Las Pro­tei­nas mas eli­gi­das

Para Ti Fit - - Cuerpo -

WHEY PRO­TEIN.

La pro­teí­na del sue­ro pro­vie­ne de la le­che y es el lí­qui­do que se se­pa­ra de la cua­ja­da du­ran­te la ela­bo­ra­ción del queso (ver en la si­guien­te no­ta có­mo se ha­ce ca­se­ra). Por mu­cho tiem­po es­ta por­ción fue un desecho de la in­dus­tria de que­sos, has­ta que se vio que era un po­ten­cial ali­men­to ya que con­tie­ne pro­teí­nas de al­to va­lor bio­ló­gi­co, pe­ro tam­bién lac­to­sa que es el azú­car de la le­che – al­gu­nas per­so­nas son in­to­le­ran­tes a es­te com­pues­to–. El sue­ro se di­gie­re rá­pi­da­men­te y es ri­co en ami­noá­ci­dos de ca­de­na ra­mi­fi­ca­da (BCAA). La leu­ci­na, uno de es­tos BCAA, jue­ga un pa­pel im­por­tan­te en el cre­ci­mien­to mus­cu­lar y la re­cu­pe­ra­ción des­pués del ejercicio de re­sis­ten­cia y fuer­za. Dis­tin­tos es­tu­dios mues­tran que las pro­teí­nas de la whey pro­tein son has­ta 5 ve­ces más efi­ca­ces pa­ra la cons­truc­ción de múscu­los que las pro­teí­nas co­mo la de so­ja y la ca­seí­na.

CA­SEÍ­NA.

Al igual que el sue­ro, la ca­seí­na es una pro­teí­na que se en­cuen­tra en la le­che. Pe­ro és­ta se di­gie­re y ab­sor­be mu­cho más len­to por sus pro­pie­da­des qui­mi­cas. La ca­seí­na for­ma un gel cuan­do in­ter­ac­túa con el áci­do del es­tó­ma­go, ha­cien­do len­ta su di­ges­tión y re­tra­san­do la ab­sor­ción de ami­noá­ci­dos en el to­rren­te san­guí­neo. Por es­te mo­ti­vo, mu­chos atle­tas la eli­gen pa­ra con­su­mir an­tes de ir a dor­mir.

Va­le acla­rar que la ca­li­dad de la pro­teí­na no es tan bue­na co­mo la del sue­ro ya que tie­ne una me­nor ca­li­dad de pro­teí­nas.

PRO­TEÍ­NA DE HUE­VO.

Los hue­vos son una ex­ce­len­te fuen­te de pro­teí­nas de al­ta ca­li­dad. Ade­más de te­ner muy bue­na di­ges­ti­bi­li­dad, se pue­den apro­ve­char to­dos sus be­ne­fi­cios. Pe­ro aten­ción: los pol­vos de pro­teí­na de hue­vo ge­ne­ral­men­te es­tán he­chos de cla­ras en lu­gar de hue­vos en­te­ros. Aun­que la ca­li­dad de la pro­teí­na si­gue sien­do ex­ce­len­te, no es tan bue­na co­mo con­su­mir el hue­vo en­te­ro. Es­tas pro­teí­nas son, lue­go del sue­ro de le­che, la se­gun­da con ma­yor can­ti­dad de leu­ci­na, el ami­noá­ci­do que tie­ne la ma­yor im­por­tan­cia en la sín­te­sis y man­te­ni­mien­to del múscu­lo. Los es­tu­dios mues­tran me­nos va­lo­res de ga­nan­cia de múscu­lo cuan­do se com­pa­ra con la whey pro­tein, pe­ro tiem­po de sa­cia­do ma­yo­res que es­tas úl­ti­mas. Ade­más, hay per­so­nas que tie­nen di­fi­cul­ta­des pa­ra di­ge­rir las pro­teí­nas de la le­che, por eso es­te suplemento sur­ge co­mo una bue­na al­ter­na­ti­va pa­ra el con­su­mo.

PRO­TEÍ­NA DE SO­JA.

Los su­ple­men­tos de pro­teí­nas de so­ja son uti­li­za­dos por ve­ge­ta­ria­nos, ve­ga­nos y per­so­nas con aler­gias o sen­si­bi­li­dad a los lác­teos o los hue­vos. Es­tán ela­bo­ra­dos con una le­gu­mi­no­sa al­ta en fi­bras que cuen­ta con to­dos los ami­noá­ci­dos esen­cia­les, me­nos uno. Un es­tu­dio en per­so­nas se­ña­ló que las pro­teí­nas de so­ja se ab­sor­ben más len­ta­men­te que la pro­teí­na de sue­ro, pe­ro más rá­pi­do que la de ca­seí­na. En cuan­to a las ga­nan­cias mus­cu­la­res, no son tan bue­nas co­mo las ani­ma­les ya que con­tie­nen me­nor apor­te de ami­noá­ci­dos. Aun­que la pro­teí­na de so­ja es pro­me­te­do­ra, se ne­ce­si­tan más in­ves­ti­ga­cio­nes pa­ra con­fir­mar es­tos re­sul­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.