To­da­vía no se va

Re­sis­te al pa­so del tiem­po en mo­de­los de an­te­rior ge­ne­ra­ción, aque­llos que po­bla­ron nues­tras ca­lles en las dé­ca­das de 1960 y 1970.

Parabrisas - - TALLER PRINCIPIANTES -

SIS­TE­MA DE CAR­GA CON DÍ­NA­MO

Si bien es cier­to que des­de ha­ce va­rias dé­ca­das ya no se uti­li­za la dí­na­mo pa­ra car­gar la ba­te­ría en el sis­te­ma eléc­tri­co de los au­to­mó­vi­les, por­que fue re­em­pla­za­da por el al­ter­na­dor, tam­bién es ver­dad que en nues­tro país, prin­ci­pal­men­te en el in­te­rior, to­da­vía cir­cu­lan uni­da­des de an­te­rio­res ge­ne­ra­cio­nes que in­cor­po­ran la dí­na­mo y el re­gu­la­dor de vol­ta­je elec­tro­me­cá­ni­co. Prin­ci­pal­men­te ve­mos a la dí­na­mo en Ras­tro­je­ros, uni­da­des de IKA co­mo el Jeep y picks-ups de Che­vro­let y Ford , en­tre mu­chos otros mo­de­los, to­dos de las dé­ca­das de los años 1960 y 1970. De­bi­do a la di­fi­cul­tad pa­ra to­mar co­rrien­te del in­du­ci­do con sus com­pli­ca­dos bo­bi­na­dos, y a los pro­ble­mas de en­fria­mien­to, la in­ten­si­dad má­xi­ma de la dí­na­mo no sue­le so­bre­pa­sar los 30 am­pe­rios, ni su ré­gi­men las 9.000 rpm. En los mo­to­res que al­can­zan un má­xi­mo de 6.000 rpm., la dí­na­mo sue­le gi­rar una y me­dia ve­ces más rá­pi­do que el mo­tor. La dí­na­mo co­mien­za a car­gar nor­mal­men­te a par­tir de las 1.200 rpm., por lo que, con el mo­tor a mar­cha len­ta, por ejem­plo a 600 rpm., la dí­na­mo no car­ga­rá la ba­te­ría, lo que pu­die­ra ser un in­con­ve­nien­te al cir­cu­lar en ciu­dad. En es­te ca­so se en­cien­de la lám­pa­ra de car­ga en el ta­ble­ro de ins­tru­men­tos, que se apa­ga­rá cuan­do co­mien­za la car­ga de la ba­te­ría. Si el au­to­mó­vil po­see un am­pe­rí­me­tro, se ob­ten­drán re­gis­tros exac­tos. Es­te ge­ne­ra­dor cons­ta de una car­ca­saex­te­rior­con­do­se­lec­tro­ima­nes dia­me­tral­men­te opues­tos, ca­da uno for­ma­do por una ma­sa po­lar y una bo­bi­na in­duc­to­ra. En­tre los ima­nes gi­ra un in­du­ci­do, que ge­ne­ral­men­te po­see 28 bo­bi­nas de alam­bre de co­bre in­de­pen­dien­tes. Los ex­tre­mos de las bo­bi­nas es­tán uni­dos a los seg­men­tos de co­bre que for­man el co­lec­tor. Dos es­co­bi­llas de car­bón ro­zan con­ti­nua­men­te con el co­lec­tor, pa­ra to­mar la co­rrien­te con­ti­nua que sa­le por los ter­mi­na­les. Co­mo la co­rrien­te que sa­le de la dí­na­mo­au­men­ta­con­las­re­vo­lu­cio­nes del mo­tor, ne­ce­si­ta una uni­dad de re­gu­la­ción. Es­ta uni­dad li­mi­ta el vol­ta­je de sa­li­da a unos 15 vol­tios, pa­ra que no se so­bre­car­gue la ba­te­ría ni se da­ñen los com­po­nen­tes eléc­tri­cos del au­to­mó­vil. El re­gu­la­dor elec­tro­me­cá­ni­co in­cor­po­ra tres pe­que­ños bo­bi­na­dos: uno pa­ra el re­gu­la­dor de vol­ta­je, otro pa­ra in­ten­si­dad de co­rrien­te, y el res­tan­te pa­ra el dis­yun­tor que evi­ta que la ba­te­ría se des­car­gue a tra­vés del ge­ne­ra­dor. La dí­na­mo, al igual que el al­ter­na­dor, es ac­cio­na­da des­de el mo­tor a tra­vés de una co­rrea de im­pul­sión. Una tí­pi­ca dí­na­mo con el re­gu­la­dor de vol­ta­je fi­ja­do en­ci­ma de ella. Re­gu­la­dor de vol­ta­je elec­tro­me­cá­ni­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.