EL PEA­JE DEL PEA­JE

AVAN­ZA UNA DE LAS CAU­SAS QUE MAS COM­PRO­ME­TE A MA­CRI

Pagina 12 - - Portada - Los fon­dos, sos­tu­vo la fis­ca­lía, pro­ve­nían de anticipos fi­nan­cie­ros del Es­ta­do.

El juez dis­pu­so alla­na­mien­tos si­mul­tá­neos en la in­ves­ti­ga­ción del ne­go­cio con los pea­jes que hi­zo Soc­ma, la em­pre­sa de la fa­mi­lia Ma­cri, du­ran­te el go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri. Bus­ca do­cu­men­ta­ción so­bre la ce­sión irre­gu­lar de 500 mi­llo­nes de dó­la­res y so­bre la pró­rro­ga del con­tra­to fir­ma­da por Gabriela Mi­chet­ti

Por Iri­na Hau­ser

@

El fis­cal Fran­co Pi­car­di en­tre­gó un in­for­me que com­pli­ca a la unión de em­pre­sas en­car­ga­das del so­te­rra­mien­to del tren Sar­mien­to, en­ca­be­za­da por Iec­sa, his­tó­ri­ca em­pre­sa del Gru­po Ma­cri y lue­go de An­ge­lo Cal­ca­te­rra (pri­mo del ex pre­si­den­te) y la bra­si­le­ña Ode­brecht, ya que con­si­de­ró que es­tá pro­ba­do que fu­ga­ron cerca de 4.495.250 dó­la­res ha­cia la Ban­ca Pri­va­da de An­do­rra pa­ra pa­gar coimas a cam­bio de aque­lla li­ci­ta­ción. El do­cu­men­to, que aho­ra es­tá en ma­nos del juez del ca­so, Mar­ce­lo Mar­tí­nez de Gior­gi, re­cons­tru­ye cómo fue el “cir­cui­to de trans­fe­ren­cias y pa­gos que rea­li­za­ron las fir­mas in­te­gran­tes del con­sor­cio desde y ha­cia cuen­tas ra­di­ca­das en el ex­te­rior a nom­bre de em­pre­sas offs­ho­re”. La hi­pó­te­sis es que pa­ra di­si­mu­lar los pa­gos ile­ga­les se sus­cri­bie­ron dos con­tra­tos fal­sos de con­sul­to­ría con una fir­ma es­pa­ño­la lla­ma­da DSC, tam­bién usa­da por Ode­brecht pa­ra pa­gar coimas en otros paí­ses de la re­gión. Los fon­dos pro­ve­nían de anticipos fi­nan­cie­ros del Es­ta­do, di­ce Pi­car­di, y los so­bor­nos es­ta­ban di­ri­gi­dos ha­cia fun­cio­na­rios del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción.

Las nue­vas prue­bas que Pi­car­di pu­so so­bre la mesa de­mues­tran, a su en­ten­der, que el con­sor­cio de em­pre­sas al que se ad­ju­di­có las obras del Sar­mien­to –que ade­más de Iec­sa y Ode­brecht in­te­gra­ban la ita­lia­na Ghe­lla, tam­bién so­cia re­cu­rren­te de los Ma­cri y la es­pa­ño­la Com­sa– es­tá vin­cu­la­do “de ma­ne­ra cier­ta e in­du­bi­ta­ble con ope­ra­cio­nes de trian­gu­la­ción de di­ne­ro es­pu­rio a tra­vés del cuen­tas del BPA (Ban­ca Pri­va­da de An­do­rra) ori­gi­na­dos con mo­ti­vo de la li­ci­ta­ción pú­bli­ca en tra­to”. Todo em­pe­zó con un avi­so en 2015 de la Fi­nCEN –el or­ga­nis­mo an­ti­la­va­do de Es­ta­dos Uni­dos– a la au­to­ri­dad fi­nan­cie­ra de An­do­rra, que fi­nal­men­te de­tec­tó ope­ra­cio­nes irre­gu­la­res. Un in­for­me de las ope­ra­cio­nes de la BPA en Es­pa­ña al que se lla­mó “Ope­ra­ción Sar­mien­to”, con fe­cha de ju­nio de 2017, afir­ma­ba que la unión tran­si­to­ria de em­pre­sas en cues­tión trian­gu­ló fon­dos pa­ra pa­gar so­bor­nos. Pi­car­di aña­de que el di­ne­ro sa­lió de la cuen­ta ban­ca­ria de ese con­sor­cio (la nú­me­ro 294579 del Ban­co San­tan­der Río) a una fir­ma es­pa­ño­la. Quien ha­cía las trans­fe­ren­cias era San­tia­go Al­tie­ri, apo­de­ra­do de Iec­sa.

