Ele­gí tu pro­pia pro­teí­na

Para Ti Fit - - Cuerpo -

Una vez que ha­yas op­ta­do por la fuen­te de pro­teí­na (ca­seí­na, hue­vo, pro­teí­na de sue­ro o so­ja) te­nés que de­ci­dir en­tre uno de tres mé­to­dos de ob­ten­ción: con­cen­tra­do, ais­la­do e hi­dro­li­za­do.

Con­cen­tra­dos de pro­teí­nas (

pro­tein con­cen­tra­tes): es­te mé­to­do uti­li­za ca­lor y áci­dos pa­ra con­cen­trar las pro­teí­nas de alimentos en­te­ros. Por lo ge­ne­ral, pro­por­cio­nan un 60-80% de pro­teí­nas y el 20-40% res­tan­te es­tá com­pues­to de gra­sas y car­bohi­dra­tos. Se re­co­mien­da pa­ra quie­nes quie­ran ga­nar ma­sa mus­cu­lar ya que ade­más apor­ta ca­lo­rías ex­tra.

Ais­la­mien­tos de pro­teí­nas (

pro­tein iso­la­tes): un pro­ce­so en el que se fil­tra y con­cen­tra aún más la pro­teí­na, eli­mi­nan­do gra­sas y car­bohi­dra­tos. Con­tie­nen apro­xi­ma­da­men­te 90-95% de pro­teí­nas. Se re­co­mien­da en eta­pa de pér­di­da de gra­sa (sin sa­cri­fi­car la ma­sa mus­cu­lar).

Hi­dro­li­za­dos de pro­teí­nas (

pro­tein hy­droly­sa­tes): pro­du­ci­dos por un ma­yor ca­len­ta­mien­to con áci­do que rom­pe las pro­teí­nas en ami­noá­ci­dos co­mo los BCAAs, así son ab­sor­bi­dos más rá­pi­da­men­te por el cuer­po y los múscu­los. Se con­si­de­ra la for­ma pre­di­ge­ri­da de pro­teí­na ya que ya se ha so­me­ti­do a una di­ges­tión par­cial. Es­tá in­di­ca­da pa­ra per­so­nas que ten­gan pro­ble­mas di­ges­ti­vos de­ri­va­dos de la di­ges­tión de las pro­teí­nas de sue­ro lác­teo.

¿CÓ­MO SE CON­SU­ME LA PRO­TEÍ­NA EN POL­VO?

así co­mo po­dés to­mar so­la la le­che, en una cho­co­la­ta­da o pre­pa­rar un bu­dín, es­te suplemento es igual de ver­sá­til. “Se pue­den con­su­mir con cual­quier pro­duc­to en el que se pue­dan di­sol­ver ( le­che, agua, ju­go, etc.). Mu­cha gen­te pre­gun­ta si se pue­de co­ci­nar la whey pro­tein,

¡y la res­pues­ta es SÍ! – acla­ra el cien­tí­fi­co del CO­NI­CET, Ga­las­si–.

Só­lo hay que te­ner cui­da­do con las tem­pe­ra­tu­ras y el tiem­po de coc­ción por­que, co­mo cual­quier ti­po de pro­teí­na, se pue­de lle­gar a de­gra­dar y ge­ne­rar com­pues­tos no desea­dos co­mo las fu­ra­si­nas”.

En­tre sus múl­ti­ples usos, el más co­mún si­gue sien­do co­mo pre o post en­treno en for­ma de ba­ti­do. Tan sim­ple co­mo echar una scoop (al­re­de­dor de 30 gra­mos del pro­duc­to, se­gún la mar­ca) aden­tro de un sha­ker con agua. Hay quie­nes la prefieren más acuo­sa y otros ape­nas la hi­dra­tan con un po­qui­to de agua pa­ra co­mer­la con cu­cha­ri­ta co­mo si fue­ra una mous­se. Ade­más, de­pen­dien­do de lo que in­di­que ca­da plan ali­men­ti­cio, pue­de ser acom­pa­ña­do de una fru­ta co­mo fuen­te de car­bohi­dra­to.

¿SE PUE­DE TO­MAR CUAN­DO NO VA­MOS AL

GYM? ¡Cla­ro! Ya di­ji­mos que la pro­teí­na en pol­vo es co­mo cual­quier otro ali­men­to, así que pue­de consumirse co­mo me­rien­da o in­clu­so co­mo in­gre­dien­te (mu­chas ve­ces en re­em­pla­zo de ha­ri­nas) pa­ra ha­cer re­ce­tas fit. Es ri­ca, fá­cil de in­cor­po­rar y mu­chas ve­ces nos sa­ca del apu­ro. Sin em­bar­go, la whey no es má­gi­ca ni im­pres­cin­di­ble pa­ra lo­grar cam­bios en el cuer­po. Ante cual­quier du­da, la me­jor idea es con­sul­tar con un pro­fe­sio­nal de con­fian­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.