Es­ti­ma­do in­ge­nie­ro...

En ca­da pre­gun­ta, un pro­ble­ma o una in­quie­tud que bien po­dría ser tu­ya. Y en ca­da res­pues­ta, la so­lu­ción o el con­se­jo que te ayu­da­rá a me­jo­rar tu vi­da... y la de tu au­to.

Parabrisas - - CORREO TÉCNICO / POR: ALBERTO GARIBALDI -

Es­cri­bi­le al in­ge­nie­ro Alberto Ga­ri­bal­di a: co­rreo­tec­ni­co@per­fil.com

... ten­go un Jeep Com­pass 2018. Ne­ce­si­ta­ría co­no­cer si el mo­tor 2.4 Mul­tiair Ti­gers­hark de mi vehícu­lo tie­ne ca­de­na o correa de dis­tri­bu­ción. Mu­chas gra­cias y sa­lu­dos cor­dia­les. Alberto Luis Pérez

R- Me da­ría la im­pre­sión de que es una ca­de­na... ...ha­ce unos me­ses com­pré un Peu­geot 207 GTI con mo­tor THP de 156 CV: es mo­de­lo 2012 y tie­ne 85.000 ki­ló­me­tros. ¿Es nor­mal que la tem­pe­ra­tu­ra en ru­ta sea tan ba­ja? A 110 km/h en sex­ta mar­cha la agu­ja prac­ti­ca­men­te no mar­ca tem­pe­ra­tu­ra. Pe­ro si le doy un uso más agre­si­vo, ya sea a bas­tan­te más ve­lo­ci­dad o ba­jo al­gu­nos cam­bios y lo ace­le­ro la agu­ja de la tem­pe­ra­tu­ra sube. La ver­dad que no se si es nor­mal o es­toy te­nien­do un pro­ble­ma ya que mis au­tos an­te­rio­res siem­pre tra­ba­ja­ban a 90 gra­dos. Lo fe­li­ci­to por su pro­gra­ma y por es­ta co­lum­na en es­ta her­mo­sa re­vis­ta. Le man­do un gran sa­lu­do. Gonzalo Morales

R- No Gonzalo, no es nor­mal. Po­dría de­ber­se a una fa­lla o la fal­ta del ter­mos­ta­to, o a una fa­lla del sis­te­ma de in­di­ca­ción de tem­pe­ra­tu­ra, pro­ba­ble­men­te del bul­bo sen­sor. De una u otra ma­ne­ra se­ría con­ve­nien­te que lo ha­ga re­vi­sar por al­guien res­pon­sa­ble, ya que si el mo­tor tra­ba­ja real­men­te frío es­tá gas­tan­do com­bus­ti­ble inú­til­men­te y da­ñan­do en mo­tor.

Sa­lu­dos. ...se­gu­ra­men­te usted ya res­pon­dió es­ta pre­gun­ta en va­rias opor­tu­ni­da­des, pe­ro quie­ro con­sul­tar­lo. Los mo­to­res cu­yos ma­nua­les acon­se­jan usar las naf­tas pre­miun de 98 oc­ta­nos, si se le car­ga las de 95 co­mo naf­ta sú­per ¿pue­den da­ñar el mo­tor? Mu­chas gra­cias. Antonio Ba­rrio­nue­vo R- ¿Usted cree que el fa­bri­can­te le re­co­mien­da un ti­po de com­bus­ti­ble por ca­pri­cho o por­que se ase­gu­ró, lue­go de in­nu­me­ra­bles en­sa­yos, de que ese com­bus­ti­ble es el más ade­cua­do pa­ra la sa­lud y fun­cio­na­mien­to de ese mo­tor? An­te una ne­ce­si­dad de fuer­za ma­yor pue­de ha­cer­lo evi­tan­do ace­le­ra­das brus­cas o exi­gen­cias se­ve­ras, pe­ro so­lo co­mo ex­cep­ción.

Sa­lu­dos. ...leo la re­vis­ta des­de ha­ce mu­chos años y una de las no­tas que nun­ca de­jo de leer es la su­ya. Qui­sie­ra sa­ber so­bre “chi­pea­do” de los mo­to­res, co­sa que con­si­de­ro inú­til sal­vo que va­ya acom­pa­ña­do de otra mo­di­fi­ca­ción. ¿Real­men­te que mo­di­fi­can con eso? Ten­go en­ten­di­do que si me­jo­ran la ace­le­ra­cion, sa­cri­fi­can ve­lo­ci­dad fi­nal y vi­ce­ver­sa. Es­pe­ro ten­ga tiem­po de con­tes­tar­me. Le man­do un cor­dial sa­lu­do. Os­car

R- Al­te­rar el “chi­peo” de una uni­dad es al­te­rar la ca­li­bra­ción ori­gi­nal, que de­man­dó por par­te de los de­par­ta­men­tos de in- ge­nie­ría del fa­bri­can­te mi­les de ho­ras de en­sa­yos, vi­da y va­li­da­ción pa­ra es­ta­ble­cer va­lo­res que cum­plan con las nor­mas am­bien­ta­les vi­gen­tes, que ha­gan al vehícu­lo pre­de­ci­ble, con­for­ta­ble y se­gu­ro en el ma­ne­jo, que ten­ga un con­su­mo ra­zo­na­ble y que pre­ser­ve en la me­di­da de lo po­si­ble la vi­da del mo­tor y la trans­mi­sión. To­do es­to pa­ra afron­tar con seguridad las in­fi­ni­tas si­tua­cio­nes de ma­ne­jo que se le pue­dan pre­sen­tar a un usua­rio nor­mal (al­tas y ba­jas tem­pe­ra­tu­ras, ma­ne­jo en al­tu­ra, exi­gen­cia en ru­ta y/o ur­ba­nas, etc. ¿Se pue­de me­jo­rar la per­for­man­ce (ace­le­ra­ción/po­ten­cia) al­te­ran­do los va­lo­res ori­gi­na­les? Por su­pues­to que se pue­de, pe­ro a ex­pen­sas de emi­tir cual­quier co­sa por el es­ca­pe, de au­men­tar el con­su­mo, de ex­ce­der los lí­mi­tes de rpm es­ta­ble­ci­dos por el fa­bri­can­te, de afec­tar se­ria­men­te la vi­da del pro­pio mo­tor y de per­der ca­li­dad en el ma­ne­jo. Ten­dría ra­zón de ser si se tra­ta de vehícu­los “es­pe­cia­les” pa­ra com­pe­ti­ción o apli­ca­cio­nes pun­tua­les, pe­ro de nin­gu­na ma­ne­ra lo acon­se­jo pa­ra au­to­mó­vi­les de uso con­ven­cio­nal. Di­cién­do­lo cru­da­men­te es un re­cur­so pa­ra ha­cer­le creer a un “clien­te” que su au­to va a que­dar más “de­por­ti­vo”, cuan­do en reali­dad pa­ra ha­cer a un vehícu­lo “de­por­ti­vo” ha­cen fal­ta mu­chas co­sas más que sim­ple­men­te al­te­rar el “chip”. La so­lu­ción pa­ra te­ner un au­to de­por­ti­vo es ca­ra y se re­suel­ve com­pran­do un au­to de­por­ti­vo.

Sa­lu­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.