CON­TAC­TO:

Parabrisas - - SUMARIO -

Piag­gio MP3

La va­rian­te más ci­ta­di­na de es­ta fa­mi­lia lle­ga pa­ra co­lar­se en­tre los scoo­ter pre­mium ofre­cien­do ma­yor es­ta­bi­li­dad y seguridad de con­duc­ción pa­ra el pi­lo­to y su even­tual se­gun­do de a bor­do. Se im­pul­sa por un mo­tor mo­no­ci­lín­dri­co de 22,7 CV: bue­na res­pues­ta en el pu­ño de­re­cho.

Fun­da­da por Ri­nal­do Piag­gio en 1884, ini­cial­men­te la com­pa­ñía se de­di­có a la fa­bri­ca­ción de lo­co­mo­to­ras y va­go­nes. Pe­ro, du­ran­te la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, cen­tró sus es­fuer­zos en la pro­duc­ción de avio­nes, lo cual se ex­ten­dió en la se­gun­da con­tien­da bé­li­ca has­ta que su plan­ta de Pon­te­ve­dra fue des­trui­da por los bom­bar­deos alia­dos. Tras el con­flic­to, la gol­pea­da eco­no­mía ita­lia­na y el la­men­ta­ble es­ta­do de los ca­mi­nos no ayu­da­ron al re­na­ci­mien­to del mer­ca­do del au­to­mó­vil. En­ri­co Piag­gio, hi­jo del fun­da­dor de la mar­ca, de­ci­dió aban­do­nar el sec­tor ae­ro­náu­ti­co con el pro­pó­si­to de afron­tar la ur­gen­te ne­ce­si­dad so­cial de con­tar con un me­dio de trans­por­te eco­nó­mi­co. La idea era di­se­ñar un vehícu­lo ba­ra­to pa­ra las ma­sas.

Es­te pró­lo­go ha­bla ob­via­men­te del na­ci­mien­to de la Ves­pa, que se lan­zó al mer­ca­do en 1946 y que rá­pi­da­men­te su­pe­raría el mi­llón de uni­da­des pro­du­ci­das. El pe­que­ño scoo­ter se trans­for­ma­ría, con el co­rrer de los años, en uno de los mo­de­los más exi­to­sos y en­tra­ña­bles de la his­to­ria. Exac­ta­men­te 60 años des­pués de aquel hi­to, Piag­gio lan­zó mun­dial­men­te el MP3 un no­ve­do­so vehícu­lo de tres rue­das que con­ta­ba con dos rue­das en el eje de­lan­te­ro y no en el tra­se­ro, a di­fe­ren­cia de al­gu­nos mo­de­los co­no­ci­dos has­ta esa épo­ca. De es­ta for­ma, era tan es­ta­ble co­mo un au­to y ga­na­ba seguridad en sue­los de po­ca ad­he­ren­cia y as­fal­tos en mal es­ta­do, sin de­jar de la­do la agi­li­dad que ca­rac­te­ri­za­ba a los vehícu­los de dos rue­das.

Jo­ven

La ver­sión Yourban LT 300 con que rea­li­za­mos es­ta to­ma de con­tac­to es la va­rian­te de con­fi­gu­ra­ción más ágil de la ga­ma. Es­te vehícu­lo com­pac­to de tres rue­das es­tá di­ri­gi­do a un pú­bli­co jo­ven que bus­ca un plus de seguridad res­pec­to de los scoo­ters tra­di­cio­na­les, pe­ro que tam­bién sea di­ver­ti­do de con­du­cir. Se­du­ce por su es­ti­lo, ca­rac­te­ri­za­do por una lí­nea ele­gan­te, con un fron­tal agre­si­vo y una par­te tra­se­ra afi­la­da.

Es com­pac­to, mo­derno y di­ná­mi­co, y ofre­ce to­do el con­fort de un GT gra­cias a su am­plio asien­to, con dos ni­ve­les se­pa­ra­dos que ase­gu­ran un al­to gra­do de con­fort (aun­que es al­go du­ro el mu­lli­do). Mien­tras, el pa­sa­je­ro dis­po­ne de unos có­mo­dos es­tri­bos ex­tra­íbles. El hue­co de­ba­jo del asien­to, de ge­ne­ro­sas di­men­sio­nes, per­mi­te al­ber­gar has­ta dos cas­cos del ti­po jet. En la par­te in­te­rior del es­cu­do se en­cuen­tra un dis­cre­to gan­cho pa­ra col­gar bolsas.

El ta­ble­ro es com­ple­to y le­gi­ble, gra­cias a una ilu­mi­na­ción azu­la­da, y per­mi­te te­ner siem­pre dis­po­ni­ble to­da la in­for­ma­ción. El cua­dro lo for­man tres ele­men­tos circulares (ve­lo­cí­me­tro, tem­pe­ra­tu­ra del re­fri­ge­ran­te y ni­vel de com­bus­ti­ble), con un mo­derno dis­play LCD con fun­cio­nes de cuen­ta­ki­ló­me­tros, re­loj di­gi­tal, car­ga de la ba­te­ría, tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te y una se­rie de tes­ti­gos es­pe­cí­fi­cos, jun­to con el del sis­te­ma de blo­queo de la sus­pen­sión de­lan­te­ra Roll-Lock (pa­ra es­ta­cio­nar sin te­ner que uti­li­zar el ca­ba­lle­te) y de blo­queo del freno de es­ta­cio­na­mien­to.

