DE PRI­ME­RA

Gim­na­sia, que ve­nía de sa­car a Bo­ca, ju­gó mal pe­ro pa­só por pe­na­les. Cho­ca­rá en se­mi con Ri­ver, que no en­fren­tó a ri­va­les de la Su­per­li­ga en la ac­tual edi­ción.

Olé - - RIVER - POR SE­BAS­TIÁN DÍAZ sdiaz@ole.com.ar

No es tan fá­cil la Co­pa Ar­gen­ti­na. No es sen­ci­llo ir a ju­gar a Ra­fae­la, mil gra­dos de ca­lor y ner­vios, e ir per­dien­do 1-0 con­tra Cen­tral Cór­do­ba de San­tia­go del Es­te­ro. No es fá­cil lo­grar que con­vi­van el re­cuer­do de un triun­fa­zo an­te Bo­ca y la sen­sa­ción de que to­do se te vie­ne en­ci­ma an­te un equi­po de una ca­te­go­ría me­nor. No es fá­cil, en otras pa­la­bras, ser ju­ga­dor de Gim­na­sia den­tro de ese con­tex­to. Por eso se ce­le­bró tan­to la cla­si­fi­ca­ción a se­mi­fi­na­les. Por eso el gol de Hur­ta­do sir­vió de oxí­geno pa­ra los pul­mo­nes de Tro­glio y com­pa­ñía, que for­za­ron los pe­na­les, hi­cie­ron va­ler su je­rar­quía de Pri­me­ra y aho­ra se la ve­rán con Ri­ver so­ñan­do la fi­nal. Mien­tras lu­cha en el tor­neo por za­far del des­cen­so, ali­men­ta la es­pe­ran­za de re­van­cha con­tra el Mi­llo, que lo eli­mi­nó en la mis­ma ins­tan­cia ha­ce dos años (ver Quie­re...).

Cla­ro que pa­ra eso de­be­rá mos­trar una ca­ra com­ple­ta­men­te dis­tin­ta a la de ayer. Si bien es cier­to que los san­tia­gue­ños se ga­na­ron el res­pe­to tras de­jar en el ca­mino a Vé­lez, Ti­gre y Brown de Adro­gué (a su vez, ver­du­go de In­de­pen­dien­te), lo del Lo­bo en Ra­fae­la fue de­ci­di­da­men­te ma­lo. Le fal­tó jue­go y prác­ti­ca­men­te no ge­ne­ró si­tua­cio­nes de ries­go. Has­ta el gol de Hur­ta­do, quien se vis­tió de hé­roe co­mo fren­te a Bo­ca, el Tri­pe­ro só­lo ha­bía in­quie­ta­do con un ca­be­za­zo de Guev­geo­zian que sa­có Díaz en la lí­nea. Y na­da más. Cen­tral Cór­do­ba, de la BN, con or­den, ru­de­za en la mar­ca y una bue­na ju­ga­da de Lu­ján que Ra­mí­rez trans­for­mó en gol, lo pu­so en aprie­tos y re­cién en los pe­na­les Gim­na­sia hi­zo pe­sar la di­fe­ren­cia de ca­te­go­ría. Ojo, pa­ra Ri­ver, el bi­cam­peón que al­can­zó se­mi­fi­na­les sin en­fren­tar a ri­va­les de la Su­per­li­ga, tam­bién se­rá una prue­ba. Una de Pri­me­ra.

SIN EX­CU­SAS

“AL­GU­NA VEZ NOS TO­CÓ UNA A FA­VOR”. Pe­dro Tro­glio La suer­te de su la­do “JU­GA­MOS MUY MAL, NUES­TRO PEOR PAR­TI­DO”.

DT au­to­crí­ti­co Se fue fe­liz pe­ro cons­cien­te del ren­di­mien­to

EL DESAHO­GO DE LOS JU­GA­DO­RES DEL LO­BO, QUE SU­FRIE­RON PE­RO FESTEJARON.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.