­toy muy con­ten­to por mi pre­sen­te. Los com­pa­ñe­ros ha­cen que uno me­jo­re

EL ZUR­DO ACEP­TÓ QUE PA­SÓ POR UN “MAL MO­MEN­TO”.

el ren­di­mien­to, tam­bién por­que el equi­po ya tie­ne un ni­vel im­por­tan­te. Cla­ro que uno siem­pre quie­re ju­gar. Pe­ro el tra­ba­jo te da ar­mas pa­ra re­ver­tir las si­tua­cio­nes. Me sien­to fe­liz y lo dis­fru­to mu­cho”, re­la­tó.

¿Có­mo fue la re­la­ción con el Mu­ñe­co mien­tras no for­ma­ba par­te del equi­po? “Con el en­tre­na­dor no tu­ve nin­gu­na con­ver­sa­ción es­pe­cí­fi­ca, pe­ro sí tra­ba­jé el tiem­po que no me to­có es­tar pa­ra po­der vol­ver y va­lo­ré que Ga­llar­do me ha­ya te­ni­do en cuen­ta tam­bién cuan­do no ju­ga­ba. Es un téc­ni­co que mi­ra to­do. Sa­be có­mo se en­tre­na ca­da ju­ga­dor que no es­tá ju­gan­do, le pres­ta mu­cha aten­ción a eso. Él sa­be el pro­fe­sio­na­lis­mo que ten­go. Por el es­fuer­zo dia­rio tu­ve es­ta re­van­cha”.

Mil­ton tam­bién con­tó que de dón­de sa­có fuer­zas en el tiem­po en el que no era te­ni­do en cuen­ta: “La con­ten­ción de mi fa­mi­lia fue muy im­por­tan­te en los mo­men­tos en los que uno no es­ta­ba ju­gan­do. Ha­blo mu­cho con mi es­po­sa, Lu­cia­na. Yo soy una per­so­na muy ce­rra­da, pe­ro con ella char­lo de fút­bol. No só­lo me es­cu­cha, sino que a ve­ces me mar­ca co­sas del jue­go. Es una es­pe­cie de psi­có­lo­ga”.

Con el buen pre­sen­te per­so­nal, Cas­co se ilusiona en lo co­lec­ti­vo. “Es un lin­do mo­men­to, la­bu­ra­mos mu­cho pa­ra lle­gar has­ta acá y ha que­da­do re­fle­ja­do. De­be­mos se­guir de la mis­ma ma­ne­ra por­que se vie­nen par­ti­dos im­por­tan­tes, con Gre­mio se­rá du­ro”, ase­gu­ró. Y ex­pre­só un de­seo: “En lo ín­ti­mo, pien­so en la ilu­sión que te­ne­mos to­dos, que es le­van­tar la Co­pa. Y va­mos a ir con to­do por ese sue­ño”.

“SOY UNA PER­SO­NA CE­RRA­DA, PE­RO CON MI MU­JER CHAR­LO DE FÚT­BOL: ME MAR­CA CO­SAS DEL JUE­GO”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.