El mo­vi­mien­to de fon­dos ocu­rrió, pre­ci­sa el es­cri­to, en­tre 2011 y 2013. Apa­re­cía des­ti­na­do al pa­go de las con­tra­ta­cio­nes con la em­pre­sa es­pa­ño­la De­tec­ción de Ries­gos Téc­ni­cos, Con­trol de Ca­li­dad y Su­per­vi­sión de Obras de Edi­fi­ca­ción (DSC). Pe­ro los fon­dos “cir­cu­la­ron de ma­ne­ra es­ca­lo­na­da” a tra­vés de las cuen­tas de la UTE CNS ar­gen­ti­na; de la em­pre­sa DSC; Con­ver­gen­ce Ca­pi­tal

Part­ners B.V., ra­di­ca­da en Ho­lan­da; Lion’s Sul Cor­po­ra­tion N.V, tam­bién de Ho­lan­da; Ege­land Con­sul­tan­ce Inc., de Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas; Meinl Bank LTD St. John’s; Nash­vi­lle Fi­nan­cial Group; y Car­day Ca­pi­tal SA en Pa­na­má y con do­mi­ci­lio en Uru­guay (cons­ti­tui­da por el es­tu­dio Mo­sack Fon­se­ca de los Pa­na­má Pa­pers). Es una es­truc­tu­ra offs­ho­re de so­cie­da­des tam­bién uti­li­za­das por Ode­brecht pa­ra ca­na­li­zar pa­gos in­de­bi­dos pa­ra im­pe­dir el ras­treo del ori­gen de los fon­dos y sus des­ti­na­ta­rios.

Se hi­cie­ron do­ce trans­fe­ren­cias de­ta­lla­das por Pi­car­di con el ar­gu­men­to del pa­go de con­sul­to­rías, ser­vi­cios de asis­ten­cia técnica y ser­vi­cios téc­ni­cos. Pe­ro, se­gún in­sis­te el fis­cal, “el con­sor­cio no lo­gró pro­bar la exis­ten­cia de una efec­ti­va pres­ta­ción de ser­vi­cios por par­te de DSC”. Hay dos con­la tra­tos pa­ra jus­ti­fi­car los pa­gos que tie­nen la mis­ma fe­cha (20 de di­ciem­bre de 2010) y pac­tan los mis­mos ser­vi­cios. Ade­más, di­ce, DSC con­tra­tó a otra fir­ma, In­group, su­pues­ta­men­te pa­ra con­cre­tar la pres­ta­ción de ser­vi­cios, pe­ro és­ta re­sul­tó inexis­ten­te. DSC trans­fie­re al­go más de 4 mi­llo­nes re­ci­bi­dos de la UTE a la fir­ma Con­ver­gen­ce Ca­pi­tal, en Ho­lan­da, que a la vez en­vía el di­ne­ro en par­tes a las otras so­cie­da­des. Car­day fun­cio­nó co­mo re­cep­to­ra de bue­na par­te de los fon­dos. “No ca­ben dudas de que la Unión

Tran­si­to­ria de Em­pre­sas sus­cri­bió el con­ve­nio con­trac­tual con DSC y fin­gió la con­tra­ta­ción de pres­ta­cio­nes de ser­vi­cios inexis­ten­tes con la úni­ca fi­na­li­dad de res­pal­dar la sa­li­da de fon­dos es­pu­rios al ex­te­rior”, di­ce el in­for­me.

El do­cu­men­to del fis­cal in­clu­ye co­rreos elec­tró­ni­cos que res­pal­dan exis­ten­cia de los des­em­bol­sos de la lla­ma­da “Ope­ra­ción Sar­mien­to”, un in­for­me de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ase­so­ra­mien­to Eco­nó­mi­co y Fi­nan­cie­ro en las In­ves­ti­ga­cio­nes (DAFI) que ana­li­zó los ex­trac­tos ban­ca­rios y trans­fe­ren­cias; los de­ta­lles de las in­con­sis­ten­cias de los con­tra­tos; los ser­vi­cios fan­tas­mas de DSC que la UTE in­ten­tó fun­dar en do­cu­men­tos de­fi­cien­tes, la inexis­ten­cia de In­group más in­for­mes del Re­gis­tro Mer­can­til Cen­tral de Es­pa­ña, en­tre los ele­men­tos cen­tra­les.

Pi­car­di ha­bía pe­di­do en abril pa­sa­do los pro­ce­sa­mien­tos de Cal­ca­te­rra, Al­tie­ri y otros em­pre­sa­rios im­pli­ca­dos por cohe­cho. Lo mis­mo res­pec­to de los ex fun­cio­na­rios Ri­car­do Jai­me, Juan Pa­blo Schia­vi, Jo­sé Ló­pez y Ro­ber­to Ba­rat­ta. Des­pués, el juez Mar­tí­nez de Gior­gi pro­ce­só a los ex fun­cio­na­rios, in­clu­so a Ju­lio De Vi­do y a Ma­nuel Váz­quez, ex mano de­re­cha de Jai­me. Pe­ro pa­ra la ma­yo­ría de los em­pre­sa­rios dis­pu­so fal­ta de mé­ri­to. Lue­go, en agos­to pa­sa­do, la Cá­ma­ra Fe­de­ral anu­ló todas las de­ci­sio­nes del juez al con­si­de­rar que ca­re­cía de fun­da­men­tos. Las nue­vas prue­bas pre­sen­ta­das por la fis­ca­lía por lo pron­to com­pli­can el pa­no­ra­ma de los em­pre­sa­rios.