Ágil

El Yourban LT equi­pa un mo­tor mo­no­ci­lín­dri­co de 278 cm3, de cua­tro tiem­pos, con cua­tro vál­vu­las con in­yec­ción elec­tró­ni­ca, el cual desa­rro­lla una po­ten­cia má­xi­ma de 22,7 CV a 7.500 rpm con un par má­xi­mo de 2,45 kgm a 5.750 rpm, ci­fras que

ase­gu­ran una rá­pi­da res­pues­ta del ace­le­ra­dor y pres­ta­cio­nes más que sa­tis­fac­to­rias, con­vir­tién­do­se en un me­dio ideal pa­ra afron­tar el con­ges­tio­na­do trá­fi­co ur­bano y tam­bién los des­pla­za­mien­tos de me­dia dis­tan­cia con to­tal co­mo­di­dad, ya sea só­lo o a dúo.

Des­de el pun­to de vis­ta di­ná­mi­co, la re­duc­ción de pe­so res­pec­to al Piag­gio MP3 de mis­ma ci­lin­dra­da es muy per­cep­ti­ble tan­to en los mo­vi­mien­tos en pa­ra­do co­mo en mar­cha. La sen­sa­ción de agi­li­dad es­tá pre­sen­te en to­do mo­men­to, prin­ci­pal­men­te en ma­nio­bras a ba­ja ve­lo­ci­dad y en cam­bios rá­pi­dos de di­rec­ción. Es muy fá­cil de lle­var y bas­ta con re­co­rrer al­gu­nos me­tros pa­ra prác­ti­ca­men­te ol­vi­dar­se de la exis­ten­cia de la do­ble rue­da de­lan­te­ra. No es una exa­ge­ra­ción: se con­du­ce ca­si co­mo a un scoo­ter con­ven­cio­nal.

De to­das for­mas, la men­cio­na­da do­ble rue­da de­lan­te­ra con un es­que­ma de sus­pen­sión de cua­dri­lá­te­ro ar­ti­cu­la­do per­mi­te ex­pe­ri­men­tar una ma­yor es­ta­bi­li­dad en cur­va, be­ne­fi­cián­do­se de una ad­he­ren­cia ab­so­lu­ta. En es­ta ase­ve­ra­ción tam­bién co­la­bo­ra la con­fi­gu­ra­ción ti­ran­do a “du­ri­ta” de la sus­pen­sión pos­te­rior (sí, en ciu­dad pue­de pe­car de al­go blan­da).

Pa­sa por los mis­mos lu­ga­res que un scoo­ter y su an­cho vie­ne da­do por las di­men­sio­nes del ma­ni­llar, so­lo hay que te­ner cui­da­do al ro­dar muy cer­ca de los cor­do­nes, ya que es co­mún dar­le sin que­rer con una de las rue­das de­lan­te­ras. En ma­te­ria de fre­nos, el con­jun­to com­pues­to por tres dis­cos ‒de 240 mm‒ y el pe­dal de ac­ción com­bi­na­da ubi­ca­do so­bre la pla­ta­for­ma de­lan­te­ra (por un te­ma de ho­mo­lo­ga­ción más que de se seguridad) que ac­cio­na la fre­na­da in­te­gral ofre­cen una res­pues­ta efi­caz en to­do ti­po de si­tua­cio­nes.

Al igual que los de­más MP3 de la fa­mi­lia LT, el Yourban 300 se pue­de con­du­cir con el re­gis­tro pa­ra au­tos (de­bi­do a que es­tán ho­mo­lo­ga­dos co­mo “tri­ci­clos a mo­tor), pa­ra que to­dos pue­dan dis­fru­tar de las ven­ta­jas de es­te me­dio de trans­por­te ágil, muy ma­nio­bra­ble, se­gu­ro y ade­más di­ver­ti­do.

Lla­ma la aten­ción por su tec­no­lo­gía de dos rue­das de­lan­te­ras. El ta­ble­ro es muy com­ple­to y de fá­cil lec­tu­ra.El an­cho del ma­ni­llar es la re­fe­ren­cia pa­ra el ma­ne­jo. Ve­lo­ci­dad má­xi­ma ............ >120 km/h Po­ten­cia de­cla­ra­da................. 22,7 CV Pe­so de­cla­ra­do..........................211 kg Pre­cio .................................U$S 11.000

Se ma­ne­ja co­mo un scoo­ter, pe­ro es en las cur­vas don­de se ad­vier­te el aga­rre que le otor­gan las dos rue­das de­lan­te­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.