Bom­ba de agua eléc­tri­ca

El pri­mer fa­bri­can­te en ins­ta­lar­la fue BMW en 2013. Des­de en­ton­ces va­rios cons­truc­to­res más co­lo­can en sus mo­to­res es­te ti­po de bom­ba y se es­ti­ma que su apli­ca­ción se­rá ma­si­va den­tro de po­cos años, pa­ra to­do ti­po de mo­to.

Parabrisas - - SUMARIO -

Con la bom­ba eléc­tri­ca no so­lo se eli­mi­na la im­pul­sión por co­rrea, sino que, lo más im­por­tan­te, tra­ba­ja de acuer­do a las con­di­cio­nes de fun­cio­na­mien­to de la má­qui­na y sus ne­ce­si­da­des con su­ma pre­ci­sión. Por ejem­plo, en el mo­tor de la pick-up Dod­ge Du­ran­go, la bom­ba no fun­cio­na cuan­do­las­tem­pe­ra­tu­ras­del­mo­tor son muy ba­jas, por ejem­plo, du­ran­te el arran­que en frío con tem­pe­ra­tu­ras ex­te­rio­res a me­nos de 10ºC y se po­ne en fun­cio­na­mien­to si la pick-up al­can­za más de 50 km/h y la tem­pe­ra­tu­ra del lí­qui­do de en­fria­mien­to de la plan­ta mo­triz lle­ga a los 110ºC. De es­te mo­do el mo­tor se ca­lien­ta más rá­pi­da­men­te, se aho­rra com­bus­ti­ble por­que no se ex­traen ca­ba­llos de fuer­za del mo­tor, y se re­du­cen las emi­sio­nes. To­do agre­ga­do a que el pro­pul­sor su­fre me­nos des­gas­te. Es­tas bom­bas son mo­ni­to­rea­das en tiem­po real por la compu­tado­ra del mo­tor (ECU), la que tam­bién en­vía las ór­de­nes co­rres­pon­dien­tes. Asi­mis­mo hay bom­bas de agua eléc­tri­cas au­xi­lia­res que ha­cen cir­cu­lar lí­qui­do por las ca­mi­sas del tur­bo­com­pre­sor en los mo­to­res so­bre­ali­men­ta­dos, pa­ra pro­te­ger a los co­ji­ne­tes de di­cho com­po­nen­te cuan­do se de­tie­ne el mo­tor y el tur­bo si­gue ro­tan­do por al­gu­nos se­gun­dos, su­fi­cien­tes pa­ra da­ñar los de­li­ca­dos co­ji­ne­tes cuan­do la acu­mu­la­ción de ca­lor es ex­ce­si­va. Es­tas bom­bas con­tie­nen en su in­te­rior un pe­que­ño mo­tor eléc­tri­co que fun­cio­na con 12 V (en los más avan­za­dos mo­de­los con 48 V) y que es de ré­gi­men va­ria­ble. No de­be­mos de­jar de des­ta­car que un cir­cui­to de en­fria­mien­to por lí­qui­do do­ta­do de bom­ba eléc­tri­ca pue­de di­se­ñar­se de una ma­ne­ra que otor­ga más fle­xi­bi­li­dad, da­do que por ejem­plo se pue­de ubi­car la bom­ba en di­fe- ren­tes par­tes del re­cin­to de mo­tor. Ade­más, y cuan­do la bom­ba no fun­cio­na, el mo­tor desa­rro­lla más tor­que y per­mi­te una me­jor aceleración. Es­ta bom­ba eléc­tri­ca po­dría fa­llar even­tual­men­te, lo que ha­ce en­cen­der un tes­ti­go lu­mi­no­so en el ta­ble­ro. En el ta­ller del con­ce­sio­na­rio o en un ta­ller muy bien equi­pa­do, la bom­ba se pue­de con­tro­lar rá­pi­da­men­te a tra­vés de sis­te­mas de diag­nós­ti­co compu­tado­ri­za­dos. Por lo ge­ne­ral, una fa­lla en la bom­ba eléc­tri­ca exi­ge su re­em­pla­zo por otra ori­gi­nal.

La bom­ba de agua eléc­tri­ca Pier­burg que se ins­ta­la en mo­to­res de BMW y otras mar­cas.

Con­trol óp­ti­co de la bom­ba de agua eléc­tri­ca du­ran­te su fa­bri­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.