Por Sofía Ca­ram

@

El juez Ro­dol­fo Canicoba Co­rral dis­pu­so ayer pro­ce­di­mien­tos si­mul­tá­neos en las ofi­ci­nas de Au­to­pis­tas del Sol, Gru­po Con­ce­sio­na­rio del Oes­te y Na­tal, la em­pre­sa a la cual Soc­ma le ven­dió la par­ti­ci­pa­ción ac­cio­na­ria que te­nía en Au­sol. “En­con­tra­mos lo que fui­mos a bus­car”, con­fió uno de los in­ves­ti­ga­do­res a Pá­gi­naI12. En­tre los ele­men­tos se­cues­tra­dos hay do­cu­men­ta­ción y ma­te­rial in­for­má­ti­co. Los de­li­tos que se po­drían ha­ber co­me­ti­do son ne­go­cia­cio­nes in­com­pa­ti­bles con la fun­ción pú­bli­ca y frau­de al Es­ta­do.

Los alla­na­mien­tos fue­ron or­de­na­dos en va­rios lu­ga­res al mis­mo tiem­po: per­so­nal de la Di­vi­sión de De­li­tos de La­va­do de Di­ne­ro de la Po­li­cía Fe­de­ral se di­ri­gió a la se­de so­cial de Au­to­pis­tas del Sol, en Pan­ame­ri­ca­na y Tha­mes, y tam­bién a la del Ac­ce­so Oes­te, ubi­ca­da en Itu­zain­gó. En si­mul­tá­neo, per­so­nal es­pe­cia­li­za­do –en­tre abo­ga­dos, con­ta­do­res y téc­ni­cos in­for­má­ti­cos– fue a las ofi­ci­nas de las em­pre­sas en Ca­pi­tal Fe­de­ral. Tam­bién hu­bo un pro­ce­di­mien­to en el in­mue­ble don­de ope­ra Na­tal So­cie­dad Anó­ni­ma, la fir­ma que a me­dia­dos de 2017 se que­dó con las ac­cio­nes que Soc­ma te­nía en Au­sol.

El ex­pe­dien­te abier­to a me­dia­dos del año pa­sa­do tie­ne bajo la lupa la re­ne­go­cia­ción de los con­tra­tos de los pea­jes del Ac­ce­so Oes­te y de la Pan­ame­ri­ca­na, cu­ya be­ne­fi­cia­ria fue Soc­ma, em­pre­sa em­ble­ma de la fa­mi­lia Ma­cri. Con el avan­ce de la pes­qui­sa, el ex pre­si­den­te, el ex mi­nis­tro de Trans­por­te Gui­ller­mo Die­trich, el ex ti­tu­lar de Via­li­dad Na­cio­nal Ja­vier Igua­cel y el ex je­fe de la Car­te­ra de Ha­cien­da Ni­co­lás Du­jov­ne es­tán ca­da vez más com­pli­ca­dos.

En los ope­ra­ti­vos or­de­na­dos por el juez de Ins­truc­ción Nú­me­ro 6, se bus­ca­ba es­pe­cí­fi­ca­men­te do­cu­men­ta­ción so­bre la es­can­da­lo­sa pró­rro­ga del con­tra­to sin li­ci­ta­ción y prue­bas so­bre la in­te­gra­ción so­cie­ta­ria de la con­ce­sio­na­ria; ade­más, do­cu­men­tos res­pec­to del re­co­no­ci­mien­to pa­ra Au­sol de unos 500 mi­llo­nes de dó­la­res por par­te del Es­ta­do y las con­di­cio­nes en que fue ven­di­da la par­ti­ci­pa­ción del ex je­fe de Es­ta­do en la com­pa­ñía be­ne­fi­cia­da por sus po­lí­ti­cas.

Pa­ra di­si­mu­lar los pa­gos ile­ga­les se sus­cri­bie­ron dos con­tra­tos fal­sos de con­sul­to­ría con la fir­ma es­pa­ño­la DSC.

Re­sul­ta­do po­si­ti­vo

“En­con­tra­mos lo que fui­mos a bus­car”, con­fió uno de los in­ves­ti­ga­do­res. En­tre el ma­te­rial se­cues­tra­do en los cinco ope­ra­ti­vos si­mul­tá­neos, se re­co­lec­ta­ron do­cu­men­tos, fo­to­co­pias y dis­cos rí­gi­dos. Pun­tual­men­te, de las con­ce­sio­na­rias se lle­va­ron re­gis­tros de ti­tu­la­ri­dad de ac­cio­nes; in­for­ma­ción so­cie­ta­ria; ba­lan­ces y –al­go que destacaron fuen­tes

Pa­ti-Jorh

Ale­jan­dro Lei­va

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.