RE­CUER­DO

Adol­fo Bioy Ca­sa­res y los au­tos

Parabrisas - - SUMARIO -

Ca­da 15 de sep­tiem­bre se re­cuer­da un nue­vo aniver­sa­rio del na­ci­mien­to del ex­tra­or­di­na­rio es­cri­tor ar­gen­tino, cu­ya pa­sión por los au­tos no es su fa­ce­ta más co­no­ci­da. Re­cu­rri­mos a nues­tra ami­ga Sil­via Re­née Arias, ex Se­cre­ta­ria de Re­dac­ción de Pa­ra­bri­sas y au­to­ra de Bioy­gra­fía. Vi­da y obra de A.B.C., en­tre otros.

Qui­so ser di­se­ña­dor de au­tos o fa­bri­can­te; le pa­re­cía ma­ra­vi­llo­sa la idea de ser el in­ge­nie­ro que crea­ra el au­to que co­rre­ría más que nin­gún otro. Pen­sa­ba en los Bu­gat­ti, que en su ima­gi­na­rio, “por en­ton­ces ga­na­ban to­das las ca­rre­ras”. Que­ría cons­truir un au­to así. Ami­go ín­ti­mo des­de la in­fan­cia de los her­ma­nos Charly y Ju­lio Men­di­te­guy (que te­nía un Lin­coln “lin­dí­si­mo”, y su pa­dre un Rolls Roy­ce “que ni te cuen­to”), tam­bién qui­so ser pi­lo­to, pe­ro su es­po­sa, Silvina Ocam­po, ate­rra­da de só­lo pen­sar­lo, no lo de­jó. Qui­so te­ner un His­pano-Sui­za, hi­zo la reserva del úni­co que, se­gún le di­je­ron, to­da­vía te­nían por­que ya no se fa­bri­ca­ban más, pe­ro un via­je a Eu­ro­pa can­ce­ló los pla­nes, y aún mu­chos años des­pués lo la­men­ta­ba...

El des­tino de Adol­fo Bioy Ca­sa­res (1914-1999) no pa­sa­ría por el mundo del au­to­mó­vil; es­ta­ba lla­ma­do a con­ver­tir­se en uno de los es­cri­to­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos más des­ta­ca­dos del Si­glo XX. El inol­vi­da­ble au­tor de La in­ven­ción de Mo­rel asis­tió al­gu­na vez al Sa­lón de Gi­ne­bra, y tu­vo el pri­vi­le­gio de con­tar con va­rios Ford y Chrys­ler, e in­clu­so un Par­kard 12 “muy gas­ta­dor: con­su­mía vein­te li­tros ca­da cin­cuen­ta ki­ló­me­tros”. Y en sus úl­ti­mos quin­ce años con­du­jo un Vol­vo mo­de­lo ’82 que cier­ta vez le me­re­ció es­te co­men­ta­rio: “Es for­tí­si­mo, tie­ne to­do. Lo quie­ro

tan­to... Es un ami­go. El co­che me pa­re­ce una aman­te ma­ra­vi­llo­sa”.

Nun­ca me­jor di­cho. Bioy Ca­sa­res su­po lle­var su pa­sión por los au­tos ‒con nos­tal­gia pe­ro tam­bién con mu­cho hu­mor‒ a mu­chas de las pá­gi­nas de su ex­ten­sa y par­ti­cu­lar obra. Una pa­sión que, jun­to con la li­te­ra­tu­ra, con­ju­gó con otra: las mujeres. Se lee en sus Memorias: “Me con­tó que la no­che que nos cru­za­mos en la ca­lle Mon­te­vi­deo so­ñó que yo la ro­ba­ba en un au­to­mó­vil Pac­kard. Me sen­tí ha­la­ga­do, so­bre to­do por mi pa­pel en el sue­ño, pe­ro tam­bién por el au­to­mó­vil. La va­ni­dad es bas­tan­te gro­se­ra”. Y es un Pac­kard, pre­ci­sa­men­te, el mo­de­lo que se des­ba­rran­ca “es­pec­ta­cu­lar­men­te, con al­go hu­mano en la caí­da”, en uno de sus me­jo­res cuen­tos, Ca­var un fo­so.

Por otro la­do, en El sue­ño de los hé­roes Bioy nom­bra a un Lin­coln y a La Cha­ti­ta, “un vie­jo Lan­cia ver­de, en el que Lam­brus­chi­ni ha­bía subs­ti­tui­do la ca­rro­ce­ría por una ca­bi­na y una ca­ja des­cu­bier­ta”, y, en­tre otros (co­mo el bel­ga F.N y el ar­gen­tino Ana­sa­gas­ti) al

Au­burn del Ru­bio, quien lle­va a Cla­ra por los ca­mi­nos del bos­que mien­tras in­ten­tan en­con­trar a Emilio Gau­na. El Ru­bio dice

que el Au­burn “no es feo: ocho ci­lin­dros, cien­to quin­ce ca­ba­llos de fuer­za, una ve­lo­ci­dad in­creí­ble”, des­pués de acla­rar que se pa­sa to­do el tiem­po pen­san­do en

mujeres y en au­to­mó­vi­les. Y agre­ga: “¿Y usted cree que en­tien­do de me­cá­ni­ca? Ni una pa­la­bra. Si se nos des­com­po­ne el ca­rro­ma­to, no es­pe­re na­da de mí, hay que de­jar­lo aban­do­na­do en la ca­lle. Es­toy en la li­te­ra­tu­ra del au­to­mó­vil; no en la cien­cia”.

Si­tua­do emo­cio­nal y men­tal­men­te en una ado­les­cen­cia do­ra­da has­ta el úl­ti­mo día de su vi­da, Adol­fo Bioy Ca­sa­res via­ja en la eter­ni­dad ‒a 104 años de su na­ci­mien­to- a bor­do de un her­mo­so au­to­mó­vil, con una her­mo­sa mu­jer de acom­pa­ñan­te.

Bioy Ca­sa­res for­ma par­te del gru­po ilus­tre de es­cri­to­res ar­gen­ti­nos. En la foto de la de­re­cha, jun­to a su es­po­sa, la re­co­no­ci­da poe­ti­sa, Silvina Ocam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.